Turquía lanza redada contra movimiento acusado de intentona golpista

Desde el intento de golpe de estado en 2016 las detenciones y redadas en Turquía se están realizando con una magnitud sin precedentes

Las autoridades de Turquía emitieron este martes órdenes de arresto contra unas 700 personas sospechosas de tener vínculos con el movimiento del predicador Fethullah Gulen.

El gobierno acusa a Gulen de orquestar el intento de golpe de Estado de julio de 2016.

Según la agencia estatal de prensa Anadolu, los investigadores buscan a 695 personas, entre ellas militares, policías y empleados del ministerio de Justicia. Arrestaron a al menos 159 de ellas en la mañana del martes.

En Ankara, el fiscal pidió la detención de 467 personas sospechosas de hacer trampa durante un concurso de la policía en 2009 para favorecer el acceso de simpatizantes de Gulen a puestos de responsabilidad, según Anadolu.

Gulen, de 78 años de edad e instalado en Estados Unidos desde hace unas dos décadas, niega categóricamente todo vínculo con la intentona golpista.

Desde el intento de golpe, las autoridades persiguen a sus partidarios dentro de las purgas. Estas se están realizando en una magnitud sin precedentes en la historia moderna de Turquía. Desde entonces, alrededor de 80.000 personas han sido encarceladas en espera de su juicio y unos 150.000 funcionarios, militares y otros han sido despedidos o suspendidos de sus puestos de trabajo.

Los aliados occidentales de Turquía y los grupos de derechos humanos critican la escala de la represión, mientras que Ankara defiende las medidas como una respuesta necesaria a la amenaza de su seguridad.