<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Conoce los buques fantasmas que traen combustible a Venezuela

Apagar los sistemas de rastreo, no colocar a Venezuela en su hoja de ruta y anclar por días antes de amarrar en puertos venezolanos ha sido una estrategia que se ha repetido en estos buques fantasmas que vienen desde lugares como la India, África, Cuba y Trinidad

Conoce los buques fantasmas que traen combustible a Venezuela

Desde que se conoció que tres buques con combustible venían desde Irán hasta puertos venezolanos, los ojos se posaron en ellos. Conocer su ruta, la distancia recorrida, la carga que tenían y su alcance para solventar (o no) la crisis de combustible que vive el país fue prioridad. En un país con sed de combustible, contar los días para la llegada de los buques iraníes dio esperanzas a todo el que estuvo en una kilométrica cola para surtir combustible. Sin embargo, otros buques han entrado a Venezuela, sin hacer mucho ruido y allí también puede venir gasolina.

En El Estímulo hemos seguido la ruta de estos buques que aparecen y desaparecen del sistema de rastreo, pero que han entrado a aguas nacionales y se han dirigido a los puertos venezolanos. Aún, no hay declaraciones oficiales sobre la llegada de cada uno de los tanqueros, pero están, llegaron y descargaron o lo están haciendo.

¿Por qué su llegada pasa bajo la mesa y cuánto combustible pueden traer? ¿De dónde vienen y porqué se esconden? El miedo a represalias por las sanciones que desde EEUU pesan sobre Pdvsa hace que todo sea incógnito, secreto. Muchos de estos buques tienen más de un mes de travesía. Al menos cinco tanqueros entraron en los últimos días al país, sin contar los tres buques que ya vienen desde Irán.

Buques desde la India

El primer buque que desde El Estímulo detectamos fue el tanquero Agioi Fanendes. Este barco petrolero llegó a Venezuela cerca de las 2 am del miércoles 16 de septiembre y se ancló en la Refinería El Palito.

El Agioi Fanendes salió del puerto Sikka de la India el 16 de agosto y en su bitácora señalaba a El Palito como último destino de viaje. Tras 7 días de estar anclado cerca de la refinería, amarró en el muelle en el lugar en el que debe descargar su contenido el 23 de septiembre.

Poco tiempo después también llegó el tanquero Lucky Sailor. Este buque salió el 27 de agosto también del puerto Sikka, ubicado en la India. En su tránsito hacia puerto venezolano apagó su radar en el Mediterráneo y tras pasar por Gibraltar desapareció y se convirtió en un buque fantasma.

En su bitácora de viaje señalaba El Caribe como punto final. Sin embargo, después de entrar a aguas venezolanas, el buque actualizó su bitácora y colocó como punto final Puerto La Cruz.

Entre el Agioi Fanendes  y el Lucky Sailor, la carga podría sumar cerca de 90 mil toneladas de combustible.

Sobre estos buques, el sindicalista petrolero Iván Freites señaló que podrían transportar gasolina o gasoil, aunque apuesta por el último porque cree que la India no se arriesgaría a sanciones. Sin embargo, al apagar sus rastreadores y no colocar una bitácora de viaje clara deja la duda.

Un buque llega desde Trinidad

El Buque Wine Trader partió desde Trinidad con destino a República Dominicana, sin embargo, el fin de semana tomó rumbo a la Refinería El Palito. En este momento está anclado en Puerto Cabello e incluso su rumbo cambió y se actualizó. Ahora señala que está en Puerto Cabello y que se dirige a Republica Dominicana.

El Wine Trader es un petrolero químico que fue construido en 1989 ( hace 31 años ) y está navegando bajo la bandera de Panamá. Su capacidad de carga es pequeña en comparación con los buques que llegaron de la India, aunque su recorrido fue más corto. Tiene una capacidad de 6.259 toneladas y su su longitud total (LOA) es de 118,02 metros y su ancho es de 17 metros.

Otro tanquero vino de África

El 14 de agosto, el buque Jane partió del Puerto de Lomé, ubicado en la el país africano Togo y llegó el 26 de septiembre a Venezuela, directamente a la refinería de Amuay. Desde allí partió dos días más tarde a la Refinería Cardón.

El Jane es un buque petrolero químico que fue construido en 2008 (hace 12 años ) y navega bajo la bandera de Marshall Is . Según la página MarineTraffic, «su longitud total (LOA) es de 183 metros y su ancho es de 32,2 metros y tiene una capacidad de carga de 51. 506 toneladas».

Y de Cuba también llegan buques

Los movimientos de buques desde y hacia Cuba son constantes. De hecho, los buques venezolanos viajan hasta Cuba y no colocan este registro en la bitácora. Este es el caso del buque Terepaima, un buque con bandera venezolana que en su bitácora de viaje señala que está yendo de Puerto La Cruz hasta la Refinería de Amuay.

Sin embargo, a través del radar se ve que el buque Terepaima viene desde Cuba.

Y llegan los buques iraníes

El primero de los tres buques con gasolina, que empezaron hace más de un mes una travesía para llegar a Venezuela, ya se encuentra en aguas nacionales. El buque Forest ingresó al país y se dirige a puerto para descargar el combustible que trae desde Irán.

El Forest se encuentra a 577,77 km de la Refinería El Palito, aunque aún no está claro si este será el puerto final al cual llegará. A este buque, lo siguen otros dos tanqueros: Fortune y Faxon.

Los Tres buques petroleros salieron de Irán en agosto, pero tomaron la ruta larga, alrededor del cuerno de África, donde era más fácil mantener apagados los sistemas de rastreo por satélite para evitar a las autoridades estadounidenses.

Mientras tanto…

Los venezolanos viven una crisis de combustible que los tienen atrapados en largas filas en las estaciones de servicio debido al racionamiento del gobierno del presidente Maduro.

Las refinerías de Venezuela casi han detenido sus operaciones debido a años de subinversión, mientras que las sanciones de Estados Unidos destinadas a obligar Maduro a abandonar el poder han restringido severamente las importaciones de combustible.