Wendy's cierra en Venezuela: no fue renovado el permiso de operación

Wendy's International, con sede en Ohio, decidió retirarse del difícil mercado venezolano, una medida cónsona con su política de concentrarse en los escenarios mundiales más rentables. Para las franquicias no es fácil mantenerse en el país: necesitan de apalancamiento o de profundos procesos de adaptación. No todas lo logran

Wendy's cierra en Venezuela: no fue renovado el permiso de operación

Wendy’s, la franquicia internacional de restaurantes de comida rápida, se va de Venezuela. La razón es que su gerencia internacional, con sede en Ohio, no renovó el permiso de operación a los franquiciados locales.

En Venezuela, Wenco Servicio de Comida Rápida, C.A (nombre nominal en el país) comenzó a operar en 1997 en sociedad con Wendy’s International, según datos de la Cámara Venezolana de Franquicias. Llegaron a contar con más de 30 restaurantes pero con la crisis económica y la pandemia, solo estaban operando tres. La plantilla laboral también estaba reducida al mínimo, con unos 60 trabajadores aproximadamente. A nivel de mercadeo, había decaído notoriamente. Wendy’s funcionará en el país hasta el 30 de marzo.

Ser una franquicia global en una Venezuela hiperinflacionaria e hiperdevaluada no es fácil. Con la dolarización de los últimos dos años, las condiciones han mejorado parcialmente, pero muchas de estas empresas arrastran pérdidas de los años más difíciles. En el sector no se descarta que pronto otra marca internacional, especializada en sándwiches, anuncie su retirada.

Según comenta un vocero del sector, la realidad de las franquicias cuya casa matriz está fuera es muy diferente entre una y otra. Las que han logrado mantenerse con relativa buena presencia es porque cuentan con un buen apalancamiento y/o porque han gerenciado un profundo proceso de adaptación no exento de sacrificios.

El apalancamiento puede venir de otros negocios que tengan los mismos dueños o de otras franquicias asociadas en el exterior. Es el caso de una famosa cadena internacional de pollo frito, que cuenta con apoyo de la marca hermana en Panamá. O de una hamburguesería que cerró parte de sus locales porque uno de los dos dueños decidió paralizar operaciones. Sin embargo, los otros accionistas mantienen sus locales, apalancándose en otros negocios de alimentos que tienen en Venezuela.

El caso de McDonald’s es más conocido, porque ha mantenido su presencia en medios y sus promociones de mercadeo a pesar de las dificultades de los últimos años. Esta franquicia depende de Arcos Dorados, la gran marca paraguas para los McDonald’s de toda Latinoamérica. Ellos ven el negocio a nivel regional, y no por separado en cada país.

Lea también: McDonald’s: 35 años queriendo quedarse en Venezuela

Esta marca de restaurantes también se atrevió a tomar importantes decisiones locales para poder sobrevivir en el árido entorno económico venezolano. Por ejemplo, sustituyó las papas fritas internacionales por nacionales e incluso por yuca; buscó alianzas para ofrecer obsequios producidos en el país para el combo infantil e, incluso, disminuyó la calidad de sus empaques para reducir costos. En los últimos años han logrado traer de regreso muchos de sus estándares internacionales, incluidas las emblemáticas papas y los juguetes de la Cajita Feliz.

Tirar la toalla

Venezuela no es el único mercado difícil que Wendy’s abandona. Desde 1990, su política ha sido concentrarse en los que más ganancias le reportan.

Wendy's

Esta franquicia estadounidense está cerrando mercados desde finales de los 90. Se ha retirado de países como Corea del Sur, Hong Kong, Singapur, Rusia, España y Japón.

En Latinoamérica, se fue de Costa Rica en 2015, después de operar durante nueve años con 12 restaurantes. De Argentina se marchó en 2001 debido a la crisis, cerrando 18 locales. Volvió en 2011 y ahora cuenta con 9 tiendas.

Wendy’s es una marca estadounidense con 51 años de fundada. El primer restaurante lo fundó Dave Thomas, en Ohio, el 15 de noviembre de 1969. Actualmente es la cuarta cadena de hamburguesas más grande de Estados Unidos, con más de 6.480 locales. Antes que ella están McDonald’s, Arby’s (sin presencia en Venezuela) y Burger King.

Su nombre y su logotipo, el de una niña pelirroja con colitas, está inspirado en Melinda Lou, hija de Dave, a quien apodaban Wendy.

En 1972, Dave Thomas convirtió su negocio en una franquicia. En 1982, Dave se retiró de la dirección ejecutiva pero se mantuvo como presidente fundador hasta que murió en 2002. Finalmente, en 2008, la marca fue adquirida por la firma inversora Triarc, dueña de Arby’s.