Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Venezuela es líder en feminicidios: macabro honor

mujeres victimas de violencia-5
30/11/2017
|
TEXTO: ANGÉLICA LUGO | PORTADA: DANIEL HERNÁNDEZ

En lo que va de año 114 mujeres han sido asesinadas tan solo en la Gran Caracas, de acuerdo con cifras extraoficiales. Al menos dos de esos mal llamados “crímenes pasionales” terminaron en el posterior suicidio del agresor. Venezuela supera el promedio mundial. Datos de la Organización de Naciones Unidas indican que mientras la media mundial de casos es de 3 por cada 10 mujeres, en el país la proporción está 10% por encima, formando parte de la lista de las 15 naciones con más feminicidios del mundo

Una mujer de 70 años fue asesinada a puñaladas por su hijastro. Una adolescente de 17 años fue hallada muerta en la maleta de un carro. Una abuela de 87 años fue asesinada de 69 puñaladas por delincuentes que entraron a robar en su vivienda ubicada en Ruiz Pineda. La coordinadora del plan gubernamental Hogares de la Patria, Sheila Jiménez, de 38 años, fue lanzada desde el piso 11 del edificio donde residía, ubicado en El Valle. Estos cuatro feminicidios le ponen rostro a todas las 114 mujeres que han sido asesinadas en lo que va de año solo en la Gran Caracas, de acuerdo con cifras extraoficiales. El Estado se reserva las suyas.

Uno de los casos más recientes de feminicidio es el de Amaris Martínez, de 39 años de edad. Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) determinaron que la mujer y su hija de seis años de edad fueron asesinadas a tiros por Leonardo Brandt, esposo de Martínez, quien después de quitarles la vida se suicidó.

El doble homicidio y suicidio se registró antes de la medianoche del domingo 12 de noviembre en el interior de la vivienda de la familia Brandt Martínez, un townhouse ubicado en las residencias Casas de Oripoto, municipio El Hatillo. Los cuerpos de las tres personas fueron ingresados en la morgue de Bello Monte, principal medicatura forense de Caracas.

cita-5-feminicidios

Los familiares se presentaron en ese lugar para retirar los cuerpos, pero el padre de la mujer, a su vez abuelo de la niña, no pudo pronunciar palabra. Una tía del agresor, Auristela Ochoa, sí rompió el silencio para desmentir que Leonardo Brandt tuviera antecedentes psiquiátricos. “Él no tomaba alcohol, ni fumaba. En mi casa nadie tuvo armas. Respétenlo. No inventen. Leonardo fue nuestro primer sobrino y nieto. Yo lo crié junto con mis dos hijos. Él era adoración con su hija y estaba muy enamorado de su esposa. De hecho, desde hace unos seis meses ambos estaban en terapia de pareja para salvar su matrimonio. Él era muy celoso. Ella se puso muy bonita. Se la pasaba metida en el gym todo el día. Esto es pasional, de eso no hay dudas. Pero no nos explicamos por qué él perdió el control”, manifestó la tía de Brandt

La mujer también informó que dos semanas antes del crimen la madre del agresor fue internada en un psiquiátrico, debido a una disritmia cerebral. “Son dos familias que se destruyeron. Somos seres humanos que estamos sufriendo”, afirmó.

Amaris Martínez era odontólogo, instructora de Zumba y coach nutricional. De acuerdo con las tías de Leonardo Brandt, de ocupación comerciante, la pareja tenía siete años y medio de casados. La víctima era conocida en el ambiente del fitness en Venezuela. En su cuenta de Instagram, con más de 1.600 seguidores @Amarisodonto la víctima se mostraba como una mujer independiente e inspiradora.

Feminicidios

cita-4-feminicidios

Otro caso de homicidio y suicidio

A seis meses del asesinato de Katherine Andreína González León, de 24 años de edad, su tío Sheraly González contó cómo en medio del luto los padres de la mujer tuvieron que sortear las trabas del sistema judicial para lograr la tutela compartida de los tres niños de dos, cuatro y siete años que quedaron huérfanos luego del homicidio de su madre y suicidio de su padre. Un arduo camino que incluye continuas visitas al Cicpc y la Fiscalía para lograr un acuerdo, en este caso, con los abuelos de los niños.

