Venezuela

"El gobierno se está tumbando solo", dijo Ledezma antes de caer preso

En una de sus últimas entrevistas para televisión antes de ser preso por la policía política del gobierno de Nicolás Maduro, el alcalde Metropolitano y dirigente de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Antonio Ledezma, había abogado un vez más por un cambio en el gobierno venezolano, siempre en el marco de la Constitución Nacional y las leyes.

Publicidad
Foto Agencia EFE

La crisis de Venezuela es de parto, no significa tumbar al gobierno. Nosotros no estamos tumbando a nadie, el gobierno se está tumbando solo”, había dicho Ledezma.

También vaticinaba más conflictos sociales en un entorno de dura crisis económica y cierre de espacios para la disidencia.

“Hay que decir que la protesta está consagrada en la Constitución Nacional (como un derecho fundamental) y en esta circunstancia en la que está el país, las protestas son un recurso de legítima defensa”, dio Ledezma en la extensa entrevista para el programa Análisis Venezolano del canal por cable e Internet El Venezolano TV.

La entrevista fue difundida originalmente el 9 de febrero, dos días antes de la publicación de un comunicado en el diario El Nacional con el título «Llamado a los venezolanos a un acuerdo nacional para la transición», firmado por Ledezma, María Corina Machado y Julio Borges, tres de los líderes de la MUD.

Horas después de la prisión de Ledezma, Maduro esgrimió el 19 de febrero ese texto como «una prueba» de lo que calificó como una conspiración golpista contra su gobierno.

Ledezma dijo en la entrevista televisada de nuevo el 20 de febrero que las protestas son un derecho “sobre todo cuando las instituciones a las que pudiera apelar cualquier ciudadano cuando siente que sus garantías están siendo soslayadas no responden a los requerimientos de ese ciudadano».

«Si vas a la Fiscalía a hacer una denuncia, terminas preso, si vas a la Defensoría, tienes más bien que buscar a alguien que te defienda de ese defensor”, dijo el alcalde.

Reprochó además como “un crimen de lesa humanidad” una resolución del ministro de la Defensa Vladimir Padrino López, que permite el uso de armas de fuego para reprimir manifestaciones, inclusive pacíficas.

“La cara fea de la represión es la intolerancia. Todos los días va a haber protestas, van a ser inevitables, la protesta cívica” de esos ciudadanos que ponen a hacer cola, a ese que no le alcanza lo que gana o recibe por una pensión para comprar pastillitas de remedio, dijo.

“Nos han devaluado la vida y el presidente Maduro responde con más represión, más autoritarismo, más controles”, dijo Ledezma al afirmar que según encuestas más del 90% de los venezolanos “quiere un cambio ya, en democracia”.

Ledezma también había rechazado de manera vehemente las acusaciones de “golpistas” usadas por el gobierno de Nicolás Maduro para atacar a sus adversarios.

“No vamos a salir de esta crisis buscando un atajo, que pudiera terminar siendo peor el remedio que la enfermedad”, dijo Ledezma.

“Cuando se nos trata de colocar el mote de golpistas decimos que el golpe es malo venga de donde venga, y que golpistas son precisamente los que están ejerciendo el poder, que fueron los que irrumpieron contra la Constitución Nacional (en 1992) y mire lo caro que le ha salido al país ese invento, esa búsqueda de mesías”, agregó.

“Los que ahora gobiernan se presentaron en el año 92 como los salvadores, los redentores, como esos ilusionistas que te venden una suerte de isla de la fantasía que lo que esconde es la paila del infierno, donde en este momento estamos muchos venezolanos, tratando de salvar la vida de la democracia”, agregó.

Antes de la detención de Ledezma se habían hecho más evidentes las divisiones y discrepancias entre opositores. Algunos han convocado a marchas y manifestaciones pacíficas en la calle, otros líderes han pedido anticipar las elecciones presidenciales, otros llamar a una Asamblea Constituyente, otros unas elecciones primarias para escoger candidatos a las elecciones parlamentarias, algunos quieren acompañar a los estudiantes y manifestantes espontáneos en la calle.

