Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Andrés Eloy Méndez, el baja santamarías de Conatel

Portada-AEM-Clímax
29/05/2017
|
TEXTO: GABRIELA ROJAS | FOTOGRAFÍA: AVN

Habla poco, pero cuando lo hace marca silencios y censura. El director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones apenas lleva siete meses al frente de ese despacho, tiempo que ha aprovechado para ejecutar sanciones que sacaron del aire a tres canales internacionales, mientras tiene en el ojo la renovación de la concesión de la señal del canal Globovisión y otros medios. Las redes sociales las tiene en la mira

Las llamadas comenzaron desde temprano. El director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), Andrés Eloy Méndez, se comunicó el 15 de febrero de 2017, con los representantes de las empresas de suscripción por cable para que cumplieran con una única orden que aún no tenía el respaldo de un oficio escrito: sacar del aire la señal de CNN en Español para Venezuela.

Méndez había llegado a Conatel en octubre de 2016 y no había cumplido los primeros cuatro meses cuando ejecutó el procedimiento sancionatorio contra la cadena de noticias estadounidense, siguiendo órdenes de Maduro: “Fuera CNN de Venezuela”, bramó el mandatario, y Méndez cumplió. La medida que nunca fue comunicada a los directivos del canal, según afirmó la vicepresidente senior y gerente general de CNN en Español, Cynthia Hudson, en entrevista a El Nacional. El director de Conatel se limitó a declarar a Venezolana de Televisión (VTV) que además de tumbar la señal iban a bloquear la página web de CNN en Español: “Están también todas las coordinaciones de nuestra Gerencia de Operaciones, coordinando con todos los prestadores de servicio de Internet para, con la tecnología de la cual se dispone, ir haciendo los respectivos bloqueos”.

citasmendez6

El exdiputado por Falcón y miembro del buró político estadal del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) llegó a Conatel con los hábitos del cargo que había dejado en 2015. Bajar santamarías venía en su hoja de vida. Durante su primer mes como Superintendente Nacional para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) -cargo que asumió en agosto de 2014 dejando atrás su curul-, Méndez encabezó personalmente más de 2 mil fiscalizaciones en locales comerciales y a empresas prestadoras de servicios. En su lista, 192 mil comercios recibieron el cartel rojo de sanción: supermercados, librerías, papelerías, fábricas de textiles, tiendas de calzados y también servicios de telecomunicaciones.

“Meter en cintura el proceso económico y el surgimiento de un nuevo orden económico interno, rumbo al socialismo”, fue la misión asignada a Méndez, explicaba el presidente Nicolas Maduro cuando lo designó superintendente. Ese mismo día 13 de agosto de hace tres años, recibió cargos estratégicos por partida doble: además de la Sundde, Maduro lo nombró vicepresidente del PSUV para encargarse de las Unidades de Batalla Bolívar Chávez, las conocidas UBCH, que iban a trabajar conjuntamente con el equipo de esa superintendencia para hacer inspecciones y así “combatir el acaparamiento, la especulación y el contrabando”, dijo el mandatario.

Méndez fue el creador de los Cuadrantes de Lucha por el Abastecimiento y los Precios Justos, otra especie de Clap que comparte siglas, pero que se conformarían por dos miembros de las UBCH más un inspector Sundde y fungirían como “supervisores especiales”.

citasMendez3

La fijación viene de atrás

Su cuenta de Twitter, @andreseloypsuv, define de entrada su identidad. La afinidad con el partido de gobierno la defiende sin ambages en su historial de tuits. Los trinos los utiliza desde 2010 y en siete años ha acumulado 92 mil seguidores. “¡El espectro radioeléctrico es del pueblo, no de la oligarquía!”, arenga en un breve video en el que Méndez se dirige a un grupo de personas a quienes entregaba equipos de transmisión para emisoras comunitarias en Falcón, su estado de crianza y apego.

