<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>
Ver otras firmas

Amaris Peraza

Amaris Peraza

Amaris Peraza adora la comunicación por eso es relacionista pública, pero el gusanito de crear nuevos negocios la hace también emprendedora. Pero esto no la detiene para disfrutar cada etapa de su vida; es por eso que muestra el lado positivo, divertido y responsable de la maternidad, la cual considera un privilegio.

Aclarando que no se le puede dar a los demás, sino nos damos a nosotros mismo, pero no se olvida de las otras aristas de una mujer (esposa, hija, ama de casa, amiga) y considera que la clave de todo es la organización.

Artículos Destacados

Las vacaciones escolares se pueden disfrutar en la cocina

Las vacaciones escolares nos pueden ser útil en la cocina. Ya empezaron las vacaciones escolares y es un momento prefecto para invitar a los pequeños de la casa para que incursionen en la cocina, sobre todo si tiene problemas para comer ¿Por qué? La respuesta es sencilla: la mejor manera de que los niños coman es hacerlos amigos de los alimentos. Por eso, en estos días donde tienen tiempo libre, aprovéchenlo que aprendan recetas divertidas, conozcan de dónde viene la comida y cómo se conservan o cómo nacen los diferentes ingredientes.

Madres creativas

¿Cuántas veces no haz cambiado un ingrediente por otro en una receta porque a tu hijo no le gusta, no lo tienes en tu despensa o porque lo quieres usar para decorar a ver si se lo come?

Una receta para la igualdad y la resiliencia

Hace dos años invité a una gran amiga a la piñata de mi hijo menor y me dijo con mucha emoción que su hijo mayor había cantado cumpleaños. En ese momento no entendí su alegría sino hasta que hicimos galletas con sus hijos, Juan Pablo y Diego en una tienda muy linda que se llama Menos Gluten

Una receta para la igualdad y la resiliencia

Hace dos años invité a una gran amiga a la piñata de mi hijo menor y me dijo con mucha emoción que su hijo mayor había cantado cumpleaños. En ese momento no entendí su alegría sino hasta que hicimos galletas con sus hijos, Juan Pablo y Diego en una tienda muy linda que se llama Menos Gluten

Reflexiones sobre la familia post Reyes Magos

El día de Reyes se celebra cada seis de enero, y es una de las celebraciones más divertidas en mi familia. Porque la noche antes en los zapatos colocamos pasto para que los camellos se lo coman y así Gaspar Melchor y Baltazar nos traigan dulces, semejando a los regalos que le llevaron al niños Jesús cuando nació. Al abrir los ojos grandes y pequeños corremos a revisar los zapatos y comenzamos un intercambio de dulces

Los valores empiezan en la mesa familiar

El sueño de cualquier madre es acompañar a sus hijos, dedicarles el mayor tiempo posible y que, cuando sean grandes, los puedan ver felices y estables. Si a eso se le suma tener la dicha de escucharlos hablar de los momentos bonitos que tenían cuando eran niños, en medio de circunstancias difíciles; y palpar que valoraron cada lágrima, cada noche sin dormir, cada sonrisa y cada abrazo, creo que me daría por cumplida y me estallaría el corazón de felicidad A la señora Leonor Zambrano, una mujer increíble, luchadora y muy dulce, le corrieron lágrimas de orgullo al escuchar a dos de sus hijos, Eduardo y David, hablar sobre cómo en la cocina aprendieron lo esencial de la vida de la mano de ella. Sentados en su mesa, con el Ávila de fondo, la señora Leonor recordaba que desde que sus hijos eran pequeños, cocinar juntos los unió como familia.

¿Qué deben comer los niños que hacen deporte?

Mis hijos siempre han practicado un deporte. La idea es que drenen energía y adquieran disciplina. Poco a poco el entrenamiento se ha tornado más fuerte. Por un momento pensé que no los alimentaba bien, pues mi hijo de 10 años pretendía comer cantidades que yo consideraba no eran saludables. Investigué sobre el tema y esto fue lo que conseguí:

Mamá: ¿sabes leer una etiqueta?

