<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Conatel clausura emisora Selecta 102.7 ubicada en Zulia

El cierre de esta emisora se suma a las 18 que el Estado venezolano cerró durante 2020, según los datos de la ONG Espacio Público. Solamente en 2020, IPYS contabilizó 325 atropellos contra trabajadores de la prensa en su informe anual, titulado "El virus de la censura"

Conatel clausura emisora Selecta 102.7 ubicada en Zulia

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones de Venezuela (Conatel) confiscó los equipos y cerró la emisora Selecta 102.7 FM, ubicada en Machiques, estado Zulia. Esta acción ocurrió durante la madrugada del viernes, tras una semana de haber tenido como invitados a los diputados Juan Pablo Guanipa y Julio Montoya.

Milagros Socorro, periodista venezolana, fue quien dio a conocer la noticia del cierre a través de su cuenta en Twitter. Además, aseguró que la alcaldesa del municipio «envió un grupo a hostilizar y causar daños en la planta» en medio de la entrevista.

Los daños a las instalaciones de la emisora también fueron registrados por el Instituto de Prensa y Sociedad (IPYS) el 27 de febrero. El medio denunció que un grupo personas de la etnia Yukpa fueron quienes causaron los destrozos. Igualmente, la tarde de ese día, un grupo de presuntos colectivos rondaron las cercanías de Selecta 102.7 FM, pero no realizaron ninguna acción en su contra.

Menos espacios de expresión, más censura

Pedro Enrique Márquez Briceño, fundador de la emisora hace 13 años, confirmó que todos los equipos para el funcionamiento de Selecta 102.7 fueron confiscados. Socorro informó que están en la sede de Conatel en Maracaibo.

El cierre de esta emisora se suma a las 18 que el Estado venezolano clausuró durante 2020, según los datos de la ONG Espacio Público. También aumenta el nivel de censura que vive Venezuela.

Solamente en 2020, IPYS contabilizó 325 atropellos contra trabajadores de la prensa en su informe anual, titulado El virus de la censura. En él expusieron 374 entre actos de intimidación, amenazas y agresiones por parte de grupos irregulares y funcionarios públicos. Estas situaciones, en total, acumularon 636 violaciones «a las garantías informativas entre enero y diciembre pasado».