<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Seis protestas, diez heridos y amenazas de encarcelamiento a manifestantes en Sucre

Cumaná, Carúpano y el poblado turístico de Mochima fueron los focos de manifestaciones por falta de gas doméstico y gasolina en la entidad. El gobernador Edwin Rojas, en medio de advertencias sobre represión, anunció que mejorará los servicios públicos hasta en un 70%

Seis protestas, diez heridos y amenazas de encarcelamiento a manifestantes en Sucre

Las adyacencias del Palacio Regional de Gobierno en Cumaná amanecieron este 28 de septiembre resguardadas por tres tanquetas y equipos antimotín, con funcionarios de la Guardia Nacional y Policía regional. La orden del Gobernador Edwin Rojas fue militarizar zonas específicas del centro de la ciudad ante posibles manifestaciones ciudadanas.

Pero, la militarización de algunas zonas de la capital de Sucre no evitó que en Cumaná, Carúpano y Mochima, los habitantes protestaran por falta de gas doméstico y gasolina. Diez heridos, represión y advertencias sobre encarcelamiento fueron parte de la respuesta oficial.

Al menos seis protestas se reportaron en el estado Sucre este 28 de septiembre, de las cuales cuatro ocurrieron en Cumaná, una en la zona rural del municipio capital y otra en Carúpano, capital del municipio Bermúdez. El Observatorio Social Humanitario informo, a través de su cuenta en la red social Twitter (@ObservtorioSH_) la incidencia de unas 83 protestas ocurridas este lunes en diez estados del país.

Y, mientras habitantes de Nueva Esparta y Yaracuy tomaban las calles, poco antes de las 9:00 a.m. los vecinos de Playa Grande, una de las barriadas más grandes de Carúpano, hacían lo propio.


En Carúpano se cerraron algunas vías

Cuatro meses sin distribución de gas doméstico fue el detonante para que los ciudadanos tomaran las calles e iniciaran quema de cauchos y, con piedras y troncos, cerraran el paso en la carretera nacional Troncal 009. No había paso hacia la capital de la entidad, tampoco hacia los municipios de la zona de Paria.

«Ya no tengo de dónde sacar leña para hacer un fogón, quieren cobrar la bombona de 18 kilos en ďólares. Ya hasta la leña la venden y piden dinero en efectivo, no tengo dinero para una cocina eléctrica. Me iré a morir de hambre junto con mis hijos», contó Magalys Rincones, una vecina de la comunidad.

Magalys contó a El Estímulo que es madre de tres niños menores de diez años. «Al más pequeño ya lo he llevado dos veces al hospital con asma, el humo del fogón lo afecta pero si no lo hago, no puedo cocinar, por eso es que debo salir a protestar», dijo.

En las redes sociales abundan videos y fotografías sobre una cruenta represión durante la manifestación en Playa Grande. Los manifestantes, que reclamaron obstaculizando la vialidad, recibieron disparos de perdigones a quemarropa, bombas lacrimógenas y golpes por parte de funcionarios de la Guardia Nacional.

Pero la represión, lejos de amilanar la protesta, acrecentó la molestia de los manifestantes. Barricadas, lanzamiento de piedras y quema de cauchos para impedir el avance de los uniformados, fu la respuesta de la comunidad, que continuó protestando hasta después de mediodía. Al menos diez personas presentaron heridas de perdigones.

A las 4:00 p.m., siete horas después de iniciada la manifestación de Playa Grande, vecinos de Las Azucenas y Brisas del Carmen, barriadas vecinas de la localidad, se sumaron a las reclamaciones.

Cumaná y Mochima, historias similares

Mientras ocurría la protesta en Playa Grande, en el poblado turístico de Mochima, situado en la zona rural del municipio Sucre a 30 minutos de Cumaná, los habitantes decidieron tomar la Estación de Servicio de la localidad, para reclamar la falta de gasolina y denunciar presuntas irregularidades en la venta del carburante por parte de funcionarios de la Guardia Nacional.


La falta de gasolina y gas, fueron las razones de las manifestaciones

Los manifestantes advirtieron que la escasez de combustible ha impedido el traslado de pacientes de gravedad hacia centros sanitarios, para recibir atención médica. También, aseveraron que ya se agotan los inventarios de los expendios de alimentos y que el pescado, única proteína disponible, es vendida a precios excesivos.

«La cadena que circula es cierta. Una joven debía ser llevada al hospital de Cumaná, requería ser operada de inmediato por una complicación de salud y no había ambulancias y nadie cercano a ella tenía gasolina en un carro para llevarla. Murió a mengua, mientras los guardias hacen desastres cuando llega gasolina», aseguró Eloy Viloria, habitante del poblado.

Además de tomar la Estación de Servicio, cerraron el paso en la Troncal 009 e impidieron la circulación entre los estados Sucre y Anzoátegui.

Al mismo tiempo, en la zona oeste de Cumaná ocurrieron tres protestas simultáneas en las barriadas de Lomas de Ayacucho, Llanada Vieja y Bolivariano. Los habitantes del sector Las Palomas, al centro este de la capital, hicieron lo propio. El denominador común de las manifestaciones: la falta de gas doméstico.

Los ciudadanos no tienen gas para cocinar

«La última vez que llegó el gas a la comunidad fue porque protestamos varios días y cerramos las calles. Vino la gente de Provee Sucre a traer el gas y las del Consejo Comunal nos dijeron que éramos guarimberos. Aquí lo único que funciona es que uno salga a la calle a pegar gritos, llevar sol y quemar cauchos, para que nos hagan caso», se lamentó Odilia Mayz, habitante de La Llanada.

La advertencia de Tocorón

Para el Gobernador de Sucre, Edwin Rojas, la ola de protestas de este 28 de septiembre forman parte de un «plan desestabilizador», que tiene la intención de lograr la suspensión de las elecciones parlamentarias que la administración de Nicolás Maduro quiere ejecutar el 6 de diciembre próximo.

Días atrás, Rojas había lanzado una advertencia a través de una cadena radial. Dijo que quienes agitaran protestas a través de las redes sociales corrían el riesgo de ser enviados a la cárcel de Tocorón y que ya había algunos «agitadores» identificados. Sin embargo, este lunes les aseguró a los sucrenses que mejoraría, hasta en un setenta por ciento, la eficiencia en los servicios públicos.

Gracias y desgracias del tabaco

Los exploradores europeos se fijaron que los nativos americanos utilizaban unas hojas llamadas tabaco que masticaban, quemaban, fumaban e inhalaban a manera de rapé. No podían imaginar que eso daría lugar a grandes emporios, que generaron fuerte impacto en la economía del mundo y en los hábitos de los consumidores

¿Cuál es el límite de Soteldo?

En esta columna, Carlos Domingues comenta como el propio jugador ha roto paradigmas y parece estar más cerca de cruzar el charco, algo por lo que muy pocos apostaban desde su debut en Zamora