<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Directora del FMI dice que la economía mundial entró en recesión

Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional, señaló que el organismo está actualizando su perspectiva económica para 2020, en ella la agencia evaluará el impacto económico del virus y posibles estrategias para hacerle frente

Directora del FMI dice que la economía mundial entró en recesión

Kristalina Georgieva, directora del Fondo Monetario Internacional (FMI) dijo el viernes que está claro que la economía mundial entró en una recesión que podría ser tan mala o peor que la de 2008.

La directora del FMI aseguró que la agencia de préstamos de 189 naciones pronosticaba una recuperación en 2021 y que este podría ser un rebote considerable. Pero advirtió que esto solo ocurriría si las naciones logran contener el coronavirus y limitar el daño económico.

«Una preocupación clave sobre el impacto duradero de la repentina detención de la economía mundial es el riesgo de una ola de bancarrotas y despidos que no sólo puede socavar la recuperación sino que erosiona el tejido de nuestras sociedades», afirmó a la prensa.

La directora explicó la situación tras una conferencia telefónica con funcionarios de finanzas de las 24 naciones que forman el panel de establecimiento de políticas del FMI.

Perspectivas económicas

Georgieva también señaló que el FMI está actualizando su perspectiva económica para 2020, que se publicará en pocas semanas. Esto dará a la agencia más tiempo para evaluar el impacto económico del virus.

Cuando se le preguntó si Estados Unidos estaba ahora en recesión, señaló que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, había dicho el jueves que Estados Unidos podría estar en recesión.

Además, cree que no sólo los Estados Unidos sino también muchas otras economías avanzadas y varios países en desarrollo entraron en una fase descendente.

Países pobres en riesgo

Georgieva sostuvo que los países de ingresos más bajos estaban siendo golpeados duramente por la propagación del coronavirus.

En este sentido, ahora 81 naciones buscan el apoyo de un programa de financiación de emergencia del FMI –mismo que le fue negado al régimen de Nicolás Maduro por la falta de reconocimiento de la legítima autoridad-.

El primer paquete de apoyo del FMI lo recibirá Kirguistán con 120,9 millones de dólares para hacer frente a los efectos adversos del virus.

La directora reiteró la promesa de que el FMI estaba dispuesto a entregar mil millones de dólares de sus recursos de financiamiento. Además, agregó que estaría en especial disposición para los países más afectados por el coronavirus.

«Hemos visto un aumento extraordinario en las solicitudes de financiación de emergencia del FMI. Nuestros miembros nos piden que hagamos más, mejor y más rápido que nunca.», dijo Georgieva.

Explicó que el FMI está tratando de satisfacer el aumento de la demanda e intentará duplicar el programa de financiación de emergencia. No obstante, el organismo buscará simplificar los procedimientos que los países tendrán que seguir para obtener el apoyo.

Ante la crisis sanitaria, la institución está creando estrategias para ampliar sus actuales servicios de préstamo para proporcionar más ayuda a los países.

Estrategias a discutir

Georgieva tiene previsto examinar estas cuestiones con el Directorio Ejecutivo del FMI. Su objetivo es elaborar un paquete de reformas que podría presentarse en las reuniones de primavera a mediados de abril.

Debido al virus, las reuniones de primavera tanto del FMI como del Banco Mundial, serán virtuales este año en lugar de reuniones en Washington.

«Los esfuerzos del FMI que empiezan a ofrecer alivio de la deuda a los países más pobres y que aumentan la financiación para ayudar a prevenir una crisis financiera mundial son pasos realmente positivos y necesarios», dijo Eric LeCompte, el director ejecutivo de Jubilee USA, un grupo que hace campaña para aumentar la asistencia a los países de bajos ingresos.

Texto con información de AP