<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Este viernes estrenan la película del boxeador El Inca Valero

La controversial película llegará a los cines venezolanos. A pesar de las críticas y demandas de la familia del boxeador hacia el guión y el filme, Los Panas Producciones estrenarán mañana. Según declararon a la prensa la película trata de una historia de amor. Más allá de destacar al hombre que sobre el cuadrilátero batió records, retrata su vida personal signada por la tragedia

Este viernes estrenan la película del boxeador El Inca Valero

La historia de Edwin “El Inca” Valero fue muy noticiosa, el joven pugilista merideño que se hizo famoso tanto por sus récords sobre el ring como por su controversial vida personal, marcada por los excesos. Su trágica muerte en prisión, en 2010, puso fin a lo que por un lado era una promisoria carrera deportiva, pero por el otro un sinfín de eventos desafortunados que signaron su existencia. Así lo reseña la productora en nota de prensa.

La compleja vida de Valero es el punto de partida que le permitió al realizador Ignacio Castillo Cottin escribir el guión que también dirigió. El Inca es protagonizada por Alexander Leterni, quien logra una impactante interpretación no sólo por su transformación física en el personaje principal, sino, especialmente, por un verosímil trabajo emocional y corporal. El gran talento del actor fue adosado con un fuerte entrenamiento físico en boxeo durante seis meses y un coach de acento.

Lo acompañan en el elenco Scarlet Jaimes como Joselin, la esposa; Daniela Bueno como Wendy, la amante; el primer actor y director Miguel Ferrari como el profesor Zambrano, el entrenador de El Inca, Carolina Torres como Ana Luisa y Leónidas Urbina como Domingo.

El ascenso y caída de Valero son retratados por Castillo Cottin de manera circular y con ciertas licencias literarias para hilvanar los hechos. En ese sentido, destacan que la producción es una versión basada en hechos reales. La fotografía a cargo de Alexandra Henao (quien ha estado a cargo de la cinematografía de filmes venezolanos como Azul y no tan rosa, 3 Bellezas y El rumor de las piedras, entre muchos otros) nos adentra en una atmósfera intimista y oscura lograda en gran medida por la utilización de cámara en mano, que recrea la vida del campeón desde que entrenaba y vivía en el gimnasio de su mentor, pasando por sus consecutivos triunfos sobre el cuadrilátero hasta el lamentable desenlace.

“La intención del equipo al hacer esta película fue siempre llevar a la gran pantalla la vida de Valero sin juzgar sus acciones, sino de recrear sus altibajos que resultan perfectos para una historia cinematográfica, por su capacidad de tener enganchado al espectador”, comenta el director sobre la motivación que tuvo para darle vida a esta película que coescribe junto a Ada Hernández y produce con Nathalie Sar-Shalom, a través de la casa que ambos regentan Pa’ los panas producciones.

50 calidad afiche

La distribución de El Inca está a cargo de Cines Unidos, es una película 100% independiente. Castillo obtuvo el premio del Laboratorio de Escritura de Guión en 2014 que otorga la Fundación Autor de la Sociedad de Autores y Editores (SGAE) de España.

Un total de 48 locaciones, con más de 90 decorados, fueron registradas por Castillo Cottin y su equipo, quienes llevaron a cabo la filmación en Caracas durante 11 semanas. Dentro del filme, una de las secuencias más importantes y complejas de llevar a cabo es la que recrea la pelea que enfrentó a El Inca con el campeón panameño Vicente Mosquera en agosto de 2006 en la ciudad de Panamá. Para registrarla, se emplearon tres cámaras de cine de manera simultánea y más de 1.000 extras que participaron en el rodaje durante cinco días consecutivos. Fuera del ring, conmueven las interacciones de El Inca con su esposa, con su amante, y la conflictiva pero cercana relación con el profesor Zambrano, quien –según se refleja en la película, siempre procuró proteger al atleta de pasos equivocados.