Internacionales

Esto planea la UE para liberarse de la dependencia energética con Rusia

El plan de la Unión Europea establece un objetivo de 10 millones de toneladas de hidrógeno de fuentes renovables producido en Europa para 2030

Archivo
Publicidad

La Comisión Europea presentó este miércoles un plan por 210.000 millones de euros (más de 220.000 millones de dólares) que prevé una aceleración de las energías renovables y el ahorro energético para liberarse «lo más rápido posible» de las importaciones de gas ruso.

«Debemos reducir nuestra dependencia energética de Rusia lo antes posible. Podemos hacerlo», dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, en una declaración.

Reducir las importaciones de combustibles fósiles es crucial para lograr la meta de la UE de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55% para 2030, y lograr la neutralidad de carbono en 2050.

La aceleración de la transformación del sistema energético europeo requerirá una inversión de unos 210.000 millones de euros para 2027, estimó la Comisión.

El grueso de la financiación propuesta procedería de préstamos ya incluidos en el plan de recuperación europeo NextGenerationEU pero que aún no se han utilizado. Estos préstamos ya representan 225 mil millones de euros que se pueden movilizar de inmediato.

A corto plazo, la UE también tendrá que aumentar su producción de electricidad a partir de centrales nucleares y de carbón

«El ahorro energético es la forma más rápida y económica de responder a la actual crisis energética», apuntó la Comisión Europea al lanzar un plan que había sido solicitado a finales de marzo por los líderes de la UE.

La Comisión estima que «cambios de comportamiento podrían reducir la demanda de gas y petróleo en un 5% a corto plazo» y recomendó campañas de comunicación en cada país del bloque dirigidas a empresas y hogares.

Así, la Comisión propuso aumentar su objetivo de participación de las energías renovables en la combinación energética para 2030, del 40% al 45%.

Para ello, propuso duplicar las instalaciones fotovoltaicas para 2025 y reducir las trabas administrativas para agilizar los trámites de despliegue de proyectos solares y eólicos.

«Proponemos imponer techos solares para edificios públicos y comerciales para 2025, y para nuevos edificios residenciales para 2029′, apuntó Von der Leyen.

El plan también establece un objetivo de 10 millones de toneladas de hidrógeno de fuentes renovables producido en Europa para 2030.

Publicidad
Publicidad