La mujer fue asesinada de seis disparos por su esposo Luis Blanco el 14 de mayo de 2017, pasadas las 8 de la noche, frente a su padre y dos amigos en la parte alta de la quinta de su familia, ubicada en el kilómetro 12 de El Junquito. Posteriormente, el hombre se suicidó. El suceso ocurrió en plena celebración del Día de la Madre. El tío de la víctima relata que desde finales de 2016 su sobrina intentó separarse de su pareja, pues él la acosaba y perseguía.

“Su ausencia duele. Es impresionante saber que hoy en día hay tantas mujeres que pasan por lo que pasó mi sobrina. Con este caso no sólo deberíamos preguntarnos por qué ocurrió este hecho de violencia. Como familiares también tenemos que preguntarnos ¿qué hicimos para que a los 16 años ella se fuera de su casa con ese hombre que la tuvo sumisa y en un mundo paralelo. Desde que ella intentó separarse, ese hombre la tuvo secuestrada en su casa. Era un celópata que nunca la ayudó a evolucionar. Ella era epiléptica y en los últimos meses que estuvieron juntos él le quitó las pastillas y las tarjetas de crédito”, cuenta González.

cita-3-feminicidios

Agregó que la única distracción que su sobrina tenía eran las reuniones familiares con los parientes de su pareja: “La suegra de ella se metió a evangélica y también la quería adoctrinar para que practicara esa religión. Cuando ella tomó la decisión definitiva de separarse, él le pegó. Su pareja era muy violenta. Nunca compartía con nosotros, ni en las reuniones familiares. Solo la dejaba y se iba. Le tenía una persecución. Nunca la dejaba estar sola. Días antes de ser asesinada ella fue a la Fiscalía a denunciar y la familia de él ya la había denunciado por abandono de hogar”.

Cuando fueron a presentar la querella constataron que “las víctimas no continúan con las denuncias, pues no reciben el trato, ni la ayuda adecuada porque los fiscales y los funcionarios no le dan la importancia a estos hechos de violencia contra la mujer. ¿Cómo es posible que hace unos días nos llamaron de la Fiscalía para decirnos que tenían una denuncia por maltrato y les respondimos que esa mujer ya había sido asesinada?”. El hombre añade que para Katherine “no fue fácil denunciar porque los funcionarios del Cicpc que recibieron el caso, y que le dieron una orden de restricción para que su pareja no se le acercara, conocían al agresor”.

El tío de la víctima considera que registrar el caso no es suficiente: “Mi sobrina había realizado varias denuncias e igual fue asesinada. Espero que el caso sirva de ejemplo, para que las mujeres tomen acciones y así eviten maltratos”.

Feminicidios 2

Una sociedad enferma

La sociólogo María Antonieta Escobar sostiene que la situación país ataca de manera directa a las mujeres: “Los casos de violencia contra la mujer ocurren prácticamente en todos los estatus. Pero se reflejan más en la parte más desfavorecida y en las clases humildes”.

Según la especialista, “estamos recargando demasiado a la mujer, quien por lo general no duerme pensando cómo hacer para llevar las riendas del hogar, pues sus prioridades son sus hijos y el hogar. Esa misma situación hace que las mujeres descuiden a sus parejas, quienes en la mayoría de los casos no dejan de hacer su vida y de realizar sus actividades. En las familias con hombres machistas, este descuido por parte de la mujer puede generarle inseguridad a los hombres y por eso es que vemos cómo muchas venezolanas son agredidas por sus parejas”, explicó Escobar.

Este 2017 las organizaciones no gubernamentales Cepaz, Freya, Asociación Civil Mujeres en Línea y Avesa presentaron el informe Mujeres al límite que documenta la vulneración de los derechos humanos de las mujeres en el país, debido a la grave crisis económica, política, social y humanitaria.

