<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Se fugaron nueve detenidos de comando policial en Bejuma

Durante la madrugada del martes 25 de junio se produjo la fuga de nueve detenidos que permanecían en el comando de la policía estadal de Carabobo, ubicado en el municipio Bejuma.

Se fugaron nueve detenidos de comando policial en Bejuma

El hecho se produjo a las 12:30 de la madrugada, cuando los presos lograron cortar los barrotes de la celda número dos con una cegueta y se escaparon del recinto localizado en la avenida Sucre de la referida jurisdicción.

Los evadidos son: Pedro Manuel Velásquez, Emilio Manuel Guevara, José Antonio Escobar Castillo, Carlos Alberto Curiel, Luis Manuel Mendoza Machado, Daniel Alexander Callama, Yosleiber Alvarado, Darwin José Pinto y Luis Gustavo Álvarez.

Los organismos de seguridad iniciaron un operativo para recapturar a los detenidos en Bejuma y zonas cercanas del occidente carabobeño.

Hacinamiento y precarias condiciones

El domingo 16 de junio, dos detenidos que estaban recluidos en la estación policial El Bosque, de la policía de Carabobo en Valencia, hirieron al uniformado de guardia y escaparon con dos armas de fuego del lugar.

De inmediato se inició una persecución que culminó en la zona de Valles de Camoruco y donde uno de los sujetos resultó muerto en medio de un intercambio de disparos. El otro evadido quedó herido pero posteriormente falleció en un centro hospitalario.

Los comandos policiales del país registran problemas de hacinamiento que se unen a la falta de alimentos y cuidados médicos, entre otras dificultades, para los detenidos, según han denunciado organizaciones no gubernamentales del país como Una ventana a la Libertad que ha monitoreado la situación en más de 10 estados del territorio nacional.

También en los centros penitenciarios del país se registran altas cifras de detenidos en calabozos que se ven desbordados porque no fueron construidos para albergar a tantas personas, pero las demoras por el retardo procesal y otras dificultades, complican aún más el panorama.

En su reciente visita a Venezuela, la alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, Michelle Bachelet, dijo que algunos delegados de esa oficina se quedaban en el país y observarían casos en las regiones.  Uno de los que mencionó fue precisamente el problema de las cárceles.