Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Domadores de la energía se alzan con el Nobel de Química

portada nobel química
09/10/2019

El Nobel de Química premió este miércoles el desarrollo de la batería de iones de litio, usada en teléfonos móviles, ordenadores portátiles o vehículos eléctricos, y que ha dado acceso a una revolución tecnológica

El alemán John B. Goodenough, el británico Stanley Whittingham y el japonés Akira Yoshino son los ganadores del Nobel de Química 2019 por el desarrollo de las baterías de ion-litio, anunció hoy la Real Academia de las Ciencias Sueca.

A comienzos de la década de los setenta, Whittingan empleó el enorme impulso del litio para liberar su electrón más exterior, lo que llevó al desarrolló de la primera batería de litio funcional.

La contribución de Goodenough fue doblar el potencial de esta batería de litio, creando las condiciones adecuadas para que fuera mucho más potente y útil.

Por su parte, Yoshino logró eliminar el litio puro de la batería para usar iones de litio, que son más seguros que el litio puro, lo que hizo que la batería funcionara en la práctica.

John B. Goodenough

De 97 años, se convirtió en la persona de más edad en ganar un Premio Nobel, en su caso el de Química por su contribución al desarrollo de las baterías de iones de litio, un campo al que ha dedicado décadas de trabajo y en el que aún está activo.

Goodenough, nació el 25 de julio de 1922 en la ciudad alemana de Jena, aunque se dedicó al estudio de la ciencia de materiales en la Universidad de Texas en Austin.

JHONNQUIM

“Es un científico fantástico. Ha estado trabajando en este campo durante muchos, muchos años y nunca se ha retirado”, señaló el miembro de la Academia sueca de Ciencias Olof Ramstöm, que fue el encargado de explicar el premio a la prensa tras el anuncio del Nobel de Química.

“Aún está trabajando a su edad y va al laboratorio casi todos los días, por lo que yo sé -agregó-, y sigue haciendo contribuciones” a la ciencia y el desarrollo de las baterías.
Googenough es “una persona excepcional”, dijo el experto, quien destacó como su trabajo ha servido “para hacer el mundo recargable y que la energía esté disponible en todo el planeta”.

Las baterías de iones de litio están hoy en día presentes en una gran cantidad de dispositivos, desde teléfonos móviles a ordenadores e incluso coches eléctricos. A sus 97 años, Goodenough se convierte en la persona de más edad en ganar un Premio Nobel por delante de Arthur Ashkin, que el año pasado logró el galardón de Física cuando tenía 96 años; Leonid Hurwicz que a los 90 recibió el de Economía en 2007, y Lloyd Shapley que en 2012 tenía 89 años cuando recibió el de Economía.

Stanley Whittingham

Nació en el Reino Unido en 1941 y trabaja actualmente en la Universidad de Binghamton de Nueva York; obtuvo su licenciatura en Química por la Universidad de Oxford en 1964 y se doctoró en esa misma institución en 1968.

STANLEI

Ha declarado que el interés principal de sus investigaciones se centra en lograr la mejora de la capacidad de almacenamiento de los dispositivos electroquímicos con el fin de garantizar la viabilidad de las energías eólica y solar.

También ha trabajado en la investigación de nuevos materiales con el fin de desarrollar el almacenamiento de energía, clave para muchos dispositivos electrónicos, así como para el vehículo eléctrico.

Akira Yoshino

Nació en 1948 en Suita, Japón y trabaja en la actualidad en la Universidad Meijo de Nagoya y para la Asahi Kasei Corporation, en Tokio.

aKIIRA

Estudió petroquímica en la Universidad de Kioto, donde obtuvo su título de maestría en 1972; comenzó a trabajar ese mismo año en Asahi Kasei, donde se ha dedicado, entre otras labores, al desarrollo de las baterías recargables de ion.

Yoshino fue galardonado este mismo año con el Premio Europeo de Inventores y la Oficina Europea de Patentes le calificó como “el padre de la batería de ión-litio”. “Sus invenciones están detrás de la energía de casi cinco mil millones de teléfonos inteligentes, así como vehículos eléctricos e innumerables dispositivos”, destacó la agencia europea.