Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La bici eléctrica de largo aliento

Greyp12h-feature-ub

Con 240 kilómetros de autonomía y capacidad para acelerar hasta 70 kilómetros por hora, esta dos ruedas en es el vehículo ideal para la ciudad sin la mala fama de lo motorizados

Rimac, el fabricante croata de super autos eléctricos, ha querido que su propuesta de un mundo verde y sin gasolina vaya más allá del auto al apostar por el más simple y sencillos de los dispositivos de desplazamiento: la bicicleta. Pero no una bici cualquiera sino eléctrica.

Fiel a su planteamiento de hacer de la electricidad el propulsor por excelencia, Rimac ha creado una bicicleta que resalta por esconder un motor eléctrico con nada más y nada menos que 240 kilómetros de autonomía, por lo que es posible ir de Caracas a Valencia sin necesidad de pedalear ni sudar la gota gorda.

Greyp G12H es el nombre de este dispositivo cuyo diseño no es el más agraciado entre las bicis eléctricas pero que cumple a la perfección con sus el propósito para el cual fue creada. Es un diseño más bien agresivo que deja traslucir una cierta utilidad para bike, o al menos para andar por terrenos difíciles.

digitallpost_GreypG12H

Con ruedas y suspensiones diferenciadas, La Greyp cuenta con sistema de amortiguación similar al de una moto, lo cual se explica cuando se toma en cuenta que este pequeño vehículos pesa 45 kilos, bastante más que cualquier dos ruedas de su tipo.
La estructura completa es de acero de alta resistencia. El manillar mantiene el perfil que todos conocemos, pero a diferencia de las bicis convencionales incluye un carenado entre éste y el asiento que se extiende hasta abajo para albergar el motor y la batería.

La fuente de alimentación es bastante grande y está conformada un serie de celdas de iones de litio de 3 kWh similares a una batería triple A. El tiempo de recarga desde cero es de unos 80 minutos y puede hacerse en un tomacorriente convencional de 110 ó 120 voltios, y pueden soportar hasta mil recargas.

El motor es una un rotor convencional de motocicleta eléctrica, cuya demanda energética es bastante baja debido al relativo bajo peso del vehículo.

El conjunto es capaz ofrecer fuerza suficiente para alcanzar velocidades de hasta 70 kilómetros por hora, suficiente para llegar al trabajo en un abrir y cerrar de ojos, sin complicaciones de tráfico y sin cargar con la mala reputación de los motorizados.

Además de la autonomía extendida de esta peculiar bicicleta, otro aspecto realmente novedoso es el sistema de encendido, que se acciona mediante un sensor biométrico a través de la huella digital del propietario, único que puede desbloquearlo.

Ah, y los pedales no desaparecen. Siempre estarán allí para los que gusten hacer ejercicio o no quedarse varados en medio de la nada cuando la batería se agota. Solo que la tracción es este caso no será eléctrica sino humana.