“Una solución sería adelantar las elecciones presidenciales. Otra tesis es la renuncia de Maduro, está en la Constitución Nacional y que se facilite la búsqueda de soluciones compartidas a esta crisis gravísima que tiene el país”, dijo.

“El tema actualmente es que Maduro luce irresoluto. Ese señor no está en capacidad de gobernar los destinos del país. No es capaz de unificar ni siquiera a su propio partido, mucho menos al país”, dijo.

“Una cosa es la agenda electoral y otra es la agenda política. En estas circunstancias la agenda de la oposición tiene que ser una agenda política”, resumió.

“La oposición la única forma de poder responder es demostrando que no solamente merecemos votos sino respecto, que la gente confíe en nosotros y que somos una garantía de cambio para los venezolanos”, agregó.

Pocas horas después de la detención de Ledezma por parte de un comando armado del Sebin (Servicio Bolivariano de Inteligencia) la dirigencia opositora que lo acompaña en la MUD respondió con varias declaraciones y eventos por separado, inclusive al menos tres ruedas de prensa y concentraciones no coordinadas.

En esta entrevista Ledezma había dejado entrever la fragmentación que existe en la MUD, una coalición variopinta donde son evidentes los pesos del personalismo.

“Una unidad sincera es indispensable. No hacerlo sería un crimen político histórico tan repudiable como lo que vienen haciendo los señores del gobierno con la confianza que le dieron los venezolanos”, dijo.

“Tiene que haber un mínimo de sensatez. Esta es una hora de verdadera unidad. Ese tema de las candidaturas presidenciales es una insensatez. En este momento no hay que estar hablando de candidaturas, es un momento de reconocer todo el liderazgo de la oposición, sumar esfuerzos”, reprochó.

“Porque la crisis es tan profunda y sus dificultades generan un peso descomunal que hay que meterle el hombro para poder llevar adelante la solución. La silla de Miraflores ya no va a ser para sentarse sobre ella sino para ver entre todos cómo la sostenemos. Y al gobierno que venga con el hombre o la mujer que vaya a presidir los destinos el país va a requerir de una base de concertación nacional”, agregó.

“Si nosotros no somos capaces de unirnos en este momento aunque sea para organizar una marcha como vamos a ser capaces de recuperar a Pdvsa” se preguntó.

Abogó por la participación de todo el mundo vengan de donde venga en ese proceso de concertación, que debe incluir inclusive a los chavistas de base.

“Hay un sentimiento llamado chavismo. Tu no puedes desaparecer esa gente por arte de magia. Si nosotros estamos diciendo que lo que le reprobamos a este gobierno es la intolerancia, que no estamos de acuerdo con el esquema de un modelo económico autoritario de un pensamiento único y partido único, tenemos que presentar el verdadero contraste: libertad de expresión, pluralidad, alternabilidad”, resumió.

Sobre las propuestas de la oposición, dijo que el gran proyecto del gobierno que venga “es respetar la Constitución Nacional. Con eso basta y sobra”

“El presidente que asuma el poder nada más con comprometerse a respetar que aquí habrá derecho de propiedad, libertad de expresión, que en Venezuela se va a retomar el proceso de descentralización, que esta va a ser una república civil, y cada quien va a estar sometido al imperio de la ley este país va a dar un gran salto para reconciliarnos los unos con los otros, lo que es necesario, para retomar la senda del progreso”, dijo.

Pero Ledezma ya había dejado entrever que el panorama en Venezuela de los próximos meses va a ser complejo, incluso desde el punto de vista de la oposición, que dice ser hoy mayoría.

“La unidad no es que queramos unirnos. Esto no es una invitación optativa. Es una obligación. Sería una irresponsabilidad que no trabajáramos unidos, la unidad es lo que permite una estrategia coherente que necesitamos frente a un gobierno que ha perdido el rumbo. Necesitamos una oposición que sea una alternativa de cambio, decirlo sin mentiras: sí, queremos asumir el poder por la vía constitucional, por la vía democrática”, dijo.

Publicidad
Publicidad