La mayor parte de su carrera política la hizo en el estado occidental. El politólogo de 40 años de edad comenzó a militar en el desparecido Movimiento V República desde 1997 y cuando apenas cumplía 24 años ya era el director de despacho de la Secretaría de Falcón, durante la gestión de Jesús Montilla, de quien fue después Secretario de Gobierno. En esa entidad, Méndez se convirtió en el jefe de campaña de Hugo Chávez para las elecciones presidenciales de 2006, cuando el territorio aportó más de 200 mil votos a la reelección del expresidente.

Él mismo se midió en votaciones populares en 2010 por primera vez, logrando ser diputado a la Asamblea Nacional por el Circuito 1 de su estado natal. Ya entonces mostraba una valoración negativa de los medios de comunicación. Cuando presidió la Comisión de Cultos y Régimen Penitenciario, en 2013, a medida que aumentaba la crisis en la cárcel de Uribana, Méndez se centró en criticar la cobertura que hacia el canal Globovisión y el diario larense El Impulso, pues consideraba que la información difundida era la responsable de exacerbar la conducta violenta de los reos.

En 2015 intentó de nuevo obtener el favor del electorado falconiano para volver a ser parlamentario por el PSUV, pero fue derrotado. Apenas meses más tarde, fue “recogido” y asignado a un nuevo cargo: Director Nacional de Conatel.

Por una televisión (más) boba

Aún no había enfriado la sanción a CNN en Español cuando Andrés Eloy Méndez volvió a aparecer con el estilo de su gerencia. El 18 de marzo de 2017 anunció que el Directorio de Responsabilidad Social de Conatel iba a tomar medidas contra el canal Globovisión por la emisión del programa Vladimir a la 1 del 11 de enero, en el cual el diputado Freddy Guevara, como invitado del periodista Vladimir Villegas, presuntamente llamó a desconocer el Estado de Derecho, según el análisis hecho por Conatel.

Las medidas contemplaban la suspensión del programa y de algunos horarios de programación, multas de hasta 10% de la facturación obtenida por el canal el año anterior y sanciones administrativas vinculadas a la habilitación y concesión dada por el Estado. “Hace unos días vino a Conatel la representación del canal en la figura del licenciado Vladimir Villegas, elegido por el abogado de Globovisión, para hacer la exposición de motivos. A ellos se les escuchó hasta el último argumento, con todo respeto. Sus declaraciones están siendo procesadas en el marco de la Ley Resorte y los reglamentos que tipifican el debido proceso”, dijo Méndez ese 18 de marzo.

Citamendez5

Vladimir Villegas se dirigió a Méndez en una carta pública en la cual desmintió que hubiese asistido a Conatel como representante de Globovisión y aclaró que fue en calidad de testigo. “¿Habrá prejuicios de carácter personal y subjetivo que le obstaculizan un proceder equitativo frente al canal o frente a este servidor?”, le cuestionaba Villegas. La sanción no llegó a mayores luego de que el ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, hermano del presentador del programa sancionado, declarara que no veía elementos suficientes que dieran pie a una sanción.

Méndez no volvió a mencionar este caso. Con un perfil público más discreto que el de su predecesor en Conatel, William Castillo, volvió a aparecer en los medios un mes más tarde con una medida 2 x 1: el 19 de abril, mientras se cubrían las protestas en diversas partes del país, desde Conatel llegó la orden de sacar de la parrilla de programación de Directv la señal del canal argentino Todo Noticias y la del canal colombiano El Tiempo Televisión. Los venezolanos habían experimentado semanas antes el bloqueo del sitio web por el cual transmite el canal de noticias Vivoplay, más las señales del canal VPI TV y el canal Capitolio TV de la Asamblea Nacional.

