Trump quiere que EE UU vuelva a la normalidad el 12 de abril

Trump explicó por qué citó justo la fecha del 12 de abril, la misma en la que caduca el veto a la entrada en EE.UU. de viajeros provenientes de la mayor parte de Europa, aunque es posible que este se alargue

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este martes que le gustaría que su país vuelva a la normalidad y las iglesias estén «llenas a rebosar» para el próximo 12 de abril, pese a que los expertos advierten que el coronavirus seguirá en auge para entonces.

«Me encantaría tener el país abierto y en funcionamiento para (el domingo de) Pascua, (el 12 de abril)», dijo Trump en una entrevista con la cadena Fox News.

«Esto ha sido muy doloroso para nuestro país y nos ha desestabilizado mucho, tenemos que volver a trabajar», agregó.

Quedan solo 19 días para el domingo de Pascua y muchos estados acaban de imponer sus cuarentenas para contener los contagios de coronavirus, pero Trump insistió en que hay que reactivar la economía.

«En mi opinión, va a morir mucha más gente si permitimos que esto continúe», aseguró el presidente.

Afirmó que el aumento del desempleo y la ruina financiera de algunos negocios provocará «miles de suicidios» si el país sigue paralizado mucho más tiempo.

«El domingo de Pascua es una fecha muy importante para mí, y pensé, ¿no sería genial tener todas estas iglesias llenas?», afirmó.

El mandatario opinó que sería «precioso» ver «las iglesias llenas a rebosar» a pesar de que las autoridades sanitarias advierten de que el pico de contagios por coronavirus tardará todavía en llegar en EE.UU., y es posible que coincida con las festividades de Pascua.

Sin embargo, mantener las medidas de aislamiento es algo que dependerá en definitiva de los gobernadores de cada estado, lo que puede generar una situación caótica en la que algunos territorios se centren en contener el coronavirus y otros decidan seguir las recomendaciones de Trump.

Recuperación de la economía

El presidente ya advirtió este lunes que «el remedio no puede ser peor que el problema» y que no se puede permitir que siga deteriorándose la economía, que hasta ahora había sido su principal baza para lograr la reelección en los comicios de noviembre.

«Cuanto más rápido volvamos (a la normalidad), mejor será», recalcó Trump, quien opinó que la economía puede «recuperarse con fuerza» si las medidas se revierten pronto.

De momento, Trump ha dicho que mantendrá hasta el próximo 30 de marzo, como estaba previsto, su recomendación de que los estadounidenses trabajen y se escolaricen desde casa siempre que sea posible, no acudan a bares o restaurantes y eviten reuniones de más 10 personas.

El demócrata Andrew Cuomo, que gobierna Nueva York -el estado más afectado por la crisis de coronavirus-, advirtió este martes en un tuit que no se debería «poner precio a la vida humana» o «hablar de darwinismo social por el bien de los mercados de valores».

Tump insistió en que todos los años «se pierde a miles y miles de personas por la gripe, y el país no se cierra por eso».

Y opinó que la gente puede volver al trabajo y aún así «aplicar medidas sensatas», como «la distancia social y lavarse las manos», a pesar de lo contagioso que es el COVID-19.

Más de 44.000 personas han contraído el coronavirus en EE UU y al menos 544 han muerto, según el recuento oficial.

La curva de contagios se acelera drásticamente cada día en el país.