<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Estados Unidos puede aspirar a cierta normalidad en primavera

El principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, advierte que eso dependerá de una serie de factores: "Tenemos una vacuna, tiene que ser repartida y no podemos abandonar medidas fundamentales de salud pública. Puedes alcanzar un grado de normalidad al tiempo que haces cosas fundamentales de salud pública".

Estados Unidos puede aspirar a cierta normalidad en primavera

El principal epidemiólogo de la Casa Blanca, Anthony Fauci, señaló este domingo que Estados Unidos podría regresar a una «normalidad relativa» en torno al segundo o tercer trimestre de 2021, aunque advirtió de que depende de una serie de factores como las futuras vacunas.

«Tenemos que hacer que la gente reciba la vacuna, por lo que si conseguimos que una mayoría abrumadora de personas la reciba, y, por un lado, tienes una efectiva y, por otro, un alto nivel de utilización, podríamos comenzar a hacer que las cosas vuelvan a ser relativamente normales conforme entremos en el segundo y cuarto trimestre del año», dijo Fauci, en una entrevista con la cadena de televisión CNN.

Aun así, insistió en que tienen que darse una serie de factores: «Tenemos una vacuna, tiene que ser repartida y no podemos abandonar medidas fundamentales de salud pública. Puedes alcanzar un grado de normalidad al tiempo que haces cosas fundamentales de salud pública».

Transición en ciernes

Preguntado sobre el proceso de transición de la Administración de Donald Trump al futuro Gobierno del demócrata Joe Biden, Fauci opinó que sería mejor que los funcionarios gubernamentales comiencen a trabajar lo antes posible con el equipo del que fuera vicepresidente de Barack Obama (2009-2017), en lo que respecta a la crisis sanitaria.

«Por supuesto que sería mejor si pudiéramos empezar a trabajar con ellos», dijo el director del gubernamental Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID, en inglés).

«Como sabe -agregó-, he pasado por transiciones múltiples, al haber servido a seis presidentes durante 36 años. Y está muy claro que el proceso de transición por el que estamos pasando es realmente importante en una entrega fluida de la información, como si fuera el relevo de una carrera».

«No quieres parar y luego dárselo a alguien, quieres esencialmente seguir marchando», apuntó.

El 7 de noviembre, Biden fue declarado vencedor en las elecciones presidenciales por parte de las proyecciones del medios de comunicación, pero el presidente saliente, Donald Trump, no ha reconocido su derrota alegando fraude, y ha dado indicios de que no facilitará una transición pacífica del poder.

En la última semana, EE.UU., el país más afectado por la pandemia con casi 11 millones de casos y más de 245.000 fallecidos, ha sufrido récords diarios de nuevos contagios del coronavirus SARS-CoV-2, con la cifra inédita de 187.095 nuevas infecciones el viernes.

Pese a este incremento, Fauci descartó que vaya a declararse un confinamiento nacional, pero auguró órdenes de cuarentena en lugares concretos.

«Si no damos la vuelta al repunte (…) no vamos a imponer un confinamiento nacional, creo que eso esta muy claro, pero pienso que vamos a empezar a ver a nivel local, es decir, gobernadores, alcaldes o gente a escala local que hará, como usted ha dicho, restricciones de tipo quirúrgico, que son el equivalente funcional de un confinamiento local».

Esta semana la farmacéutica estadounidense Pfizer anunció que su vacuna contra el SARS-CoV-2 es eficaz en 90 %, por encima de lo requerido por los reguladores del país, lo que permite augurar una rápida autorización de emergencia para su puesta a disposición del público.

Vacuna no trae magia

En días recientes Anthony Fauci advirtió este jueves de que la inmunidad que proporcionarán las vacunas contra la covid-19 puede decaer en uno o dos años, por lo que sería necesario «volver a vacunarse» cada cierto tiempo.

La experiencia de los científicos con otros coronavirus, como los del resfriado, «indica que la duración de la inmunidad no es como la del sarampión, que se alarga básicamente toda la vida», afirmó Fauci en una charla virtual organizada por el grupo de pensamiento británico Chatham House.

La inmunidad será «definitivamente finita, probablemente medida en términos de un año más o menos, o dos, pero no veinte, treinta o cuarenta años», apuntó. El principal epidemiólogo estadounidense, que lleva 36 años al frente del centro de investigación de enfermedades infecciosas más importante del país.

«Eso significa que una vez tengamos vacunas exitosas, que nos van a permitir superar la situación en la que estamos. Probablemente tendremos que mirar bien la durabilidad de las mismas, porque esto podría convertirse en endémico y podría ser necesario volver a vacunarse de manera intermitente», sostuvo el científico.

«¿Cada cuánto tiempo (habrá que vacunarse)? Eso tendremos que verlo a medida que estudiamos a las personas vacunadas durante un periodo de un par de años para determinar cuánto dura la inmunidad», agregó.

¿Cómo medir nuestro riesgo de agarrar el coronavirus?

Nadie cuestiona que la devastación económica traída por el nuevo coronavirus puede tener profundas consecuencias médicas y sociales, incluida la muerte. Nadie duda que esas consecuencias no se podrán revertir rápidamente. Pero, ¿quien quiere ser el primero en correr el riesgo personal de volver a la normalidad? En ese contexto, ¿estamos dispuestos a correr el riesgo?

EEUU registra récord de casos diarios de Covid con más de 200.000

Estados Unidos sigue siendo el país más afectado con más de 10 millones de casos y casi 240.000 muertes, con otros datos preocupantes, como los 60.000 hospitalizados por COVID-19. En este sentido, la pandemia fue uno de los principales problemas que tuvieron en cuenta los votantes en las elecciones presidenciales de la semana pasada en Estados Unidos.