<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

VPI cesa sus operaciones en Venezuela por medidas de Conatel

"La medida tomada por Conatel, comporta un cese de las operaciones en ese país, es una sanción que nos nos permite operar por los momentos en Venezuela", afirmó VPI en un comunicado

VPI cesa sus operaciones en Venezuela por medidas de Conatel

A través de un comunicado en sus redes sociales, el equipo de Venezolanos por la Información (VPI TV) informó en la noche del domingo 10 de enero que cesa sus operaciones en Venezuela debido a las acciones que tomó Conatel y el Seniat en su contra.

Los equipos de VPI TV fueron incautados y sus sedes fueron clausuradas después que Conatel y el Seniat realizaran una operación conjunta contra el medio de comunicación.

«@VPITV comunica oficialmente a la opinión pública y a la comunidad internacional sobre el cese momentáneo de sus operaciones en Venezuela, tras la medida sancionatoria tomada por CONATEL que prohibe la creación y difusión de contenidos audiovisuales dentro de Venezuela», señaló en un tuit la empresa.

¿Qué dice el comunicado?

“Como es de conocimiento público, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y el Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat) visitaron el viernes 8 de enero las oficinas donde opera nuestra corresponsalía en la Republica Bolivariana de Venezuela. Procedieron con la incautación total de los equipos, clausura del estudio y la oficina de redacción, lo que nos obliga a un cese de nuestras operaciones en la ciudad de Caracas y en toda Venezuela”, se lee en el comunicado.

VPI asegura que en este momento están indagando sobre las razones que llevaron a los entes administrativos a disponer de los equipos utilizados por los corresponsales para realizar su labor periodística.

«La medida tomada por Conatel, comporta un cese de las operaciones en ese país, es una sanción que nos nos permite operar por los momentos en Venezuela», afirma.

La empresa también precisa que este proceso administrativo sancionatorio pone en riesgo el sustento de más de 100 venezolanos. Además, «viola el derecho a la propiedad y cierra una puerta más a la información libre y plural, imprescindibles en un sistema de libertades».