<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Los precios regulados del gobierno de Maduro solo duraron una semana

Aumentaron los precios de ocho de los 27 productos regulados, entre ellos la leche, el aceite, la margarina y el azúcar

Los precios regulados del gobierno de Maduro solo duraron una semana

En menos de 10 días, el gobierno venezolano aumentó los precios regulados de ocho de los 27 productos de la canasta alimentaria. Ahora los comerciantes se encuentran con una nueva lista de precios finales, a pesar de que muchos de estos productos se continúan vendiendo por encima del valor reflejado en ese listado.

En su página web, el Ministerio de Comercio publicó la nueva lista de precios fechada el 6 de mayo de 2020. La anterior, emitida el 27 de abril, duró poco más de una semana y se generó tras la intervención de empresas privadas de alimentos por parte del gobierno de Maduro.

La suma de la nueva lista da un monto total de 16,26 millones de bolívares, lo que equivale a $90 al cambio. Una suma que sigue siendo muy alta para un venezolano que gana el sueldo mínimo ($4)

¿Cuáles precios fueron aumentados?

De los 27 rubros de la primera lista, ocho fueron ajustados. El precio del litro de leche pasteurizada pasó de $0,85 a $1,65. El kilo de leche en polvo subió $2,8 para quedar con un precio final de $7,8.

La mantequilla se venderá en $2, mientras que el aceite comestible pasó de $1,2 a $1,7. Otro de los rubros que aumentó de precio fue el azúcar, que terminó en $1 por kilo, mientras que mayonesa ($1,8), la margarina ($1,5) y la salsa de tomate ($1,3) duplicaron el valor que tenían en la primera lista.

El resto de los precios de los productos se mantiene según el acuerdo original.

precios regulados

Vuelven los controles

El control de precios en Venezuela, que había desaparecido durante 2019, volvió al país en medio de la cuarentena por el nuevo coronavirus.

Las fiscalizaciones de las empresas de alimentos habían cesado en el último año, en lo que parecía ser una flexibilización de los precios por parte del régimen, con el fin de abastecer a un mercado que vivió una gran escasez de productos durante 2018.

Sin embargo, el repunte que ha registrado el precio del dólar desde el inicio de la cuarentena (+153%) ha disparado los precios de los productos y condujo a que el gobierno tomara de nuevo la carta de la Ley de Precios Justos, para intentar controlar una economía que, según el FMI, cerrará el 2020 con una hiperinflación de 15.000%.

Las medidas de fiscalización del gobierno ocurren en medio de una paralización de la economía, que mantiene a la mayor parte de la población en casa y que perjudica a más de la mitad de los venezolanos que viven de ingresos provenientes del sector informal.

Se visita pero no se multa

Aunque aumentó la fiscalización de precios en los comercios, hasta el momento no han sido reportados multas ni cierres.

Los analistas señalan que el gobierno de Maduro no desea llegar a un enfrentamiento que pueda generar más escasez de productos. Sin embargo, la mayoría de los sectores empresariales han expresado su rechazo ante esta nueva iniciativa de controlar la economía.