<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Niños del J.M. de los Ríos claman por transfusiones de sangre

En el pasado diciembre fallecieron tres niños tras esperar más de un mes por transfusiones de sangre en el hospital de los niños J,M. de los Ríos

Niños del J.M. de los Ríos claman por transfusiones de sangre

Juan Acosta, de 10 años de edad es paciente del hospital de niños J.M. de los Ríos. Fue diagnosticado a los seis meses de edad de anemia drepanocítica y en su lucha para superar esta enfermedad ha tenido dos accidentes cerebro vasculares. Tiene tres años a la espera de un trasplante de médula ósea.

Este jueves Juan salió con su mamá del hospital para exigir le sea garantizado su derecho a la salud. «El gobierno nos sigue tomando el pelo. Diciéndonos que esperemos, que nos van a mandar para Cuba, para Turquía. Señores del ministerio de Salud, nuestros hijos no pueden seguir esperando», dijo la madre del niño, Zulema González.

González teme a que Juan muera por falta de respuesta de las autoridades del centro hospitalario. «Nuestros hijos siguen falleciendo y aquí bien gracias no pasa nada porque estamos en la revolución bonita», señaló.

Juan necesita tomar diariamente un compromido de Exjade, medicamento de 500gr que, según su madre, cuesta al rededor de 1300 euros. «Si no tenemos para pagar una sangre, cómo vamos a tener para pagar esto», sentenció.

Si los niños no consumen el medicamento sus órganos vitales pueden dejar de funcionar en cualquier momento provocándoles la muerte. 

Desespero ante la negligencia

Las madres de los niños denuncian que solo en el pasado diciembre fallecieron tres niños tras esperar más de un mes por transfusiones de sangre.

El desespero de las madres de los niños es evidente y crece día a día, cuando deben llevar al hospital agua potable y agua hasta para asear los baños.

«Tenemos que estar agarrando agua con tobito para poder mantener los baños limpios y a los niños también. Es importante que los niños tengan agua potable por las contaminaciones que ha habido en los últimos meses en el hospital», señaló Yosibel Hurtado, representante de un niño paciente de hematología que cumple dos años hospitalizado.

Su hijo, al igual que más de 30 jóvenes están a la espera de trasplante. «Son 80 madres en el servicio de hematología que acompañan a sus hijos y de ellas al menos 30 esperan trasplante para sus hijos».

Claman ayuda urgente

Rosa Colina es madre de Cristina Zambrano, paciente del servicio de hematología con talasemia mayor y lupus eritematoso sistémico. Denuncia que a la falta de transfusiones de sangre se le suma que no hay quimioterapias y el servicio del quirófano no funciona.

«En este momento, por falta de personal del banco de sangre, los niños no pueden ser transfundidos el mismo día que el doctor ordena la transfusión».

Cristina le manifiesta a su madre que se siente frustrada porque está cansada. «Quiere hacer su vida normal y no ha podido. Pero el tiempo de Dios es perfecto y en cualquier momento va a llegar su trasplante».

 

Entrena tu mente

Ricardo Adrianza comparte dos enunciados más de su filosofía de vida "El señor de las verduras". Esta vez profundiza en la actitud y el vivir el presente, conceptos que engloba en el renglón "entrena tu mente"