Desde abril la acción de la comisión se concentra en los canales de noticias, en especial desde que las manifestaciones se hicieron consecutivas. El director de Conatel ha reiterado que las medidas que se toman desde su despacho no son censura pero advierte que la comunicación está controlada. Para Méndez no se requiere una ley especial que las regule porque en Venezuela ya existen, y enumera la Ley Orgánica de Telecomunicaciones, de Delitos Informáticos, de Infogobiernos y Responsabilidad Social. Todo en el nombre “de la integridad, la moral, la dignidad y los valores de un país o de una familia”.

citaMendez4

Por eso su más reciente advertencia apunta al comportamiento de los periodistas y anclas que aparecen en las muy reducidas emisoras de televisión nacional que siguen en pantalla, ahora especialmente hacia los de Globovisión, canal que se encuentra en su período de revisión para que el Estado venezolano le renueve la concesión. “Se sigue evaluando el comportamiento del operador y de sus anclas”, lanzó Méndez en VTV el 18 de mayo y extendió el mensaje a las directivas de Venevisión y Televen: “Hemos planteado bajo un clima de respeto cómo deben ser las cosas. No nos va temblar el pulso para tomar decisiones, porque ningún medio de comunicación va a incendiar este país”. Gremios como el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa han denunciado que Conatel mantiene en el limbo las solicitudes de renovación de concesiones como una manera de presionar en materia de contenidos. El propio Méndez afirmó el 21 de mayo, en una reunión con la directiva del Colegio Nacional de Periodistas, que 320 permisos están vencidos en todo el país, y que en 2017 esperan renovar apenas 180, incluyendo la de Globovisión y otra decena de televisoras.

citaMendez2

Pero la información en vivo y directo no ha sido lo único que le preocupa a Méndez. Cuando en enero de 2017 se anunció el estreno de la serie de televisión El Comandante, transmitida por el canal colombiano RCN y TNT, voceros del oficialismo la desprestigiaban antes de que el primer capítulo viera luz. La campaña en contra de la serie fue tan eficaz que Venezuela fue el único país de Latinoamérica que no pudo ver el seriado centrado por completo en un personaje venezolano. Las productoras y las cableras sustituyeron el programa en Venezuela durante el horario en el cual el resto de los países sí podían ver los episodios.

Conatel nunca reconoció que hubo medidas de censura, pero una serie de tuits emitidos desde la cuenta oficial @conatel el 31 de enero instigaba a los usuarios a reportar si los canales la transmitían: “Reportemos a @conatel si en alguna cable operadora se transmite la serie ‘El Comandante’ identifiquemos ciudad, cablera, número de canal, hora de transmisión y fotos de la pantalla”. Antecedido de la etiqueta #AquiNoSeHablaMalDeChavez la cuenta oficial del ente regulador expresaba: “Reporta #Conatel si alguna cablera insulta el Legado de Hugo Chávez transmitiendo serie El Comandante“.

Las redes sociales en la mira

Méndez, el 18 de mayo, a través de un programa transmitido por VTV calificó de “accionar terrorista” la información que se transmite a través de redes sociales y medios electrónicos. “Es donde se centra la guerra de cuarta generación, así que deben ser responsables de su contenido”. Y fue más allá, al calificar a las plataformas digitales como “un peligro, la principal herramienta de la guerra no convencional”, según expresó Méndez en esa entrevista en el canal del Estado.

citaEloy1

Habla poco, pero es preciso. Nada se le escapa en materia de información. Ni siquiera la llamada “Lista Justin” que se publica en Twitter con datos personales de funcionarios, familiares o personas vinculadas con el chavismo que son acusadas de enriquecimiento ilícito. “Señor Justin, usted opera cuatro cuentas, sabe cuáles son y sabe lo que está haciendo”, soltó el director de Conatel en VTV el 18 de mayo en VTV, acompañando sus palabras con una amenaza que ya había hecho el vicepresidente del Psuv, Diosdado Cabello: “Le puede llegar la Misión Tun Tun, ¿quién es? Es el Sebin”.