Muchas madres tenemos la preocupación de que nuestros hijos e incluso nosotras, podamos comer sano y solemos comprar muchos productos ya elaborados para ahorrar tiempo. Entonces me hago la pregunta: ¿Sabré lo que realmente come mi hijo? Y descubrí que no lo sabía pues no tenía idea de cómo entender las etiquetas de los productos

¡A celebrar rico con Halloween!

Se acerca el 31 de octubre, día en que se celebra la noche de Todos los Santos, la noche de brujas y de los fantasmas bajo el nombre de Halloween. Ustedes se preguntarán por qué debemos estar pendientes de esa fecha en un país donde esa festividad no es propia La verdad, son excusas que podemos usar a nuestro favor para introducir alimentos a nuestros hijos de manera divertida o simplemente divertirnos en la cocina con ellos. brocoli Si hacemos del momento de la comida algo súper divertido, los niños van a emocionarse y comerán mucho más. Cabe destacar que esto no implica hacer gastos de más. Es cuestión de imaginación. Por lo general a las sopas les decoro con leche unas telarañas, o a las galletas les rocío azúcar glas con un molde de calabazas. No fue necesario comprar un molde ya que imprimí una foto de calabaza pequeña y lo recorté. Recuerda que lo primero que ven tus hijos debe invitarlos a comer. Esto se puede lograr decorando los platos de formas muy sencillas y si ellos hacen su propio aporte estarán más entusiasmados con la comida. El fantasma de las verduras A muchos padres nos ronda el fantasma de las verduras, nuestros hijos no quieren ni verlas, pero en fechas especiales podemos lograr que comiencen a comerlas. La mejor opción es aprender mientras juegan con los siguientes pasos: 1) Aprovecha el hambre: “Si tienen hambre, comerán”, asegura la doctora Ann Kulze, autora del libro Eat right for life (Come bien para la vida). Ella aconseja servirles a los pequeños, antes de la cena, una merienda compuesto por verduras como zanahorias, pepino y pimentón. auyama, zapallo 2) Usa colores de la época: no necesitas usar colorantes artificiales. La auyama te puede servir para darle color en esta época a las galletas, las cremas, los panes y las arepitas. Mientras que la remolacha y el pimentón son mis amigos en Navidad porque me pintan las comidas de rojo. 3) Juntos en la cocina: involucra a los pequeños en las tareas de la cocina y decoren juntos. Verán que querrán comer lo que han preparado. Eso sí, no des tantas explicaciones de tus ingredientes secretos. 4) Visita el supermercado: llévalos al mercado y déjalos –enséñales primero- a escoger las frutas y verduras. “Deja que los huelan y admiren sus colores”, sugiere Eileen Wolter, autora del blog A Suburban State of Mom. Una meriendita En épocas especiales también suelo hacer meriendas donde invito a los amigos de mis hijos. La excusa de Halloween me ha servido para reunir a los papás del colegio con sus hijos y así conocerlos, pues siempre he dicho que la educación viene de casa y cuando se me presente alguna dificultad, sé cómo debo manejar la situación en función a las personas. galletas Además, es ideal para probar nuevos alimentos pues están compañía de sus amigos, comerán divertidos pasapalos que no saben de qué están hechos y podrán pedirlos de nuevo otro día. La idea es no hacer un gran gasto sino que cada quien lleve algo para colaborar. Eso sí, usualmente dejo claro que no traigan refrescos, ni pepitos, platanitos o algo parecido; pues intento que los niños coman de manera adecuada. ¡No tienes excusa, arranca a celebrar desde ya y tendrás más días de diversión!

No olvides dar desayuno a tus hijos

Sé que las mañanas son un poco agitadas en temporada escolar y solemos dejar que el desayuno lo coman en el colegio. Pero ¡STOP! esta práctica puede desencadenar muchos problemas de salud y de aprendizaje en nuestros hijos

¿Cómo planificar el menú escolar de la semana?

Una de mis actividades favoritas es cocinar y lo que más disfruto es planificar las comidas con mis hijos. Pero, cuando tiene que hacerse día a día, se debe mantener la estimulación, evitar el aburrimiento propio y de los comensales

Los dulces los vuelven locos

Por lo general, ningún niño se resiste a una chupeta, un chocolate o una torta y se debe a que todos aman los dulces. De hecho, creo que la mayoría de los adultos también y me incluyo de primera en la lista