Ni vacunas tienen los ambulatorios habilitados para inmunizar contra covid-19

En un recorrido realizado por El Estímulo se pudo constatar que los centros de salud no han recibido ni insumos ni información sobre el proceso de inmunización contra la covid-19. Muchos permanecen cerrados

Ni vacunas tienen los ambulatorios habilitados para inmunizar contra covid-19

A pesar de la vehemencia que Nicolás Maduro quiso dar ayer a la retardada aplicación de vacunas contra el coronavirus en Venezuela, el proceso sigue lento y escaso. Y, también a pesar de haber ordenado que multipliquen los centros de inmunización, y que apareció un largo listado de lugares habilitados, solo están atendiendo “masivamente” en el hotel Alba Caracas, donde las colas son de largas horas y muchos kilómetros.

En un recorrido realizado por el fotoperiodista de El Estímulo, Daniel Hernández, el lunes 31 de mayo en la mañana, se pudo constatar que la gran mayoría de los centros habilitados están cerrados porque ni siquiera han recibido las vacunas. Esta fue la situación que encontramos:

9.15 am. Hospital Pérez de León II.  Atendían solo a los convocados por mensaje de texto. Pero como tenían poquísimas vacunas, apenas había dos personas esperando para inmunizarse.

vacunación

Solo dos personas iban a ser vacunadas en el Domingo Luciani II. Todas las fotos son de Daniel Hernández

9.30 am. Ambulatorio de La Urbina. Este centro de salud, incluido en el listado difundido ayer por el gobierno de Maduro, estaba cerrado. La razón es que no han recibido vacunas contra el coronavirus.

vacunación

Ambulatorio de La Urbina. Foto Daniel Hernández

Lea también: Ciudadanos aterrados por covid desbordan puesto de vacunación en Caracas

9.48 am. Ambulatorio La Agricultura, Petare. El personal de este pequeño centro de salud en la barriada de Petare ni siquiera sabía que habían sido habilitados como centro de vacunación. Por supuesto, tampoco les habían llegado las dosis contra la covid-19.

El ambulatorio La Agricultura permanecía cerrado, como si fuera una casa más

Barrio La Agricultura, Petare

10.05 am. Ambulatorio del Seguro Social, Chacao. Se repite la misma situación: cerrado por falta de vacunas. Los vecinos han ido a preguntar y les han respondido que no saben cuándo comenzarán a inmunizar. Ellos esperan que la alcaldía (de oposición) se involucre en el proceso para que sea más organizado.

En el ambulatorio del IVSS en Chacao no saben cuándo empezarán a vacunar a la población

10.20 am. Ambulatorio de La Carlota. En este centro de salud del Municipio Sucre, el único habilitado en la parroquia Leoncio Martínez, se repite el mismo retraso. No hay vacunas ni han sido informados de cuándo se las darán.

En el ambulatorio de La Carlota ignoran cómo va a ser el proceso de vacunación

10.30 am. Ambulatorio de El Cafetal. No está en el listado de vacunación, aunque esperan ser incluidos en otra tanda pues es el único centro de salud público de la zona. Sin embargo, ni siquiera los médicos y enfermeras que allí laboran han sido inmunizados contra la covid-19.

Ni el personal de salud de este ambulatorio está vacunado contra la covid-19

El ambulatorio de El Cafetal espera estar en el listado de vacunación

La historia de una vacunación fallida

A Venezuela han llegado menos de dos millones de dosis de vacunas contra la covid-19, todas provenientes de China y de Rusia. Con el primer lote de Sputnik V se vacunaron todos los altos funcionarios del gobierno de Maduro, incluido él. También otros políticos chavistas, sin importar la edad. Por ejemplo, fue inmunizada una diputada de 21 años.

Luego se hizo una jornada para “empezar la vacunación” de las personas de mayor edad, pero solo a algunas y siempre y cuando tuvieran “carnet de la patria”, un sistema de identificación creado por Maduro que provoca un apartheid en la población opositora.

Hasta el viernes 28 de mayo, 97 % de los pensionados venezolanos no había sido vacunado.

Aunque al principio anunciaron que solo inmunizarían a los inscritos en el Sistema Patria, en la noche del domingo 30 de mayo se anunció la apertura de un registro paralelo para quienes no tuvieran el carnet político. Esto se hizo a la par que se informó que el fondo Covax de la Organización Panamericana de la Salud entregaría 5 millones de dosis en junio.

La empresa privada venezolana, agrupada en Fedecámaras, presentó un plan masivo de vacunación sufragado por ellos, que beneficiaría a 3 millones de personas. Por su parte la industria farmacéutica ofreció comprar las dosis suficientes para inmunizar a sus 250.000 empleados. Ninguna de las dos propuestas ha sido aceptada por el gobierno de Maduro, a pesar de los retrasos en la vacunación.

Venezuela tiene la tasa de vacunación contra el coronavirus más baja de América Latina y, de nuevo, el gobierno de Nicolás Maduro demuestra que es solo eficaz en palabrería.