Desastre ambiental por derrame de combustible en playas de Carabobo

La localidad de Palma Sola, un balneario de la costa de Carabobo ha visto gravemente afectadas sus principales actividades económicas: el turismo y la pesca, por este accidente que ocurrió en la termoeléctrica Planta Centro, donde se vació al mar un cargamento del combustible residual "fuel oil", parecido al petróleo pesado.

Desastre ambiental por derrame de combustible en playas de Carabobo

Los habitantes de Palma Sola, en el municipio Juan José Mora de Carabobo, aún no saben a ciencia cierta cuán afectada está la costa del balneario donde acuden diariamente pescadores y surfistas a buscar sustento y distracción en el mar.

Fue el martes, 23 de julio, cuando se percataron de que la orilla estaba manchada con un producto viscoso. A las horas supieron que era un hidrocarburo.

Apenas el jueves, 25 de julio, recibieron la información de manera extraoficial, que el derrame era de fueloil proveniente de la turbina número 6 de Planta Centro, la termoeléctrica ubicada a pocos metros del lugar.

Este viernes 26, las cuadrillas de trabajadores de la Refinería El Palito, localizada en Puerto Cabello, retiraban con palas los residuos del material que ahora tiñe la costa de negro brillante.

Los habitantes de Palma Sola buscaban también ayudar a los pescadores cuyas pequeñas embarcaciones quedaron como empantanadas por el fueloil.

“Nunca había visto algo así en los 29 años que llevo viviendo aquí. Otras veces nos llegan malos olores, pero no esto”, señaló José Mora, un residente del lugar que vive fundamentalmente del turismo que se ha visto impactado porque las excursiones que han llegado de zonas como Barquisimeto o San Felipe, han debido retirarse porque la playa no está apta para el disfrute.

Palmasola4

En la zona de los rompeolas que bordean la playa, aún se observaron cangrejos y pequeños peces ennegrecidos. Los niños observaban con asombro los hallazgos.

Fátima Sequera, que vive en Palma Sola desde hace 13 años, narró que la comunidad visita a diario la playa para ayudar a los pescadores y atender a los temporadistas que disfrutan el mar.

“Ahorita lo que está pasando aquí, el derrame del petróleo que se ha adueñado de la playa, le ha quitado a los niños un espacio porque ellos aquí compiten, se bañan todos los días. Los pescadores venden su pesca y además le llevan a su familia y es el sustento de muchos. Ya tienen una semana sin poder trabajar”, refirió Sequera.

Xiolimar Escobar, representante del Consejo Comunal, lamentó lo ocurrido porque Palma Sola depende fundamentalmente del mar, bien sea por la pesca o por el turismo y ambas actividades se detuvieron.

En principio los habitantes de la zona creyeron que el derrame venía de la Refinería El Palito, pero luego supieron que era de Planta Centro. Lo que no comprenden es cómo ocurrió.

El plan de contingencia continuará, según se conoció extraoficialmente, hasta que la costa quede completamente limpia.

 

Vida marina afectada

La bióloga Esmeralda Mujica destacó que los hidrocarburos y sus derivados son altamente contaminantes para la zona marino costera.

“Los hidrocarburos no solo afectan a la vida marina, a lo que está en la superficie, sino también la línea costera. Además de los organismos presentes como aves, hay fotos alarmantes de un ave Boba marrón llena de petróleo y lamentablemente no tenemos ningún centro de rehabilitación en la zona ni en Venezuela. Hay un impacto muy grave”, afirmó Mujica.

Destacó asimismo que el hidrocarburo queda en las algas, en el fondo marino y en la arena de la costa.

“Los peces y la vida marina sufre. Hay consecuencias a corto, mediano y largo plazo”.

Palmasola2

Recomendó a los entes gubernamentales evaluar por qué fallaron los mecanismos que previenen este tipo de episodios y sobre todo cómo pueden evitarse a futuro.

“Ya algunos surfistas que van a la zona han dicho que esta no es la primera vez que ocurre”, dijo la bióloga Esmeralda Mujica.

La pandemia, los niños y tú: consejos para no perder la cabeza

Sin previo aviso, los niños han tenido que quedarse en casa y más aun en los países de América Latina donde el proceso de vacunación contra la covid-19 es incipiente. Los cambios siguen siendo muchos, el miedo, el estrés y la ansiedad han pasado de ser una respuesta natural del cuerpo a representar un verdadero problema de salud para niños y jóvenes