<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

WhatsApp aclara: lo que se comparte en WhatsApp se queda en WhatsApp

Ante la avalancha de críticas de los usuarios, la red social emitió un comunicado asegurando que los mensajes siguen encriptados, que las llamadas siguen siendo privadas y que ni ellos ni Facebook pueden compartir nada

WhatsApp aclara: lo que se comparte en WhatsApp se queda en WhatsApp

Con su nueva política de privacidad, WhatsApp cayó en el centro de la polémica. El temor de los usuarios a que sus mensajes sean compartidos con otras redes como Facebook o a que, simplemente, se perdiera el dominio sobre lo compartido, hizo que muchos buscaran migrar de la red social.

La avalancha de críticas mundiales ha sido tal, que WhatsApp se vio obligado a emitir un comunicado en el que garantiza que la privacidad sigue intacta, que los mensajes siguen cifrados y que nadie puede compartirlos. En una frase: lo que se hace en WhatsApp se queda en WhatsApp.

No hay que desestimar la diáspora de usuarios. El director de la red social rival Telegram, el ruso Pável Dúrov, afirmó que en las últimas 72 horas se han inscrito 25 millones de nuevos usuarios. Ya tiene más de 500 millones. Whatsapp tiene 2 mil millones y todos recibieron el aviso de las nuevas políticas de privacidad.

El comunicado (traducido por nosotros al español) tiene siete puntos, donde ratifican su compromiso férreo con la privacidad. Dicen lo siguiente:

No podemos ver sus mensajes privados ni escuchar sus llamadas, ni tampoco Facebook. Ni WhatsApp ni Facebook pueden leer sus mensajes o escuchar sus llamadas con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo en WhatsApp. Lo que sea que comparta, queda entre ustedes. Eso es porque sus mensajes personales están protegidos por un cifrado de extremo a extremo. Nunca debilitaremos esta seguridad y etiquetamos claramente cada chat para que conozca nuestro compromiso.

No guardamos registros de quiénes reciben mensajes o llamadas. Aunque tradicionalmente los operadores de telefonía móvil almacenan esta información, creemos que mantener estos registros para dos mil millones de usuarios sería un riesgo para la privacidad y la seguridad. No lo hacemos.

No podemos ver su ubicación compartida y tampoco Facebook. Cuando comparte su ubicación con alguien en WhatsApp, su ubicación está protegida por un cifrado de extremo a extremo, lo que significa que nadie puede ver su ubicación excepto las personas con las que la comparte.

No compartimos contactos con Facebook. Cuando el usuario nos da permiso, accedemos solo a los números de teléfono de la libreta de direcciones para que la mensajería sea rápida y confiable. No compartimos listas de contactos con otras aplicaciones que ofrece Facebook.

Los grupos siguen siendo privados. Utilizamos la membresía de grupos para enviar mensajes y proteger nuestro servicio del spam y el abuso. No compartimos esta información con Facebook con fines publicitarios. Nuevamente, estos chats privados están encriptados de extremo a extremo, por lo que no hay manera de que podamos ver su contenido.

Puede configurar sus mensajes para que desaparezcan. Para mayor privacidad, puede elegir configurar sus mensajes para que desaparezcan de los chats después de enviarlos.

Puede descargar sus datos. Puede descargar y ver qué información tenemos en su cuenta directamente desde la aplicación. Obtenga más información en este artículo del Centro de ayuda.

 

El 11 de abril de 2002, la historia sin fin

Han pasado 19 años y aún los lamentables sucesos del 11 de abril de 2002 se intrican como una maraña de mentiras. Unas pocas certezas, sin embargo, relucen: la renuncia de Chávez, sus lágrimas en la Orchila y los 19 muertos que dejó la impresionante marcha a Miraflores. El gobierno no ha querido saldar la deuda y de las 79 investigaciones abiertas solo cuatro llegaron a juicio