«Cada paso cuenta»: la nueva guía de la OMS sobre el ejercicio físico

La mayoría de la gente en el mundo no hace suficiente ejercicio, una situación agravada por la pandemia de coronavirus, afirma la OMS, por lo que insta a que cada persona, sin importar sus aptitudes físicas, se mueva más, ya que la actividad física frecuente es la clave para prevenir y tratar las enfermedades del corazón, la diabetes de tipo 2 y el cáncer.

«Cada paso cuenta»: la nueva guía de la OMS sobre el ejercicio físico

Practicar unas cinco horas de ejercicio físico a la semana puede prevenir enfermedades y evitar cinco millones de muertes anuales en el planeta, según afirma la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su nueva guía sobre actividad física, que no olvida a personas mayores y poblaciones confinadas por la pandemia.

La mayoría de la gente en el mundo no hace suficiente ejercicio, una situación agravada por la pandemia de coronavirus, afirma la OMS, por lo que insta a que cada persona, sin importar sus aptitudes físicas, se mueva más, ya que la actividad física frecuente es la clave para prevenir y tratar las enfermedades del corazón, la diabetes de tipo 2 y el cáncer, así como reduce los síntomas de la depresión y la ansiedad, el deterioro cognitivo, mejora la memoria y, en general, la salud del cerebro.

En una nueva versión de sus pautas de ejercicio físico, la Organización Mundial de la Salud señaló que el ejercicio era fundamental tanto para el cuerpo como para la mente, mientras que el sedentarismo puede tener graves consecuencias.

El documento, que por primera vez incluye también recomendaciones específicas a mujeres embarazadas o en periodo postparto, así como para personas con dolencias crónicas y discapacitados, también recomienda sustituir en la mayor medida de lo posible actividades sedentarias por ejercicio físico.

«Estar activo físicamente es vital para la salud y el bienestar, puede dar años a la vida y vida a los años», afirma en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Una vida activa tiene beneficios para cualquiera, más allá de sus aptitudes físicas. «Cada paso cuenta», asegura Ghebreyesus.

Para lograr estos beneficios, la OMS recomienda que los adultos hagan entre dos horas y media y cinco horas a la semana de ejercicio aeróbico moderado, mientras que la media para niños y adolescentes debe ser de al menos una hora al día.

Alerta, sin embargo del impacto negativo que la pandemia de COVID-19 tiene en la práctica habitual de ejercicio físico. Aún cuando no hay estadísticas, está claro que las medidas de confinamiento han obligado a muchos a parar la actividad física. «Y si no nos mantenemos activos corremos el riesgo de crear otra pandemia».

Por otra parte, el director de Promoción de la Salud de la OMS, Ruediger Krech, advierte de que la inactividad física «tiene un alto coste económico para la sociedad», que ronda los 54.000 millones de dólares por cuidados sanitarios más 14.000 millones de dólares derivados de la pérdida de productividad.

«Urgimos a todo el mundo a que continúen siendo activos durante esta crisis sanitaria, pues de lo contrario corremos el riesgo de crear otra pandemia, ésta resultado de un comportamiento sanitario», insiste Krech, que alerta de que uno de cada cuatro adultos y cuatro de cada cinco adolescentes no hacen la suficiente actividad física.