Gigante automovilístico y fabricante de Iphone se unen por la conectividad y el entretenimiento a bordo

Stellantis y Foxconn desarrollarán ayudas a la conducción y búsqueda de información, ocio o comercio electrónico por parte de los pasajeros

Gigante automovilístico y fabricante de Iphone se unen por la conectividad y el entretenimiento a bordo

El mercado automotriz continúa moviéndose vertiginosamente hacia la evolución de nuevos tipos de vehículos, que obligan a desarrollos tecnológicos para los que las empresas no estaban preparadas, por eso, las compañías tradicionales se están aliando con otras cuyo campo de acción son la informática y las telecomunicaciones.

Movido por lo que son necesidades mutuas y la posibilidad de un gran negocio, el gigante automovilístico Stellantis y el fabricante electrónico Foxconn anunciaron este martes 18 de mayo una alianza estratégica para desarrollar habitáculos digitales que prometen revolucionar la forma de conducir y vivir los vehículos.

Los dos grupos crearán una empresa conjunta, con participación al 50%, para desarrollar un conjunto de sistemas y programas informáticos que se emplearán en todas las marcas de Stellantis y se ofrecerán a otros constructores, según indicaron en una rueda de prensa en línea, reseñó Efe.

Stellantis nació en enero pasado y agrupa marcas como Peugeot, Jeep, Fiat, Chrysler, Citroën u Opel, mientras que la taiwanesa Foxconn es, entre otras cosas, el principal fabricante de productos con la marca Apple.

El consejero delegado de Stellantis, Carlos Tavares, dijo que la alianza se enmarca en el objetivo de su empresa de “transformarse rápido y a fondo”, y recalcó que “el software está en el corazón de esta transformación”.

La nueva compañía, que se llamará Mobile Drive y tendrá su sede en Países Bajos, desarrollará programas informáticos de ayuda a la conducción y para el infoentretenimiento a bordo.

Todo esto “va a cambiar la forma en que diseñamos nuestros coches, la frecuencia con la que los actualizamos y hasta su ciclo de vida útil”, recalcó el ejecutivo portugués que dirige Stellantis.

Young Liu, presidente de Foxconn, destacó la experiencia de su compañía en el desarrollo de equipos electrónicos y de los programas electrónicos que les dan vida. “Los vehículos del futuro serán diseñados en función del software”, explicó.

La nueva compañía entrará en un nuevo modelo de negocio, impulsado por el uso de los datos de los automóviles ya en las carreteras y de la inteligencia artificial, explicó el responsable de software de Stellantis, Yves Bonnefont.

Además, también se avanzará en el desarrollo de pantallas y aplicaciones para los pasajeros de los vehículos, independientemente de la acción del conductor. El resultado final será la creación de conjuntos de infoentretenimiento y ayudas a la conducción, aprovechando la tecnología en la nube y las capacidades del 5G.

Esos sistemas ofrecerán desde ayudas a la conducción y conducción autónoma, hasta la búsqueda de información, ocio o comercio electrónico por parte de los pasajeros, que tendrán pantallas propias también en los asientos traseros.

Ingenieros de ambas compañías están ya trabajando conjuntamente en el desarrollo de los primeros proyectos, aunque en la presentación se evitó cuidadosamente hablar de fechas concretas en las que se podrían ver los primeros resultados de esta cooperación.