Varela niega responsabilidad en envenenamiento de 48 presos en Uribana

La ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, confirmó hoy en el programa Vladimir a la 1 de Globovisión la reciente muerte de 48 reos en la cárcel de Uribana, en el estado Lara, por el consumo de un coctel de medicamentos durante una huelga el pasado 26 de noviembre, pero insistió en que el Gobierno no tiene responsabilidad en un evento que atribuyó a las "mafias" carcelarias..

Varela niega responsabilidad en envenenamiento de 48 presos en Uribana

Varela aseguró que están investigando a los involucrados en el hecho ocurrido en la cárcel de Uribana (oeste) el pasado 26 de noviembre. Sin embargo, consideró que pudo darse “en cualquier cárcel del mundo”. “Se puede generar una situación de violencia porque ahí hay seres humanos que tienen conflictos”,  dijo.

«A mí no me gusta hablar de esa cifra, yo prefiero decir que más de 100 personas que ingirieron eso se salvaron y hay unos que están luchando por sobrevivir. Uno no es responsable de la decisión que alguien tome en consumir droga o de preparar con medicamentos algún tipo de drogas, que fue más o menos lo que allí pasó”, dijo.

La ministra señaló que el uso de armas dentro de los recintos penitenciarios es responsabilidad de las autoridades que lo vigilan y que es a estas a quien debe “caer el peso de la ley”.

El incidente, en el que además de los 48 fallecidos hubo 145 personas envenenadas, se dio en forma de protesta por el “nuevo régimen” en el que se encuentran más de 80 penitenciarias venezolanas y para pedir la destitución del director del centro, Julio César Pérez. Los reos entraron violentamente a la enfermería e ingirieron una mezcla de fármacos como un “intento de suicidio”, según el director del Observatorio Venezolano de Cárceles.

Pérez fue detenido posteriormente por su presunta responsabilidad en los hechos. Según Varela, era el director de otro centro penitenciario y no de Uribana, donde se encontraba enviado por ella para investigar irregularidades que habían sido denunciadas por los familiares de los reclusos.

La ministra atribuyó las fallas dentro del sistema penitenciario a «las mafias» que «convirtieron las cárceles en una industria».

Durante el año, «46 custodios  han sido sometidos a la autoridad, están siendo enjuiciados y están privados de libertad» por delitos como «el tráfico de armas dentro de las cárceles», según Varela.

El 19 de octubre de 2012, el Gobierno de Venezuela decretó una emergencia «en materia de infraestructura carcelaria» para la recuperación o construcción de nuevas prisiones, después de que el primer trimestre de ese año terminara con 304 presos muertos y 527 heridos a causa de diferentes motines y reyertas en las cárceles.

No obstante, la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones denunció en agosto pasado que 150 presos murieron y 110 resultaron heridos en el primer semestre de este año, al afirmar que siguen «sin solución estructural los graves problemas en las cárceles» del país.

(Con información de la agencia EFE)