<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Clásico Mundial de Beisbol

La generación que puede sanar las decepciones de Venezuela en el Clásico

Desde 2006, cada cuatro años, la esperanza de ser campeones del planeta florece en el béisbol criollo, pero por diferentes razones dura muy poco. El cupo está asegurado para el Clásico Mundial de 2021, que con mucha seguridad se celebrará debido al éxito televisivo y la llegada de Estados Unidos a la final. La selección ya tiene algunos nombres que, si las proyecciones se cumplen, tendrán la responsabilidad de terminar con los continuos chascos del segundo país con mayor producción de grandeligas.

Edwin Zerpa: "Carlos Guillén y Omar Vizquel deben seguir"

A diferencia de otras disciplinas, la Federación Venezuela de Béisbol no tiene poder para armar la plantilla del equipo. Pero sí tiene la responsabilidad de designar al gerente general y mánager, los cargos de mayor peso. Edwin Zerpa, presidente del ente que regula la pelota amateur del país, se muestra “satisfecho” por el trabajo desplegado por los hombres que eligió para encabezar a la selección, a pesar de los adversos resultados que dejó el Clásico Mundial 2017.

A Venezuela se le olvidó batear

El núcleo del poder no terminó de explotar. La unión de José Altuve, Carlos González, Miguel Cabrera y Víctor Martínez ha tenido la pólvora mojada. La buena calidad de los pitchers contrarios agudiza el slump, que no fue vaticinado en la teoría. Al igual que en el tropiezo con Estados Unidos, los criollos no lograron castigar a los brazos de República Dominicana. Ahora la única oportunidad de trascender es encomendarse a la gloria de un milagro

Venezuela pierde por un parpadeo ante EEUU

El plan del mánager Omar Vizquel se cumplía: Félix Hernández lanzó una apertura de calidad, Rougned Odor pagó con el bate su debilidad en la tercera base y solo faltaba que el relevo respondiera. Pero al béisbol le gusta improvisar y romper los manuales. Estados Unidos le hizo un daño irreparable a Héctor Rondón, quien dejó altas sus rectas.

Venezuela cumple con el guión ante Italia: batear y rezar

La forma como Venezuela jugó su segundo encuentro del Clásico Mundial de Béisbol no sorprende. Hace poco más de un mes, cuando Major League Baseball rodó la cortina para exhibir los rosters de cada uno de los 16 equipos del certamen, los diagnósticos de la antigua Vinotinto no requirieron de radiografías: Las vicisitudes armaron a una selección con mucha capacidad para batear pero con un pitcheo titubeante.

Venezuela se reivindica al ganar 11-10 a Italia

Un doblete productor de Martín Prado en la parte alta de la décima entrada resultó decisivo en un duelo pródigo de emociones y remontadas, con lo que Venezuela superó el sábado 11-10 a la empeñosa Italia y se mantuvo con vida en el Clásico Mundial de Béisbol.

EEUU gana agónicamente en el décimo inning a la debutante Colombia

El bateador emergente Christian Yelich, de los Marlins de Miami, anotó en la parte baja de la décima entrada la carrera que decidió el triunfo de Estados Unidos por 3-2 frente a Colombia en partido inaugural para ambas selecciones en la cuarta edición del Clásico Mundial de Béisbol, dentro del Grupo C.Colombia, que hizo su debut en un Clásico Mundial, dio la mejor imagen y mantuvo siempre controlada a la artillería de Estados Unidos, que estuvo abajo en el marcador y en la parte alta de la novena entrada evitó la anotación de la novena cafetera que dejó a corredores en tercera y segunda con dos "outs" en la pizarra.

Pero fue Estados Unidos el que en la parte baja de la décima, con el relevista Guillermo Moscoso en el montículo, fabricó la carrera del triunfo al dar el lanzador colombiano dos bases por bolas a Yelich y al campo corto Brandon Crawford, de los Gigantes de San Francisco.

Luego llegó el segunda base Ian Kinsler, de los Tigres de Detroit, y con rola de "out" por segundo puso a Yelich en la antesala y Crawford llegó a la intermedia.

Sería el jardinero Adam Jones, de los Orioles de Baltimore, el que con sencillo por el jardín central permitiese a Yelich anotar la carrera de la victoria.

El relevista Tyler Clippard, de los Yanquis de Nueva York se encargó de lanzar la décima entrada y se quedó con la victoria.

Clippard (1-0), sexto relevista que utilizó el piloto de Estados Unidos, Jim Leyland, dio una base por bolas y sacó un ponche después de realizar 17 lanzamientos y nueve los puso en la zona del strike.

