Comienza juicio por la muerte del futbolista Emiliano Sala en un accidente aéreo

El futbolista argentino, recién transferido del Nantes al Clifford, murió por volar en pequeño y vulnerable avión que incumplía las normas. Hoy inicia el juicio contra David Henderson, el hombre que organizó el vuelo

Comienza juicio por la muerte del futbolista Emiliano Sala en un accidente aéreo

La muerte de Emiliano Sala, de 28 años, conmocionó al fútbol por todo lo que significaba: el 21 de enero de 2019, el deportista argentino acababa de ser firmado por el Cardiff City por 17 millones de euros y viajaba a esa ciudad inglesa en un vuelo que, se supo después, carecía de suficientes condiciones de seguridad.

El futbolista argentino viajaba solo con el piloto David Ibbotson, de 59 años, en un pequeño y vulnerable avión que se accidentó fatalmente en el Canal de La Mancha. El cuerpo de Emiliano Sala se encontró dos semanas después, en la carcasa del avión, a 67 metros de profundidad. Ibbotson sigue desaparecido.

Ahora David Henderson, de 66 años y organizador del vuelo, será juzgado por actuar de forma negligente e imprudente que acabó con la vida de Emiliano Salas.

David Henderson será juzgado por negligencia e imprudencia. Foto Geoff Caddick / AFP

Listado de errores

Según el informe final de la oficina británica de investigaciones de accidentes aéreos (AAIB), publicado en marzo de 2020, el vuelo no se realizó conforme a las reglas. El piloto navegó a vista, de noche, en condiciones meteorológicas difíciles y no tenía licencia para pilotar ese tipo de avión o para volar de noche.

El ahora juzgado David Henderson desestimó o pasó por alto el chequeo de estas normas.

Los investigadores también concluyeron que el piloto perdió el control del aparato durante una maniobra efectuada a una velocidad muy elevada, «probablemente» para evitar el mal tiempo.

El aparato, un Piper PA-46 Malibu, se habría dañado en esa maniobra. Los investigadores creen que el piloto «probablemente» se intoxicó con monóxido de carbono del sistema de escape del motor.

El avión llevaba una velocidad de 435 km/h al hacer impacto con el agua, según la AAIB, que descartó cualquier posibilidad de sobrevivir.

«Este avión está por caer a pedazos»

El piloto británico David Henderson fletó el vuelo por pedido del intermediario Willie McKay y su hijo Mark. Ambos estaban contratados por Nantes para realizar la transferencia de Emiliano Sala.

El club de Cardiff aseguró haber propuesto un vuelo comercial al jugador, quien lo declinó. Antes de tomar el pequeño avión privado, Sala expresó preocupación por el estado del aparato.

«Estoy aquí arriba del avión que parece que se está por caer a pedazos. Me estoy yendo para Cardiff», dijo Sala en un audio enviado a sus amigos por WhatsApp. «Pero ya saben, papá, que tengo miedo».

David Henderson se declaró no culpable de infracciones a la legislación de navegación aérea en una comparecencia en octubre de 2020 ante el tribunal de Cardiff.

A Henderson, originario del norte de Inglaterra, lo liberaron bajo fianza en espera del proceso.

Los restos de Sala fueron repatriados a Argentina en febrero de 2019. Menos de tres meses después de la muerte del futbolista, murió Horacio, su padre, quien había iniciado fuertes presiones para que se investigara y enjuiciara a los responsables del vuelo que acabó con su hijo.

Familiares, amigos, enviados de Nantes, Burdeos y Cardiff, vecinos… Centenares de personas llegaron a inclinarse, llorar o poner una mano sobre el ataúd del futbolista originario de Progreso, el poblado argentino de 3.000 habitantes donde creció.

En Francia se realizaron varios homenajes tras el anuncio de la muerte del jugador.

Vahid Halilhodzic, quien lo entrenó en Nantes, contó sobre el jugador que «raramente vi a alguien tan entrañable, humilde, modesto. Pero en el terreno era un guerrero».

 

 

Nantes retira el número 9 en homenaje a Emiliano Sala

El Nantes anunció este viernes que retirará el número 9 de las camisetas del primer equipo en homenaje al argentino Emiliano Sala, cuyo cuerpo fue hallado el jueves entre los restos del avión que se estrelló en el Canal de la Mancha el 21 de enero.