<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Zamora

Mineros 1-1 Zamora: Defraudar no está entre los planes de ambos

No defraudaron. El espectáculo estaba garantizado y la oferta fue mucho mayor a lo que se tenía presupuestado. Mineros y Zamora regalaron un partido extraordinario, con muchas emociones y un ritmo vertiginoso. Si bien el marcador final (1-1) le hace un guiño a los barineses, la referencia de la serie de semifinales de Mineros con Carabobo nos avisa que aquí todo puede ocurrir

Zamora campeón: el renacimiento del poderío blanquinegro

A Zamora le vino bien descansar 41 días. Innegablemente, el súper equipo que ha sido (y dejó de ser en el Clausura) quería seguir peleándolo todo hasta el final, pero las ideas agotadas, alguno que otro desliz en conductas extradeportivas de algún jugador y un desgaste de relaciones interpersonales por tantas concentraciones y tiempo juntos, hizo mella en la casa blanquinegra. Había que respirar.

Zamora, ¿sólo un mal momento?

El equipo que maravilló a todos y que fue capaz de sorprender con su despliegue de opciones ante cada frente y exigencia, hoy deambula en medio de una crisis de juego que se refleja en un impresionante récord negativo de resultados. Las cosas no andan bien en Zamora, ni en la cancha, ni en el camerino.

¡Zamora campeón! Cuando lo bueno puede ser mejor

En el momento que Noel Sanvicente decidió hacerse cargo de la Selección Nacional, el aficionado barinés asumió la designación con la alegría de saber que el hombre que hizo grande a su equipo ahora tendría el mismo reto, ahora ante todos los venezolanos. Sin embargo, el hincha también temblaba porque sabía que Zamora difícilmente podría alcanzar los mismos sueños materializados bajo el mando de "Chita". Una quimera.

Mamarracho continental

Según números del periodista e historiador Eliezer Pérez Pérez, Venezuela tiene ya 18 partidos consecutivos sin una victoria en Copa Libertadores. Los números son fríos y contundentes, nadie los puede discutir; lo que sí vale la pena repasar es el desempeño durante cada juego de los representantes criollos y algunas razones del bochorno actual para darnos cuenta que, como dicen en el sur del continente, estamos al horno.

Delincuentes sueltos en Barinas

El diario argentino La Nación es contundente al informar que “Los hermanos Rafael y Fernando Di Zeo y Mauro Martín, ex líderes de la barrabrava de Boca Juniors, llegaron hoy a la ciudad de Barinas, Venezuela, donde el equipo "xeneize" jugará mañana ante Zamora, por la cuarta fecha del Grupo 5 de la Copa Libertadores “.

¿Y a quién culpamos del papelón en Libertadores? ¿Y quién lo soluciona?

"Parece un equipo de juveniles". "Nunca pusieron en peligro al local". "Sin muchos recursos tácticos". Y así, las frases se repiten cada vez que juegan los equipos venezolanos. No las estoy inventando. Las escuché en la goleada de Guaraní a Táchira y de Boca a Zamora. Los comentaristas internacionales no mienten. La fragilidad de los competidores criollos le permite a cualquier rival saber que solo es cuestión de tiempo para que la diferencia se haga presente. Les basta estar, para sumar puntos. De local o de visitante, da igual.