La derrota se la quedó Moscoso (0-1), tercer relevista que utilizó Colombia, y que realizó una gran labor a pesar de cargar con la derrota.

Moscoso, que le quitó la pelota a Greg Nappo con un "out" en la parte baja de la novena entrada, trabajo un episodio y un tercio para ceder un imparable, con una carrera limpia, dio dos bases por bolas y no sacó ningún ponche.

A pesar de la derrota, la selección cafetera tuvo un debut histórico al anotar su primera carrera en un Clásico Mundial en la parte alta de la quinta entrada cuando el segunda base Adrián Sánchez pegó doble impulsador por el jardín central para que jardinero derecho Jesús Váldez pusiese la pizarra en 0-1.

El propio Sánchez con otro doble remolcador del jardinero izquierdo Mauricio Ramos, de los Reales de Kansas City, llegó a la registradora con el 0-2.

Ambas carreras pesaron sobre el relevista Mychal Givens, de los Orioles de Baltimore, que le quitó la pelota al abridor Chris Archer al inicio de la quinta entrada.

Archer ue estuvo perfecto en las cuatro entradas que lanzó al irse sin hit ni base por bolas y retiró a tres bateadores por la vía del ponche.

Pero Givens no trajo nada sobre el montículo y fue castigado con tres imparables, incluidos par de dobletes, aunque luego sacó los tres "outs" de la entrada por la vía del ponche.

Tras Givens, Leyland continuó con el movimiento del bullpen para sacar a Luke Gregerson, Sam Dyson, Nate Jones, Pat Neshek y Clippard, una estrategia que al final le dio resultado.

Mientras que la ofensiva de Estados Unidos, que tampoco pudo hacerle daño al abridor zurdo colombiano José Quintana, de los Medias Blancas de Chicago, durante las cinco primeras entradas, en la parte baja de la sexta, tras haber sacado los dos primeros "outs", permitió un sencillo de Crawford y ahí acabó su trabajo.

El piloto de la selección de Colombia, Luis Urueta, decidió con buen criterio que había llegado el momento de retirar a Quintana que realizó 63 lanzamientos -el límite permitido en el Clásico es de 65-- y 44 los puso en la zona del "strike".

La pelota se la quitó el relevista derecho William Cuevas, de los Tigres de Detroit, que tampoco pudo contener a la ofensiva de Estados Unidos que anotó las dos carreras del empate.

Crawford y Kinsler fueron los encargados de anotarlas con doble impulsador de Jones y tiro descontrolado de Cuevas, que se le escapó la bola al receptor Jhonatan Solano.

Jones se convirtió en el jugador clave del bateo oportuno de Estados Unidos al irse de 5-2 con par de carreras impulsadas, mientras que Kinsler tuvo de 5-2 con anotación y Crawford pegó imparables y piso también una vez la registradora.

Quintana, que se fue sin decisión, al igual que Archer, lanzó cinco entradas y dos tercios con un imparable permitido y una carrera limpia, dio una base por bolas y retiró a cuatro rivales por la vía del ponche.

Cuevas, a pesar de no poder evitar la dos carreras del empate de Estados Unidos, hizo una gran labor en las dos entradas y un tercio que estuvo en el montículo tras espaciar cuatro imparables y sólo le contó una carrera limpia en su contra, además de no dar bases por bolas y sacar dos ponches.

Estados Unidos tendrá este sábado, como próximo rival a República Dominicana, que defiende el título de campeona, y la pasada noche venció 9-2 a Canadá, que será el rival de Colombia en el primer partido de la doble jornada.

Venezuela en la lona, con el rostro hinchado y avergonzado

El debut de la Vinotinto en el Clásico Mundial de Beisbol resultó una pesadilla. Puerto Rico hizo lo que quiso con el bateo y el pitcheo criollo, al imponerse por la vía del nocaut 11 por 0, en siete innings. Ahora Omar Vizquel encara su primer gran reto como manager: tratar de que sus peloteros olviden la humillación y lograr la victoria este sábado contra Italia que evite una eliminación más bochornosa que la de 2013

Venezuela es una máquina de bateo, pero el pitcheo está en 3 y 2

Títulos de bateo, especialistas en poner la bola en juego y bastante poder, son  componentes de la nomenclatura de la otrora vinotinto –ahora tricolor por cábala- para su debut en el Mundial, este viernes. Sí, se sabe que pocas selecciones del planeta son mejores que la criolla en el bateo, pero el pitcheo está herido por ausencias y de eso pueden sacar provecho Puerto Rico, Italia y México, los otros integrantes del Grupo D.