Negocios del Universitario ligan un enero con beisbol y trabajo

Mientras Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira hacen el último intento por clasificar a la postemporada, los negocios que dependen de la acción en el estadio Universitario no hacen si no ver la tabla de clasificación y ligar que, al menos, uno de ellos les dé trabajo en enero de 2017.

Negocios del Universitario ligan un enero con beisbol y trabajo

En medio de una temporada de poca asistencia y de altos costos de producción, los cerca de 34 locales de comida que se ubican detrás de las tribunas y gradas en la UCV necesitan los ingresos que representan los playoffs. Es este mes el que, según los encargados de los puestos, salva el año.

“Si Leones y Tiburones no clasifican, sería la guinda de la torta de este año”, confesó Anthony Masri, encargado de Enrollados Express, un negocio con doce temporadas en el coso de Los Chaguaramos, pero con ingresos por debajo del 50% con respecto a la edición anterior. “Siempre apostamos a enero, es lo que nos permite nivelar”.

Lógicamente, este temor también lo sienten aquellos que hayan alquilado un puesto para atender a los fanáticos en las sedes de Navegantes del Magallanes, Tigres de Aragua y Bravos de Margarita. Todos están en una situación comprometida. Ninguno recibirá la Navidad clasificado o eliminado.

Y, lo más frustrante es que ninguno puede hacer algo al respecto. “Yo soy magallanera y me toca ligarle al Caracas”, soltó Elizabeth Veroes, encargada de un local de hamburguesas en el sector de la primera base. “Hay deudas que pagar, el arrendamiento con los equipos. Estamos endeudados con eso. El primer mes (octubre) fue horrible”.

Detrás de las gradas también están conscientes que el panorama está nublado. A ellos el arrendamiento del puesto les sale más económico que en la zona de las tribunas (pagan entre 90-100 mil a Leones y 70 mil a Tiburones por toda la temporada), pero igual están contando con lo que puedan gastar los asistentes en postemporada. “Que no clasificara ninguno sería fatal, aunque uno prefiere Leones porque trae más gente. Hay locales que solo dependen de lo que hacen aquí. No sé cómo harán”, opinó Francia García, dueña del puesto Yakomanía en el sector popular, ubicado junto al de su madre, uno de los favoritos por los peloteros.

– ¿Caracas sin beisbol? –

No es común ir rodando en enero por la Autopista Francisco Fajardo o agarrar hacia la Valle-Coche y conseguir las luces del estadio Universitario apagadas. En realidad, son contadas las ocasiones en que esto ha ocurrido. Normalmente, en la capital del país hay beisbol arrancando el año.

Tiburones y Leones se han turnado históricamente o coincidido para que esto suceda. Inclusive, desde la temporada 69-70, cuando se empezó a jugar semifinales en el torneo criollo, ambos conjuntos han quedado eliminados en diciembre en solo tres oportunidades. La última fue en la edición 2001-2002, cuando todavía existían dos divisiones y clasificaban cinco.

Ahora, el nuevo formato de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional le da oportunidad a uno más, y es a esta posibilidad extra a la que equipos y los negocios que dependen de ellos tienen para aferrarse en estos últimos días de 2016.