Venezuela

Carlos Lusverti: nombramiento de magistrados del TSJ no traerá cambios (+ Audio)

Gladys Hernández fue nombrada presidenta del TSJ, un cargo que ya ocupó desde 2013 a 2017. La abogada está sancionada por Estados Unidos y tendrá como compañeros a varios nombres conocidos, ligados al partido de gobierno

Díaz Lavié pretende manipular una decisión del TSJ, denuncia Ramírez Torres
Publicidad

La Asamblea Nacional realizó la designación de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia y los nombres son todos familiares. Según Acceso a la Justicia, el 60% de los mismos repiten por lo que especialistas descartan que haya un viraje en cuanto a la manera de administrar justicia en Venezuela.

Uno de ellos es el abogado Carlos Lusverti, coordinador general de Amnistía Internacional Venezuela, quien explicó para el programa En Este País de la Red Nacional de Radio Fe y Alegría, que si la expectativa era una reinstitucionalización del TSJ las señales no son favorables.

“El mensaje que se envía es de poca probabilidad de cambio. Pedro Carreño abogó públicamente en contra de la gestión de Maikel Moreno por presuntos hechos de corrupción y precisamente Moreno es uno de los magistrados que repite. Esto sin mencionar la discusión acerca de la inconstitucionalidad o no que les permita a magistrados estar 12 años, sumados a los años que ya tienen”.

Este nombramiento de los magistrados del TSJ llega precisamente en un momento en que la administración de justicia en Venezuela está en la mira de organizaciones internacionales. La Corte Penal Internacional decidió abrir una investigación al país por presuntos delitos de lesa humanidad, además tendrá una oficina de asesoría técnica en Caracas.

“Propósito de enmienda no hay, esto a pesar de los compromisos internacionales asumidos por el gobierno de Maduro, quien además suscribió un memorándum de intención con la fiscalía de la CPI. Allí aceptó llevar adelante una reforma del poder judicial con referencia a los estándares internacionales. Mirando los nombres y los antecedentes de los magistrados, el TSJ se compromete con una parcialidad política importante”.

Lusverti acotó que este TSJ tiene serias incongruencias. “No veo mayores especialistas en las diferentes salas. Por ejemplo, hay un abogado especializado en temas de derecho público y administrativo que termina en la Sala de Casación Social. No necesariamente los magistrados hacen el trabajo completo, porque hay abogados y relatores, pero eso llama la atención”.

Polémicos magistrados

Gladys Hernández fue nombrada presidenta del TSJ, un cargo que ya ocupó desde 2013 a 2017. La abogada está sancionada por Estados Unidos y tendrá como compañeros a varios nombres conocidos, ligados al partido de gobierno.

“Hay saltos entre magistrados que han ocupados cargos en otras instancias del poder público como Calixto Ortega que fue diputado. También hay casos de ex rectores del CNE (Tania D’Amelio) que van a la Sala Constitucional donde podría tomar decisiones sobre asuntos que pudo haber conocido o participado como rectora. Vamos a tener magistrados decidiendo sobre la impugnación de una ley que les permite reelegirse. Esto manda un mensaje de poca claridad en los conflictos de intereses”.

Para Lusverti, el panorama se complica de cara a próximos eventos electorales. “El TSJ tiene facultades de control sobre el CNE mediante la Sala Electoral y la Sala Constitucional, por eso no espero mayores cambios. Los riesgos son serios en cuanto a eventuales decisiones de procesos electorales como en Barinas o la medida cautelar que anuló las elecciones de Amazonas en 2015. Es un TSJ altamente politizado y claramente parcializado con una tolda política”.

Publicidad
Publicidad