Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Parque eólico de Paraguaná: huracán de estafa chavista

portadilla-clímax-2
18/05/2015
|
TEXTO: JEANFREDDY GUTIéRREZ
|
INFOGRAFÍA: NATHALIE SAAD

Con los vientos alisios provenientes del mar Caribe, Venezuela posee uno de los mayores potenciales eólicos de todo el mundo. Sin embargo, de los 18 mil 500 megavatios prometidos en 2011, los parques de energia limpia anunciados desde 2006 han generado solo dudas, promesas cruzadas, incumplimientos y falta de información pública verificable

El 17 de noviembre de 2006, el presidente Hugo Chávez dijo: “El Parque Eólico de Paraguaná será el primero que inauguremos el próximo año”. La frase, hecho hoy historia o promesa rota, la ventiló en el acto de instalación de la piedra fundacional del proyecto energético. Lanzaba así la Misión Energía y prometió una red de parques eólicos.

Alejandro Granado, vicepresidente de refinación de PDVSA, salió del área de su competencia para asegurar que esta construcción provendría de tres años de estudios certificados. Proyectó una recta que cortó el aire: “Paraguaná posee el mayor potencial eólico del mundo, con vientos entre 40 y 50 kilómetros por hora”. Esto se habría sabido gracias a la instalación de una antena y una estación meteorológica en Tacuato, Asubure y Los Taques (Amuay). El estudio arrojó que en Los Taques había vientos más constantes, en dirección y velocidad, con 10 metros por segundo.

El entonces gobernador de Falcón, Jesús Montilla, reveló que se aprovecharía la zona con desarrollos turísticos. Además, en respuesta a cómo sería la instalación del parque eólico, los molinos serían de tercera generación: más silenciosos y con menos períodos de giro, lo que reduce el impacto sobre aves así como transporte de semillas y polen. La inversión se elevaría a 200 millones de dólares.

Confesión al aire

En 2010, la autoridad regional era la esposa del exgobernador, Stella Lugo. Dijo que estarían listas las 24 torres con los 50 aerogeneradores en marzo. En julio, una nota oficial sorprendió: “PDVSA inició construcción del Parque Eólico de Paraguaná”. El tiempo, como el viento, corría indetenible, pero la obra no.
Durante 4 años, no se había hecho realmente nada. “Con un equipo de trabajo superior a 30 personas, se ha cimentado el primero de los 24 anclajes, los cuales corresponden a la primera fase”, afirmó Héctor González, gerente del proyecto. Los molinos vendrían de la empresa española Gamesa, proveedora de aerogeneradores AE61-1.320 kW.

Alí Rodríguez Araque, entonces Ministro de Energía Eléctrica, tampoco se mordió la lengua. Aseveró que el parque estaría a punto para el primer trimestre de 2011, transmitiendo al Sistema Interconectado Nacional. Esto implicaría no sólo torres y aerogeneradores, sino subestaciones y estaciones de transferencias.

Memoria histérica

En marzo del 2011, el alcalde de Amuay —municipio Los Taques de Falcón—, José Luís “Pepé” Iglesias, sostuvo que, una vez instaladas las 24 torres, se avanzaba en el primer aerogenerador. Y se puso detallista: se esperaban las primeras tres aspas para ese mismo mes. Como el exgobernador, no quiso quedarse corto, señaló que habría una segunda etapa con generadores a base de vapor de agua, que procurarían 750 megavatios más. Hasta el momento, nada de esta segunda obra se ha sabido, como tampoco de los desarrollos turísticos. “Estamos acelerando la construcción de Parque Eólico de Paraguaná para contar en el futuro con la turbogeneradora Josefa Camejo”, soltó “Pepe”.

En mayo el Correo del Orinoco anuncia que son 76 aerogeneradores, no 50, y tres de ellos ya estaban listos. Destacan las declaraciones de González, gerente general: “La meta es lograr el montaje de todos los componentes de los aerogenerados en el tiempo establecido”. Para más memoria histérica, más del comunicado: “González se mostró satisfecho con los resultados, porque se utilizaron de forma óptima el tiempo y los recursos”.

Cambios insólitos

Como si nada, AVN reprodujo tres meses después una nota que afirmaba que para “finales de 2012″ habría energía eólica en el país. Un detalle económico llama la atención: la inversión pasó de 200 millones de dólares a 58 millones de bolívares. ¿Reevaluación, error de transcripción, tasa de cambio preferencial?
El cable también señala al Parque Eólico La Guajira, que estaría a cargo directamente de Corpoelec y en vez de Gamesa, trabajaría con la argentina Impsa. El Director General de Energías Alternativas del Ministerio para la Energía Eléctrica, Alberto Urdaneta, refirió: “este proyecto hay 75 megavatios contratados, con una primera fase de 25 que deben entrar en servicio a principio del 2012”. 70 millones de dólares se invertirían.

