<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

La gasolina de Amuay no alcanza ni para un día en Caracas

La demanda diaria de gasolina en el país, antes de la pandemia, se ubicaba en 250 mil barriles de gasolina por día. Entre las refinerías de Amuay y El Palito solo se producen 46.000 barriles. Sin embargo, fuentes internas de Pdvsa señalan que gasolina hay, pero el gobierno la raciona

La gasolina de Amuay no alcanza ni para un día en Caracas

La refinería Amuay volvió a operar. Según información de la agencia Reuters, la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) reinició una unidad de destilación en esta refinería. Dar esa noticia en un país que vive en una cola eterna para surtir gasolina genera esperanzas. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, o no necesariamente ese oro alcanzará para todos.

La capacidad de la refinería de Amuay es de 645.000 barriles por día (bd). Sin embargo, según el experto petrolero, Rafael Quiroz, se están produciendo solo 26 mil bd. Solo Caracas necesita 35 mil barriles para cubrir la demanda de tan solo un día.

Cuánta gasolina necesitan los venezolanos

Las seis refinerías que existen en Venezuela pueden producir 1.300.000 barriles diarios de gasolina, pero no lo hacen. En este momento, solo dos están funcionando (Amuay y El Palito), aunque muy lejos del total de su capacidad.

Pdvsa reinició la unidad de craqueo catalítico de Cardón en junio pero la detuvo nuevamente en julio debido a una falla en su propia unidad de destilación.

Sumando la producción de Amuay (26.000 bd) con la de El Palito (20.000 bd), la producción de gasolina diaria en Venezuela se ubica en 46 mil barriles.

En el último trimestre de 2019, Pdvsa estaba produciendo 130.000 barriles diarios de combustible, solo 10% de su capacidad. Ahora, solo produce el 3,5% de lo que podría.

La demanda diaria de gasolina en el país, antes de la pandemia, se ubicaba en 250 mil barriles de gasolina por día. En este momento, con las restricciones de la cuarentena, algunos analistas señalan que la demanda cayó a 100 mil barriles. Aún así, la producción nacional de gasolina no alcanza para atender al parque automotriz del país. Las colas así lo confirman.

Pdvsa tiene gasolina, pero la raciona

Aunque la producción de gasolina no alcance para cubrir la demanda nacional, esto no quiere decir que Pdvsa tenga los tanques de almacenamiento vacíos.

«Los terminales de almacenamiento de gasolina están llenos, pero Pdvsa los raciona», señala Quiroz.

La razón para ello es que la gasolina se está usando como un medio para desmovilizar a la población en la cuarentena. «Si lo notas, en esta semana de flexibilización hay menos colas».

Otra motivación para racionar la gasolina es la incertidumbre de no saber cuándo se pueda volver a importar. Las sanciones de Trump están afectando el flujo de combustible. Venezuela le compraba a Estados Unidos gasolina y productos para procesar el petróleo en sus refinerías. Desde enero de 2019 desaparecieron.

«El déficit de importación de gasolina y de componentes para refinar sin duda trastoca más la situación de gasolina en el país», asegura Quiroz.

Los 125.000 barriles que aproximadamente entraban a Venezuela desde EEUU lograban cubrir la cuota para abastecer la demanda nacional. Después, estas importaciones se sustituyeron por gasolina principalmente iraní, aunque el recrudecimiento de los controles por parte de Estados Unidos han dificultado que nuevos buques entren.

No hay quien transporte

Irán desafió a Estados Unidos y le dijo que le seguiría vendiendo gasolina a Venezuela. Ese no es el problema. El problema es quien va a transportar esa gasolina.

«Las sanciones también van sobre las compañías que transportan y aseguran el cargamento. Además, últimamente hay técnicos y capitanes de barcos que se niegan a conducir los buques que vienen a Venezuela, por miedo a las sanciones», asegura Quiroz.

Con información de Reuters