Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

4 maneras de terminar una conversación sin verte como un patán

Mensajes2
11/04/2018
|
INFORMACIÓN: GQ US | FOTOGRAFÍA: SEMANA.COM

Las conversaciones, así como las hamacas, son mucho más fáciles de entrar que de salir. Hemos establecido un montón de normas sociales colectivas a la hora de escribirnos con alguien. Por ejemplo, el “jaja” es una risa estándar, pero el “jeje” es medio rara. Y a pesar de tener ciertas normas, aún no sabemos cómo salir de una conversación sin mostrarnos hostiles.

Cuando estamos tratando de terminar una conversación de persona a persona, podemos realizar acciones más concretas, como agarrar nuestras cosas y decir que debemos irnos, que estamos cansados o apurados, despedirnos y listo. Pero cuando estamos escribiendo, cada mensaje lo que hace es prolongar la conversación y si utilizamos el silencio, entonces nos proyectamos como unos verdaderos patanes porque parece que estás cortando las cosas abruptamente, o en cualquier momento se te va a salir un “hahahaha” bien hipócrita hasta que la otra persona deje que escribirte.

mensajes4

mensajes3

Este problema es muy común en las relaciones heterosexuales. Por lo general, los hombres y las mujeres socializan de forma diferente. Por supuesto, hay excepciones, pero en líneas generales a los hombres parece no importarles si dejaron a una mujer hablando sola porque simplemente tienden a ser más directos en este aspecto. En cambio, en el terreno femenino las cosas son distintas. En vez de decir amablemente que no están interesadas, suelen responder todos los mensajes por pura amabilidad haciendo que la otra persona se ilusione como un idiota, cuando en realidad ellas solo quieren irse a dormir.

Entonces, ¿qué podemos hacer para terminar una conversación sin vernos como unos patanes?

1. Prepara los preliminares.

via GIPHY

Si sabes que no vas a estar disponible para responderle los mensajes todo el día, déjale un texto antes de que estés ocupado en vez de disculparte doce horas después. Dile: “Hola, hoy voy a estar haciendo diligencias todo el día, así que no estaré en línea. Que tengas un buen día, nos mantenemos en contacto”. Y si ya estás a punto de dormir, solo di: “Ya me voy a dormir. Que tengas buenas noches”.

¡Listo! ¿Viste que no es tan difícil?

2. Muestra algo de entusiasmo, por dios.

via GIPHY

El tono de tu conversación determina cómo tu “mensaje final” será percibido. Por ello, no tengas miedo de mostrarte entusiasta cuando estés chateando. Expresiones tan simples como “¡Chévere!” o “¡Está bien!”, son más aceptadas que un simple “Ok” o “Vale”. Aunque suenan amables, con estas señales ella entenderá que no estás interesado, pero no serás calificado como otro chaborro del montón.

Dale un uso útil a los emojis.

via GIPHY

Primero que todo, jamás uses el emoji de la berenjena. Es en serio, por favor. Segundo, no uses un solo emoji. Eres un adulto, puedes escribir un mensaje corto. Sabemos que no quieres seguir hablando, pero tampoco es para que contestes con un solo emoji (como el del pulgar arriba, por ejemplo). Eso sí es de patán.

Déjalo ir.

via GIPHY

Así como dice la canción de Frozen: “Let it go”. Si la persona a quien le estás escribiendo hace una broma, no necesariamente tienes que impresionarla y seguirle la corriente. Puedes responder con un simple “jaja” y luego continuas la conversación cuando se te ocurra algo más interesante qué decir. Incluso, puedes darle una simple reacción al mensaje (en el caso de Facebook Messenger).

Entre más sigas la conversación, más difícil será salir de ella. Sobre todo si no tienes tiempo ni energía para comprometerte en responder. Siempre y cuando no seas tú quien escape descaradamente de la conversación, y siempre y cuando tengas pensado en hablarle otra vez en un futuro cercano, entonces estarás bien.