De forma aún más insólita, según esta fuente oficial, hasta los vientos en Paraguaná se volvieron lentos: de los 10 metros por segundo de los estudios previos, ahora señalan que la zona posee “entre 7 y 9 mts/s, esto es, de 25 a 30 kilómetros por hora”.

Primera parte, incumplida

A finales del 2012, sin energía eólica transmitida, a pesar de los anuncios en campaña de la ahora reelecta gobernadora Stella Lugo, hubo más excusas. El gerente de Proyectos Mayores del Centro de Refinación Paraguaná, Luis Barberi, informó que como el viento en diciembre es tan lento se habían podido generar sólo 21 de los 30 Mw esperados con los primeros 23 aerogeneradores. Esto correspondería a “fases de prueba”. Apuntó, asimismo, que esta energía ya estaría siendo transmitida hacia la línea de 115 mil volteos por medio de la subestimación Judibana.

El blog La Quigua, desde Amuay, empezó a contrastar la versión oficial con vídeos y fotografías. En junio del 2013, contabilizó el siguiente avance: “Hay 17 generadores girando, 8 detenidos y 21 mástiles sin hélice”. Para más señas, colgó un video en Youtube

En la bitácora se niega que se esté transmitiendo energía por la ausencia de plantas de conversión eléctrica y transferencia.

Sin embargo, Barberii anunció “antes que culmine el 2012 los aerogeneradores estarán en funcionamiento”. Agregó además que los 22 aerogeneradores de una “tercera etapa” estarían para el segundo semestre de 2013.

Llegaron las piezas

La Revista eólica y del vehículo eléctrico suscribió en su web que más de un año después, el 22 de agosto de 2014, PDVSA anunció la llegada de los primeros componentes para estos 22 aerogeneradores. La publicación reseña la “interconexión” como algo por hacerse. Es decir, una tarea pendiente. “El proyecto también abarca la instalación de una subestación de 115 kilovatios, la infraestructura para la transmisión y la interconexión con el sistema eléctrico nacional”. Esto coincide con lo que Barberi le dijo al presidente Maduro en su programa en vivo de abril de este año, cuando aseguró que estaban esperando piezas de España y calculó que los avances de la obra eran de 89%.

A finales de septiembre 2014, el diputado por Primero Justicia, Julio Montoya, subió un video grabado desde el Parque, donde se notan fuertes vientos pero casi todos los aerogeneradores están paralizados, sin vigilancia ni avances. Montoya indignado recalca que la entidad sufre de apagones hasta tres veces todos los días.

Guri eólico

El Parque Eólico La Guajira ha corrido con mejor desempeño o suerte —o que ha inspirado ambiciosas proyecciones. Anunciado en febrero de 2011, logró generar su primer megavatio en agosto de 2012 a la red nacional. Diferencia explicable por ser un proyecto de Corpoelec.
En su fase I-A, con inversión de 79 millones de bolívares, se concretó la construcción en mayo de 2014. La finalización de la planta de generación eólica cuenta con 25.2 megavatio (Mw) de 12 aerogeneradores IWP-83 de 2.1 Mw. Así lo remarcó la viceministra para Nuevas Fuentes y Uso Racional de la Energía Eléctrica del Ministerio para la Energía Eléctrica, Dalila Hernández. En abril de 2013, en una visita del presidente Maduro con el gobernador Arias Cárdenas y ministros, se incluyó la promesa del Parador Turístico “Suumain Joutai” (Tierra de Vientos en dialecto guajiro).

La Guajira ya produce 25 de los 175 Mw que generarían ambos proyectos eólicos

El proyecto tendría hasta 6 fases. En la segunda se espera instalar 24 aerogeneradores para integrar 50,4 Mw más. Para las restantes, de 500 Mw cada uno, autoridades se avienen a la idea de extenderse hasta 10 mil con torres costa afuera. El Ministro de Energía Eléctrica, Jesse Chacón, ha comparado esta visión con el Guri Jura él que podría superarlo. Estas extensiones que supondrían crear 40 veces más lo actualmente está instalado en La Guajira no tienen fecha definida.

nathalie saad