<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Madres venezolanas llegan desnutridas y enfermas a dar a luz en Cúcuta

Los registros del hospital universitario de Cúcuta reflejan que muchas madres venezolanas solo acuden a dar a luz y luego retornan a Venezuela

Julia Piedad Mejía, coordinadora del área de ginecobstetricia del Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta, Colombia, informó el aumento de mujeres venezolanas que van en busca de atención y múltiples nacimientos de bebés venezolanos en el centro asistencial.

La doctora advirtió que la cifra de mortalidad perinatal en los hijos de venezolanos va en aumento, aunque no se revelaron cifras

La ocupación hospitalaria y arribo de pacientes migrantes aumentó 400% en comparación al cierre del año 2018, y un reputen de atención a embarazadas venezolanas de 76% en 2019 en el hospital de la ciudad fronteriza.

De 7.000 niños nacidos en el centro de salud fronterizo, 5.320 son hijos de venezolanos.

Madres sin control prenatal previo

De acuerdo al reporte ofrecido por la especialista, una de las mayores constantes evidenciadas en las madres venezolanas que buscan asistencia médica en el hospital es que llegan en estado delicado de salud.

“La particularidad que se presenta con este número de alumbramientos es que la mayoría de las madres llegan con desnutrición, sin ningún control prenatal previo y algunas con enfermedades o infecciones avanzadas que ya se han erradicado en Colombia”, dijo Julia Mejía.

Niños con bajo peso, madres con sífilis y otras enfermedades de transmisión sexual, además de algunas con crisis hipertensivas, son parte de los cuadros médicos hospitalarios que se presentan, detalló la especialista.

Precisó que la situación genera complicaciones a la hora del nacimiento de los niños y lleva a un número importante de ellos a la Unidad de Cuidados intensivos Neonatales o al área de hospitalización pediátrica.

Cúcuta solo para dar a luz

Los registros que maneja el hospital universitario de Cúcuta reflejan que un importante número de madres venezolanas solo utilizan el servicio de salud para el alumbramiento de sus hijos y luego retornan a Venezuela.

“La mayoría de las pacientes se devuelven a Venezuela luego de dar a luz. Antes se quedaban viviendo acá, pero en vista de lo complicada de la situación social de Cúcuta, se regresan”, explicó la coordinadora de ginecobstetricia.

Las venezolanas llegan con unos días de antelación a la fecha del parto. Vienen del interior de Venezuela, hacen viajes terrestres de 18, 20, 24 o más horas, tienen el bebé en el hospital y apenas les dan salida, retornan.

Los casos de óbitos o mortalidad perinatal (bebés que fallecen durante la gestación), es alta y va en aumento en el centro médico, debido, entre otras razones -precisó-, a los pocos o nulos controles prenatales de las madres.

“El aumento se debe en gran parte a los pocos controles prenatales. Llegan al hospital a última hora del parto. Muchas hacen los trayectos por vía terrestre, atraviesan río, trochas, se caen. Son esfuerzos grandes que representan graves consecuencias en su estado y lleva al aumento de los óbitos en el hospital”, indicó.

El Hospital Universitario Erasmo Meoz de Cúcuta no hace controles prenatales, al tratarse de un centro de salud de tercer nivel,  aclaró la coordinadora del área de ginecobstetricia.

En la ciudad fronteriza existen fundaciones u ONG que se encargan de la población migrante. Allí se practican algunos exámenes de laboratorio y ecografías sin ningún costo, además de control prenatal a las migrantes venezolanas. Pero la mayoría llegan con embarazos ya avanzados, dijo la especialista.