VIDEO | Escasez de combustible y fraude de Petrocaribe genera caos en Haití

Puerto Príncipe es epicentro de manifestaciones. La razón: sus habitantes exigen al gobierno local el abastecimiento de combustible. En la capital de Haití las personas no solo buscan se regule el suministro, también quieren la renuncia del presidente Jovenel Moïs.

En medio del caos, el nombre del mandatario salió a la luz no solo por la falta de respuestas ante la exigencia de su pueblo, el funcionario se encuentra en el ojo del huracán por supuestamente encabezar un entramado de corrupción vinculado a Petrocaribe, programa del gobierno chavista para entregar petróleo subsidiado a países del Caribe.

Pero la justicia local dio el paso e hizo comparecer a Laurent Lamothe, exprimer ministro, sobre la malversación valorada en $2.000 millones.

Desde el poder, Moïs ha negado en repetidas oportunidades su nexo con el caso y prometido una investigación; sin embargo, en las calles la petición se sostiene.

En algunos puntos de la zona metropolitana de Puerto Príncipe se registraron incendios de neumáticos, barricadas, bloqueo de carreteras, lanzamiento de piedras y manifestaciones espontáneas en las inmediaciones de las gasolineras.

En algunas de esas protestas, manifestantes gritaban pidiendo la salida del presidente, acusándolo de ser el responsable de la situación, que ha causado largas colas en las gasolineras que permanecían abiertas en las últimas dos semanas.

Las actividades empresariales estaban paralizadas en el centro de la capital haitiana, mientras que algunos camioneros se quejaron de no poder llegar al puerto o al centro por los cortes de carretera.

Las protestas se desataron por los retrasos en el envío de dos cargamentos de combustible que el Gobierno haitiano prometió que llegarían este lunes a los surtidores, para paliar la crisis de abastecimiento.

Con información de EFE

OPS pronóstica tsunami de casos de coronavirus en América

En el continente ya se confirmaron más de 247.473 casos hasta la fecha, la mayoría concentrados solo en Estados Unidos, y al menos 5.600 fallecidos por culpa de la pandemia. Aun así, la directora de la oficina regional de la Organización Mundial de la Salud espera que más casos se revelen próximamente en cantidades abrumadoras