21% de los migrantes venezolanos en 5 países sufre esclavitud

En Trinidad y Tobago, las mujeres obligadas a prostituirse deben pagar 2.000 dólares para "comprar su libertad". La explotación sexual bajo engaño es usual en varios países. En Bucarmanga, padres alquilan a sus propios hijos para que pidan limosna. Un buen grupo de migrantes ha trabajado sin cobrar ningún salario. Todo está documentado en el informe del Centro de Derechos Humanos de la UCAB

21% de los migrantes venezolanos en 5 países sufre esclavitud

Los migrantes venezolanos son blanco fácil de la esclavitud moderna y del abuso laboral. Según un nuevo informe de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), 21% de los migrantes en Trinidad y Tobago, Panamá, República Dominicana, Costa Rica y Guyana han trabajado sin recibir ninguna remuneración o fueron retenidos contra su voluntad desde que salieron de Venezuela.

El informe, titulado «Formas de esclavitud moderna y su impacto en las personas migrantes forzadas y refugiadas venezolanas» fie realizado por el Centro de Derechos Humanos (CDH) de la UCAB, bajo dirección de la abogada y profesora Eumelis Moya, coordinadora del CDH UCAB Guayana.

migrantes venezolanos

En el texto se documentan los padecimientos a los que son forzados los migrantes venezolanos, incluyendo la prostitución forzada, en ocasiones, por parte de familiares.. Y se resalta la situación de vulnerabilidad en la que viven, especialmente, mujeres, niños y adolescentes.

El informe de la UCAB se basó en investigaciones propias, encuestas directas a migrantes y apoyo en estudios actuales y afines. Uno de ellos es de la Organización Internacional de Migraciones (OIM) que registró las formas de esclavitud moderna en 21% de los 4.600 venezolanos encuestados en Panamá, Trinidad y Tobago, República Dominicana, Costa Rica y Guyana.

migrantes venezolanos

En sintonía con lo reportado por OIM, la UCAB tiene información de venezolanos llevados al exterior bajo engaño. Los tratantes emplean las redes sociales, especialmente Facebook e Instagram, como vías de captación. Contactan directamente a las víctimas y les ofrecen empleos como cuidadoras, de atención al cliente, o les ofrecen aprender idiomas y cursar estudios en el extranjero. La mayoría de las veces el país destino es Trinidad y Tobago, Brasil y Colombia.

Al salir de Venezuela, la situación para ellas es completamente distinta.

Colombia

En Colombia  se cuenta con reportes que informan que mujeres, niñas y personas LGBTIQ+ tienen que recurrir a relaciones sexuales transaccionales. Esto también ocurre en Ecuador y Perú.

Específicamente en el país vecino se identificó a madres que empujan a sus hijas realizar prácticas sexuales y a hombres y adolescentes que se dedican al contrabando de combustible y de drogas.

La UCAB resalta que en San Cristóbal y Ureña, ciudades venezolanas en la frontera con Colombia, las mujeres son captadas mediante ofertas engañosas de redes criminales transnacionales. Les dicen que las contratarán para labores agrícolas o tareas domésticas, para fincas y barequeo o en minas de oro. Sin embargo, una vez llegan al lugar de destino, son prostituidas en negocios controlados por el Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros grupos armados.

En el Norte de Santander se determinó que el 90% de las trabajadoras sexuales son de nacionalidad venezolana.

También se cuenta con registro de hombres de nacionalidad colombiana que ofrecen ayuda a mujeres venezolanas con niños a cambio de situaciones que implican servidumbre doméstica y esclavitud sexual.

migrantes venezolanos

Foto Archivo

En la región del Catatumbo se pudieron constatar prácticas de explotación sexual y sometimiento de niños y adolescentes venezolanos no escolarizados a situaciones similares a la esclavitud.

En Bucaramanga (Colombia) se denunció que padres venezolanos alquilan a sus niños a redes criminales para que pidan limosnas en las calles. Los tratantes dopan a los niños para que se mantengan quietos durante todo el día.

También existen reportes de que, en los cruces fronterizos irregulares desde Venezuela a Colombia, fuerzan a las mujeres que no tienen dinero para los grupos armados a pagar con sexo. En algunos casos, reclutan a los menores de edad por estos grupos armados.

En parte, esta situación se debe a la imposibilidad de las personas para migrar por vías regulares.

Trinidad y Tobago

El CDH de la UCAB registró que, en Trinidad y Tobago, captan a la mayoría de las víctimas con ofertas engañosas de empleo. Al llegar al destino, las obligan a prostituirse.

En junio del 2021 se conoció que, una vez las víctimas se encuentran en Trinidad y Tobago, deben pagar hasta 2000 dólares por su libertad a los líderes de las bandas organizadas de trata.

Brasil

En el caso de los migrantes y refugiados venezolanos que van rumbo a Brasil, según la UCAB, “existen elementos suficientes para hablar de la existencia de redes de trata de personas que captan a estos migrantes para fines de explotación”. Les ofrecen servicios de transporte y ubicación en este país.

migrantes venezolanos

Para la UCAB, la situación que viven las mujeres en el sur de Bolívar, en la frontera con Brasil, es alarmante. Llegan allí bajo engaño y terminan explotadas sexualmente.

Problemas generales

En varios países, el Centro de Derechos Humanos de la UCAB reportó situaciones irregulares con los migrantes venezolanos.

En un estudio que abarcó Colombia, Curazao, Ecuador y Trinidad y Tobago sobre la explotación sexual y trata de mujeres y niñas venezolanas migrantes forzadas y refugiadas, se registró que suelen llegar a los países de la región con escasos recursos, desnutridas y pocas pertenencias personales. Este contexto genera que el trabajo sexual se convierta en el medio más común con el que cuentan para ganarse la vida.

 

Cruz Roja rehabilita las instalaciones de la morgue de Bello Monte

El Comité Internacional de la Cruz Roja afirmó que hace este trabajo con el fin de garantizar que las personas fallecidas sean "tratadas con dignidad y respeto independientemente de la causa de su muerte". Sin embargo, son numerosas las familias que todos los días denuncian las precarias condiciones de las instalaciones