<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Ajíca, salud concentrada en un frasco

Es una cremosa mixtura de vegetales aromática y nutritiva, que puede usarse como untable o como parte de la comida, pues realza sus sabores con un acento ligeramente picante

Ajíca, salud concentrada en un frasco

Su potente color luce, desde lejos, la fuerza de los alimentos que contiene. Ajíca nació, a principios de la cuarentena, como una pasta para el disfrute, la nutrición y el fortalecimiento inmunológico de la familia de Carmen Diomira Rodríguez Vizcaya. Y, desde hace unos meses, la comercializa en dos versiones.

Es una mixtura de vegetales aromática y nutritiva, que puede usarse como untable o como parte de la comida, pues realza sus sabores con un acento ligeramente picante.

«Ajíca puede utilizarse para cocinar o acompañar comidas, ensaladas, carnes, aves, huevos, pescados, granos y masas fritas o asadas», describe Carmen Diomira.

La versión ligeramente picante (el toque es realmente muy sutil) combina jengibre, pimienta, cúrcuma, ají dulce, limón y zanahoria. «Es perfecta para niños», dice Carmen Diomira, que tiene dos que devoran el Ajíca. La otra versión, la picante, añade ají rocoto a la mezcla. Sin embargo es un nivel picante muy tolerable.

El hermoso color amarillo-anaranjado de Ajíca lo aporta la cúrcuma y la zanahoria, que apenas se blanquea, antes de procesarla en la mixtura, para preservar sus propiedades nutritivas.

«Esta mixtura es nutritiva y energizante. Estas propiedades la hacen única en el mercado. Alcaliniza, ayuda a fortalecer el sistema inmunológico, combate los radicales libres, facilita la digestión y da fuerza»,  asegura Carmen Diomira.

La historia de Ajíca

Como a muchas familias, los primeros tiempos de cuarentena fueron especialmente duros para la familia de Carmen Diomira. Ella es artista y da clases de pintura (quizás por eso creó un producto con tanto color luminoso) y su esposo tiene una librería. Pero eso que parecía un problema se transformó en una solución.

«En uno de esos días, abrí la nevera y solo quedaban jengibre, zanahoria, cúrcuma, limón y vinagre. Me inspiré y elaboré esa crema que luego se transformó en Ajica. La comimos con casabe. A mi familia, incluidos mis hijos, les encantó. A los pocos días, nos pagaron algunas cosas que estaban pendientes y pudimos hacer mercado. Pero yo seguí haciendo la crema, porque es saludable y ayuda al sistema inmunológico», cuenta Carmen Diomira.

Comenzó, como todos los emprendimientos de esta cuarentena, vendiendo a sus vecinos de Terrazas del Club Hípico y Prados del Este. «Ellos fueron los primeros en probar… ¡y repetir!».

Con el paso de los días, perfeccionó la receta. Por ejemplo, cocina (muy poco) la zanahoria porque le otorga mejor sabor a Ajíca, y trabajó la textura.

Los vegetales se procesan y, luego, se someten a una cocción de pocos minutos en baño de María, se envasa al vacío y se le da un golpe de temperatura fría para terminar de pasteurizar.

Versátil en mesa y cocina

Ajíca se puede comer sola, untada en galleta, casabe o pan, pero también como un añadido de las comidas. Si se prepara un ceviche, por ejemplo, la crema le realza el sabor y le da el color anaranjado tan típico de las comidas peruanas, que cocinan con crema de ají, pero sin extremar el picante. También sirve para acompañar los arroces, las sopas y cualquier guiso.

ajíca

«Descubrí sus usos en la cocina un día que preparé una crema de ocumo y apio y, al último momento, le puse Ajíca. Entendí que podíamos cocinar con la crema. Funciona como aderezo, acompañante, condimento, resaltador de comidas…», comenta Carmen Diomira.

Es una buena manera de consumir nutrientes (con origen en los vegetales crudos, que es la mejor forma). La creadora de Ajíca explica: «La zanahoria tiene betacaroteno que es positivo para el organismo y sacia, el jengibre es conocido por fortalecer el sistema inmunológico, la cúrcuma combinada con pimienta combate los radicales libres, el limón alcaliniza y el vinagre ayuda a la digestión, entre otros productos».

Asegura que no hay nada en el mercado que se le parezca, que tenga esa combinación de ingredientes.

ajíca

Para información y pedidos de Ajica se puede visitar @ajicave donde también se pueden conocer recetas con la crema. Carmen Diomira también elabora otros picantes por pedido especial como el llamado Pastor, especial para comidas mediterráneas, y otros de sabor criollo llamado Tierra Mansión.

Lea también: Las Cabraqueñas, tequeños para intolerantes a la lactosa

Diego Maradona: ¿recordamos al artista o al chavista?

Falleció Diego Armando Maradona y su muerte trajo consigo una discusión especial para los venezolanos. Después de Argentina e Italia, probablemente sea en Venezuela donde más se hable de un futbolista que fue comparado con Dios, pero que era tan humano como cualquiera