<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Autoridades europeas aún dudan de la vacuna de AstraZeneca y su relación con la trombosis

La Agencia Europea del Medicamento desarrollará una investigación adicional para determinar si existe relación con los casos de coágulos que han causado víctimas letales en varios países

Autoridades europeas aún dudan de la vacuna de AstraZeneca y su relación con la trombosis

La directora de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), Emer Cooke, subrayó este martes 23 de marzo que los informes clínicos y de laboratorio revisados por sus expertos no permiten todavía «descartar definitivamente un vínculo» entre la vacuna de AstraZeneca y los casos raros de coagulación sanguínea detectados en algunos países europeos.

En base al análisis detallado que hizo el comité de seguridad (PRAC) y «revisando todos los casos, los resultados de laboratorio y los informes clínicos», la EMA «no está en condiciones de descartar definitivamente un vínculo» entre la vacuna de AstraZeneca y los casos inusuales detectados. Anunciaron que «necesitan» una investigación adicional «para entender más y también analizar estudios observacionales específicos».

Durante su comparecencia digital ante la comisión de Salud Pública del Parlamento Europeo, Cooke recordó que el PRAC recomendó «concienciar de estos posibles riesgos y asegurarse de que estén incluidos en el prospecto del producto». Esto con el fin de ayudar a los profesionales de la salud a hacer un seguimiento de síntomas posteriores a la vacunación.

Esta información, que ya está incluida en el prospecto tras recibir el visto bueno del comité de medicamentos humanos, se determinó después de una investigación de casi dos semanas. En ella se incluyó a todas las autoridades sanitarias nacionales de cada país de la Unión Europea (UE) y del Reino Unido. También sumaron a expertos independientes en trastornos sanguíneos.

Contradicciones de la EMA

A pesar de necesitar otra investigación y de no estar segura que la vacuna de AstraZeneca causa coágulos, la EMA sigue defendiéndola. Dice que «son muy pocos casos» y que sigue siendo «segura y eficaz» en la lucha contra la covid-19. A su decir, el fármaco trae más beneficios que riesgos.

la vacuna de astrazeneca

FOTO DANIEL LEA L OLIVAS / AFP

Cooke subrayó que se está analizando el posible riesgo de que estos casos raros de coagulación sanguínea puedan existir también con otras vacunas contra la covid-19 ya autorizadas, como Pfizer/BioNtech, Moderna y Janssen. Pero «hasta ahora no se ha identificado ninguna señal durante el monitoreo de seguridad», enfatizó.

«La confianza en lo que hacemos es primordial en la lucha contra la covid-19. Debemos seguir cumpliendo con la transparencia», instó la EMA.

Mejorar la disponibilidad

En la misma comparecencia, Cooke señaló que «otro desafío importante» en el que está trabajando es «mejorar la disponibilidad y el suministro de vacunas autorizadas». Confirmó que está en contacto con las farmacéuticas «para aprobar puntos de fabricación y distribución adicionales».

«Los datos que los respaldan se envían y examinan de forma continua y acelerada. También buscamos mejorar las condiciones de almacenamiento de algunas vacunas para facilitar la distribución», expresó.

la vacuna de astrazeneca

FOTO DANIEL LEAL-OLIVAS / AFP

Uno de los puntos de discordia entre Londres y Bruselas es la fábrica neerlandesa Halix. Esta planta tiene firmado un contrato con AstraZeneca para el suministro de dosis, pero en el que también participó con fondos estatales el Gobierno británico. Por ello, gran parte de las vacunas estarían destinadas al Reino Unido.

Al encontrarse la fábrica en territorio comunitario, la UE amenaza con imponer un veto a las exportaciones de las vacunas fabricadas en Países Bajos.

Halix todavía no tiene el visto bueno de la EMA como centro de fabricación de las vacunas de la covid-19 que se puedan distribuir en la UE. AstraZeneca espera lograr su respaldo en las próximas semanas.