<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Maduro confía en una participación alta en las parlamentarias y lanza sus candidatos

"No soy un cobarde, sé lo que hago", dijo el líder del chavismo refiriéndose a los indultos y enumeró los ministros que dejarán sus cargos para participar en las parlamentarias. Al mismo tiempo, EEUU dijo que las excarcelaciones no merecen ser aplaudidas

Maduro confía en una participación alta en las parlamentarias y lanza sus candidatos

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró este martes que apunta a «la más amplia participación» y «confianza» en las cuestionadas parlamentarias de diciembre al indultar a un centenar de opositores, entre ellos diputados y colaboradores del jefe legislativo, Juan Guaidó.

El mandatario firmó los indultos «para avanzar en el diálogo, para avanzar en la creación de condiciones que permitan la más amplia participación electoral, para avanzar en la creación de confianza», según dijo en una alocución transmitida por la televisora estatal.

Maduro indultó el lunes a 110 opositores, decisión que Guaidó -reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países- tachó de «trampa» de cara a las venideras elecciones para renovar el Parlamento, en manos opositoras.

Una treintena de partidos de la oposición anunció que boicoteará el proceso por considerarlo un «fraude» electoral.

«Sé lo que estoy haciendo», aseveró el gobernante chavista al referirse a la medida que puso en libertad la víspera al jefe de despacho de Guaidó, Roberto Marrero, y dos parlamentarios, Gilber Caro y Renzo Prieto, así como a otros detenidos.

«No soy un débil, no soy un cobarde, no soy un traidor (…) ¡Asumo mis responsabilidades!», expresó Maduro.

Estados Unidos, principal aliado internacional de Guaidó, rechazó más temprano aplaudir los «indultos» otorgados por el mandatario socialista, asegurando que ni los venezolanos ni la comunidad internacional «se dejarán engañar» por «acciones simbólicas».

Mientras que la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su satisfacción por los indultos, valorándolos como «un paso significativo en los esfuerzos en favor de la apertura del espacio democrático».

Los postulados

Maduro anunció, además, que ocho miembros de su gabinete ministerial, entre ellos un cercano colaborador suyo, Jorge Rodríguez, «están dispuestos a ir a la batalla electoral» del 6 de diciembre y se postularán como candidatos.

Se trata de los ministros Rodríguez, de Comunicación e Información; Iris Varela, de Servicios Penitenciarios; Blanca Eekhout, para las Comunas; Pedro Infante, de Deportes; Asia Villegas, para la Mujer; Gilberto Pinto, para el Desarrollo Minero Ecológico; Gabriela Peña, de Agricultura Urbana; y Aloha Núñez, para los Pueblos Indígenas.

Rodríguez, en el cargo desde noviembre de 2017 y recién recuperado de covid-19, es uno de los principales negociadores del chavismo en sus diálogos con la oposición.

En los cambios ministeriales de Maduro suelen predominar los enroques, con un influyente grupo de dirigentes que se alterna el ejercicio de altos cargos.

EEUU: Maduro no merece aplausos

Estados Unidos dijo el martes que los «indultos» otorgados a opositores son «actos simbólicos» que no merecen aplausos, describiéndolos como la «última treta» del mandatario Nicolás Maduro a tres meses de las elecciones legislativas.

«No olvidemos que Maduro sigue deteniendo arbitrariamente cientos de prisioneros políticos. Ni el pueblo venezolano ni la comunidad internacional serán engañados por estos actos simbólicos», dijo en Twitter el jefe de la diplomacia estadounidense para América Latina, Michael Kozak.

La liberación de «algunos prisioneros políticos injustamente detenidos en un principio» busca «encubrir una elección absurda», agregó sobre los comicios del 6 de diciembre organizados por autoridades electorales afines a Maduro, que la oposición llama a boicotear.

Washington, que desconoce el mandato de Maduro por considerarlo resultado de un fraude, exige a Caracas la realización de «elecciones libres y justas» para «restaurar la democracia».

Para esto, «Maduro debe retirar la prohibición de partidos y candidatos, respetar la libre expresión del pueblo, eliminar la censura, desmontar los escuadrones de la muerte, crear una comisión electoral honesta e independiente y acoger observadores electorales internacionales independientes», señaló Kozak.

Un vocero del Departamento de Estado dijo a la AFP que «no debe aplaudirse la restauración de derechos constitucionales que fueron eliminados ilegalmente» y pidió la liberación «inmediata e incondicional» de todos los detenidos por razones políticas.

Joe Biden asegura que defenderá la democracia en Venezuela

"Mientras Juan Guaidó habla sobre la crisis humanitaria venezolana y los crímenes de lesa humanidad perpetrados por Maduro, reafirmo mi compromiso de apoyar al pueblo venezolano. Una administración de Biden-Harris siempre defenderá la democracia y los derechos humanos en todo el mundo", escribió el candidato demócrata