<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Otro buque con combustible llega a Venezuela desde la India

Continúan entrando buques petroleros desde la India, mientras la mirada de Venezuela está puesta en los tres tanqueros con gasolina que vienen desde Irán. Tras apagar su rastreador a mitad de camino, este viernes 25 de septiembre apareció en el radar el buque Lucky Sailor y está en aguas venezolanas

Otro buque con combustible llega a Venezuela desde la India

Hace apenas 10 días reportamos en El Estímulo que el buque Agioi Fanendes se anclaba en la Refinería El Palito para descargar combustible. Ahora, un nuevo buque con la bandera de Malta y con procedencia de la India está en Venezuela y con dirección a Puerto La Cruz, aunque aún se mantiene en movimiento.

El tanquero Lucky Sailor salió el 27 de agosto del Puerto Sikka, ubicado en la India. Este es el mismo puerto del que salió Agioi Fanendes. Sin embargo, el buque que está transitando hacia puerto venezolano apagó su radar tras transitar por el Mediterráneo y pasar por Gibraltar.

Finalmente, el buque ancló en la Bahía de Puerto la Cruz y aún no se ha movido a ningún puerto.

Según los datos de MarineTraffic, el Lucky Sailor se encuentra en la costa del Atlántico, en la posición 34 ° 2 ‘31.596 «N, 17 ° 11’ 51.252» W. Sin embargo, la página de rastreo específica que su última ubicación registrada fue hace 10 días, momento en el que se convirtió en un barco fantasma sin rumbo fijo.

De hecho, en su bitácora la salida del puerto de Sikka (India) y la llegada a El Caribe, sin lugar específico.

El Lucky Sailor es un buque que transporta combustible o productos químicos  y que fue construido en 2009. Su capacidad de carga es de 37.596 toneladas, un poco menos que la capacidad de carga que el tanquero que llegó de la India hace unos diez días.

El buque se encuentra en aguas venezolanas y ancló el fin de semana cerca de Puerto La Cruz. Sin embargo, hay que esperar para ver el rumbo que toma, debido a que no tiene nada especificado en su bitácora de viaje.

¿Qué trae el buque desde la India?

Al igual que con el buque anterior, las autoridades venezolanas aún no han realizado ningún anuncio sobre su llegada a Venezuela, y mucho menos de su contenido.

Sin embargo, este tipo de embarcaciones petroleras pueden transportar tanto combustible como productos químicos derivados del petróleo. En cualquier caso, Venezuela necesita de ambos tipos de carga. Las refinerías requieren de compuestos químicos para refinar el petróleo, mientras que la gasolina también es necesaria para solventar la grave escasez de combustible que se vive en todo el país.

La postura del dirigente sindical Iván Freites sobre los buques que vienen de la India es que su contenido puede ser tanto gasolina como gasoil, aunque ve más probable que sea la segunda opción, porque no cree que India se arriesgue a transportar gasolina con las sanciones que tiene Venezuela.

Sea gasolina o gasoil, este buque tiene la capacidad para transportar más de 200 mil litros de combustible al país.

Movimientos internos

En medio de la crisis por combustible, buques de Pdvsa han estado registrando movimientos desde refinerías venezolanas hasta puertos del país desde donde transportar la gasolina en gandolas es más sencillo.

Este viernes 25 de septiembre, el buque Manuelita Saenz salió de Cardón hacia Zulia y llegó al puerto Bajo Grande en Maracaibo, por lo que este fin de semana se puede esperar que se surta de combustible a varias estaciones de servicios de Zulia.

Mientras tanto, el buque Negra Hipólita llegó al puerto de Carenero, desde donde se surte a Caracas y Miranda con combustible.

Finalmente, a Cumaná también le repartieron combustible. El buque Cloe, que salió el 23 de septiembre de Pto La Cruz, llegó al puerto de Cumaná, desde donde debe despachar combustible.

¿Y qué ha pasado con los buques iraníes?

Los buques con gasolina que vienen desde Irán siguen avanzando. Los buques Forest, Faxon y Fortune zarparon con 820.000 barriles apagaron sus localizadores. No pasaron el Canal de Suez, por donde tendrían una ruta más corta para llegar a Venezuela. Aunque la administración del canal recibió comunicación de que los barcos navegarían a principios de septiembre, esto nunca sucedió.

Finalmente, y como lo habían ya advertido algunos analistas, las embarcaciones decidieron bordear África en una ruta mucho más larga para llegar a un país con sed de combustible. Completar esta ruta larga toma al menos un mes más, según la trayectoria y el tamaño de las embarcaciones.

Se estima que en la próxima semana, los buques iraníes puedan entrar a aguas venezolanas.