<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Refinería Cardón se paraliza otra vez y la escasez de gasolina se asoma en Venezuela

La refinería venezolana Cardón, la cual tiene la capacidad de procesar 33 mil barriles diarios de gasolina terminada empezó a funcionar el 13 de junio. Según señaló el dirigente sindical, Iván Freites, este inicio de operaciones se presentó con una gran inestabilidad en el sistema

Refinería Cardón se paraliza otra vez y la escasez de gasolina se asoma en Venezuela

Ni los buques iraníes, ni el aumento en el precio del combustible han eliminado la escasez de gasolina en Venezuela. El Gobierno de Maduro está muy lejos de resolver la crisis en la que está sumida la industria petrolera. Con las sanciones de EEUU que complican la compra internacional de combustible, junto a la imposibilidad de arrancar eficientemente las refinerías, las colas siguen creciendo.

La estrategia de conseguir la ayuda iraní y china para reactivar el complejo refinador venezolano no está dando frutos. La Refinería Cardón, reactivada en una pequeña proporción de su capacidad ya ha sufrido tres incendios. El primero hace unas semanas, aparentemente controlado y sin daños, los otros dos durante el fin de semana, lo que según los trabajadores paralizó por completo la producción.

El anuncio de Los dos últimos incendios lo dio el director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Eudis Girot.

«Dos incendios se produjeron el fin de semana en la casa de bombas que alimenta la planta del reformador que produce base de gasolina y el otro en planta de vacío», señaló en un tuit.

Menos gasolina, más escasez

La refinería venezolana Cardón, la cual tiene la capacidad de procesar 33 mil barriles diarios de gasolina terminada empezó a funcionar el 13 de junio. Según señaló el dirigente sindical, Iván Freites, este inicio de operaciones se presentó con una gran inestabilidad en el sistema.

«El sistema es aún muy inestable, lo que no genera una insostenibilidad real de la planta. En este momento se está produciendo por debajo de la capacidad y lo que se deja de producir se manda a un mechurrio para quemarlo», señaló Freites el mes pasado.

Hasta los momentos, la refinería estaba produciendo 23 mil barriles diarios de combustible de 91 y 95 octanos, lo cual buscaba aliviar, en parte, la crisis de combustible en Venezuela. Sin embargo, ahora estos 23 mil barriles salen del mercado y aumentan la escasez.

Según la agencia Argus, fuentes dentro del sector señalaron que las piezas de Irán y China que se utilizaron para reactivar Cardón son incompatibles con la tecnología estadounidense que utiliza la refinería venezolana.

Adiós a la gasolina en cuarentena radical

Los envíos de combustible desde Irán se perfilaban como una solución para la escasez de gasolina, sin embargo, la llegada de nuevos buques está en pausa ante la negativa del Gobierno de Trump de dejarlos pasar.

Hace pocas semanas, una orden desde EEUU pedía decomisar la gasolina iraní que se dirigía a Venezuela. Irán señaló que esto no pasaría. Sin embargo los buques no llegan y la escasez de combustible se agudiza nuevamente en Venezuela.