De interés

¿Qué pasará con los productores cuando se abra la frontera a Colombia? (según Luis Oliveros)

La reapertura de la frontera incidirá directamente en los anaqueles venezolanos, así como también en la oferta de boletos aéreos hacia el vecino país. ¿Qué implica todo esto?

archivo
Publicidad

Luego de casi 6 años de estar cerrada, la frontera entre Venezuela y Colombia se abrirá nuevamente el 26 de septiembre, según aseguraron los presidentes Petro y Maduro. La medida ha sido tomada con beneplácito en ambos lados de la línea imaginaria, sobre todo en el sector productivo que ve como una oportunidad poder ampliar el mercado.

El economista Luis Oliveros explicó en el programa En Este País, que se trasmite por todas las emisoras de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría, que esta medida obligará a los productores venezolanos a ser más competitivos con los productos colombianos que estarán disponibles.

“Sin duda que les va a tocar competir con productos colombianos de buena calidad y menores precios. Los comerciantes venezolanos que no entiendan que la economía cambió, que los subsidios ya no están, que la tasa de cambio sobrevaluada ha cambiado, deben ajustar porque hay que competir, ser más productivos y tecnológicos”.

Para Oliveros aún es pronto para poder medir la magnitud de lo que significará para la economía venezolana esta reapertura. “Tenemos que entender que la economía nacional es diferente a los años anteriores al cierre de la frontera, ahora es más pequeña, pobre, con muchos inconvenientes y de paso sancionada. El poder de compra del venezolano sobre los productos colombianos no es el mismo de otros años”.

La Cámara de Integración Económica Venezolano Colombiana estimó que el intercambio comercial entre ambos países, con la frontera abierta, podría llegar a 800 millones para final de año. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, fue más optimista y apuesta por unos 2 mil millones de dólares en el último trimestre.

“La economía venezolana es diferente a la que se habían acostumbrado los colombianos, con alto poder adquisitivo, se compraba mucho, el bolívar era fuerte y había un consumo elevado por los subsidios del gobierno. El nivel de ingreso del venezolano hoy no es el mismo y eso repercute en la demanda de productos colombianos. También sabemos el nivel en que está la industria y las empresas privadas, no tienen la capacidad de producción ni de competir como en años anteriores”.

Más opciones, menores precios

La reapertura de la frontera incidirá directamente en los anaqueles venezolanos. Habrá mayor oferta de productos de ese país, así como también de boletos aéreos hacia el vecino con la reactivación de los vuelos directos.

“La economía venezolana tiene distorsiones, muchos inconvenientes pero que haya una mayor oferta, se habla de entre 3 y 5 líneas aéreas, vendiendo boletos Caracas – Bogotá abre un abanico de posibilidades a las personas que necesitaban viajar a ese país. Eso tiene que repercutir en la facilidad de conseguir boletos y en la reducción de los precios”.

Oliveros afirmó que esto beneficiará a los consumidores, pero llamó al gobierno a no tomar acciones que entorpezcan ese intercambio. “Si de verdad van a venir productos colombianos a competir, no solo los manufacturados sino agrícolas, eso puede generar buenas noticias para el consumidor nacional, ojalá que el gobierno no salga con aranceles, sino que ayude a los productores a ser más competitivos”.

Publicidad
Publicidad