<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Tucacas se viste de negro, derrame petrolero llega a cayos de Morrocoy

El sueño de salir de la cuarentena y viajar en lancha a los cayos del Parque Nacional Morrocoy se apaga a medida que el derrame de hidrocarburos se extiende y llega a las blancas playas de Tucacas. Grupo de ambientalistas piden ayuda mientras aún nadie se hace responsable

Tucacas se viste de negro, derrame petrolero llega a cayos de Morrocoy

Desde el domingo 2 de agosto, pescadores y pobladores de la costa del estado Falcón, ubicado al oeste del país, notaron la presencia de una mancha de hidrocarburo que se extendió desde la zona de Boca de Aroa, Tucacas y hasta Chichiriviche, sin que hasta el momento las autoridades hayan informado cuál es el origen del derrame.

Las primeras versiones eran confusas. Unos consideraban que la pluma de hidrocarburo provenía de la Refinería El Palito (REP), pero trabajadores de la estadal Pdvsa, hablando bajo condición de anonimato, negaron la posibilidad de que se hubiese desparramado al mar parte de los residuos que almacenan en una laguna del complejo refinador en Carabobo.

“Aunque esto ha sucedido en otros momentos, no es el caso ahora”, refirió uno de los consultados.

La información aún es hermética. En Tucacas los rumores corren. «Dicen que fue un buque, pero nadie confirma nada». Lo cierto es que los lancheros, esperanzados en que en algún momento reactivaran el turismo, ahora se encuentran preocupados por lo que pueda pasar con el las paradisíacas playas y el agua cristalina que caracteriza a los cayos del Parque Nacional Morrocoy.

Una mancha negra cubre Morrocoy

La agencia de noticias Reuters destacó que una imagen satelital, publicada por el servicio de rastreo de buques TankerTrackers.com, mostraba la mancha negra cerca de la costa sur del Parque Nacional Morrocoy.

Entretanto, el Ministerio para el Ecosocialismo publicó un comunicado en su cuenta en la red social Instagram. En él exponen que debido a la presencia de hidrocarburos y derivados, aún por definir, en la zona del Golfo Triste –desde Boca de Aroa en Falcón-dispusieron de un equipo técnico para “tomar medidas necesarias y determinar responsabilidades”.

De igual forma, destacan que activaron los protocolos de recolección de las muestras para el análisis, diagnóstico y control.

Adicionalmente señalan que equipos de cuadrillas trabajan para sanear la zona afectada y colocan barreras oliolíficas para evitar el desplazamiento del hidrocarburo.

Según el comunicado, las labores las realizan el ministerio de Petróleo, Pdvsa, la gobernación del estado Falcón, Inparques, Sebin, Guardia Nacional y Guardacosta.

Pescadores, comerciantes y pobladores de la costa falconiana han mostrado inquietud por lo sucedido. Saben que las afectaciones repercutirán en la vida marina y silvestre, pero también podrían espantar –a futuro- a quienes vacacionaban en la zona, con las consecuencias negativas que ello traería a la economía local.

Ambientalistas preocupados

Las consecuencias de la afectación por el derrame, preocupa a los distintos ambientalistas que observan cómo impacta a los ecosistemas del Golfo Triste y el Parque Nacional Morrocoy.

Julia Álvarez Barco, biólogo egresada de la Facultad de Ciencia y Tecnología de la Universidad de Carabobo y colaboradora de Fudena, aseguró que las dimensiones del derrame abarca al menos unos 12 kilómetros, según imágenes satelitales que están en las redes sociales de la Sociedad Venezolana de Ecología.

“Estamos muy angustiados porque la perturbación por el hidrocarburo puede traer consecuencias devastadoras para los ecosistemas”, dijo.

Graves consecuencias

Destacó que la macha de hidrocarburos trae consecuencias graves para dos ecosistemas que se presentan en el Parque Nacional Morrocoy y en el refugio de fauna silvestre Cuare, donde se encuentra Chichiriviche y el Golfete de Cuare.

“Las propiedades físicas de los hidrocarburos, en este caso el que observamos con la mancha es que es una sustancia viscosa que se adhiere a cualquier sustrato que se encuentre en el camino, en este caso en el agua. Los bosques de manglar, que empiezan desde el Parque Nacional Morrocoy y se extienden por todo el Golfete de Cuare y el refugio de fauna silvestre Cuare –homónimo del mismo golfete- tiene un bosque de manglar extenso, el cual a su vez, ha sido afectado en los últimos años por cadenas hoteleras y complejos habitacionales, que han producido deforestación”, dijo Álvarez Barco.

Y añadió: “Estamos frente a un gran problema no solamente ecológico sino económico para la zona. El turismo ahora está frenado por la pandemia, los pobladores han resuelto vender pescados para subsistir Ahora va a ser un problema”.

Pdvsa debe dar la cara

Por su parte, Victoria González, coordinadora en Falcón de la Fundación Azul Ambientalistas, dijo que exhortan a la estadal Pdvsa a asumir la responsabilidad por este derrame.

“El problema de la afectación de los manglares, cuando la masa de petróleo se pega en la raíz, los asfixia y les prohíbe que realicen su proceso natural de filtración y expulsión de sal. Los bosques de manglares son transición entre un ambiente y el mar. Cuando las raíces se tapan, entonces se asfixian y mueren”, recalcó González.

A su parecer, Pdvsa debe explicar a los pobladores y a la comunidad en general qué tipo de hidrocarburo fue el que se derramó en el mar. “Se necesita la consulta de expertos y que Pdvsa se aboque a solventar este problema. Ya no es solo el petróleo que llegó a las costas desde el domingo, sino que penetró dentro del Parque Nacional Morrocoy”.

La noche más bonita de la cuarentena

En esta columna, Carlos Dominguez analiza el significado de las victorias de Estudiantes de Mérida y Carcas FC en la Copa Libertadores. Fueron "Cuatro horas y media de mucha tensión pero que culminaron en una alegría indescriptible", dice el autor

Rodrigo Cabezas: Venezuela es una autocracia con unos señores atrincherados en el poder

Economista, profesor universitario, ex diputado y ex ministro de Finanzas, Rodrigo Cabezas desnuda la tragedia económica y social de Venezuela bajo el régimen de Nicolás Maduro. Señala que este es un modelo autocrático y autoritario que nada tiene que ver con la izquierda. Desde Maracaibo, ciudad "zona cero" del colapso de la economía y los servicios en un país arruinado, aboga por una salida democrática y pacífica para emprender la reconstrucción del país a través de un gobierno de emergencia nacional. Respalda al actual parlamento y al líder opositor Juan Guaidó.