Los hallazgos de la investigación dan cuenta de cómo el entorno tiene un impacto desproporcionado y diferenciado sobre la vida de las féminas, en un contexto donde el Estado venezolano ha optado por ignorar sus obligaciones en materia de derechos humanos. “Desde la escasez de métodos anticonceptivos e insumos de higiene menstrual, hasta los numerosos obstáculos existentes para el acceso a la justicia cuando son víctimas de violencia machista, las mujeres enfrentan numerosos retos en el disfrute pleno de sus derechos más elementales sin que el Estado tome medidas afectivas al respecto”, refleja el informe.

cita-2-feminicidios

La investigación también agrega que los feminicidios, entendidos como muertes violentas de mujeres por razones de género, han ocurrido en Venezuela desde siempre, sólo que su denuncia, sanción y registro bajo tal denominación se inicia gracias a la reforma de la Ley Orgánica sobre el Derecho de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia del año 2014, en la que se incluyó el delito de feminicidio en el artículo 57.

Antes de la reforma de esta norma los datos que se manejaban eran cifras totales de homicidios que incluían hombres y mujeres, y sólo se conocían algunos estudios puntuales en los que se hacía referencia a la tasa o número de feminicidios en Venezuela, entendiéndolos como toda muerte violenta de mujeres y no solo las ocurridas por razones de género, siguiendo los estándares internacionales sobre los derechos de las mujeres a una vida libre de violencia.

Situación alarmante

En el documento conjunto de las ONG se divulgan datos más precisos sobre el feminicidio en Venezuela, gracias al Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la CEPAL. En el país, se registraron 74 crímenes de este tipo en 2014. La investigación agrega que en los dos últimos años se han incrementado las cifras totales de feminicidio, de acuerdo con los informes de Gestión del Ministerio Público que reportó un total de 121 en 2015 y otros 122 en 2016, sin contar los “frustrados” que superan en proporción a los consumados. El dato de 2017 correspondiente tan solo a la ciudad capital augura un total nacional mucho más abultado. De hecho, entre el primero de enero y el 17 de agosto de 2017 un total de 254 mujeres han sido asesinadas en Venezuela, de acuerdo a informaciones suministradas por el Instituto Metropolitano para la Mujer (Inmemujer).

cita-1-feminicidios

No obstante, datos extraoficiales recopilados por Cotejo.info –considerando los delitos reflejados en la prensa– refieren que el año pasado 169 mujeres fueron víctimas de feminicidio. El número supera a las que fueron asesinadas por robo o por la violencia criminal. No obstante, en 25% de los 336 asesinatos de mujeres y niñas durante 2016 reflejados en la prensa no hay móvil claro, lo cual pudiera esconder más casos de violencia de género no determinados como tales. Ese mismo estudio, confirma que el último trimestre del año fue el más sangriento y ubicó a Vargas, Falcón y Trujillo como los estados con mayor tasa de feminicidios. Según el mismo levantamiento de datos, la tasa nacional en 2016 fue de 2,18 asesinatos de mujeres por cada 100 mil.

Hace un año, de hecho, ya quedaba claro que Venezuela superaba el promedio mundial. Datos de la Organización de Naciones Unidas indican que mientras la media mundial de casos es de 3 por cada 10 mujeres, en el país la proporción está 10% por encima. Por su parte, informes de las ONG Centro de Justicia y Paz, del Observatorio Venezolano de los Derechos Humanos de las Mujeres, Fundamujer y Asociación Larense de Planificación Familiar situaron a Venezuela entre los 15 países con más feminicidios en el mundo.

“Venezuela es uno de los países con las cifras más altas de violencia contra la mujer. Se calcula que 40% de las mujeres venezolanas han sido, son o serán víctimas de algún tipo de violencia. Es decir: 4 de cada 10”, decía entonces Beatriz Borges, directora de la ONG Cepaz.

Un año más tarde, la especialista ratifica que al Estado le falta voluntad para frenar la violencia contra la mujer: “Existe 96% de impunidad en las denuncias que se hacen de estos casos. Datos de la Fiscalía General de la República indican que la segunda causa de muerte violenta en el país es el feminicidio”.

La representante de la organización no gubernamental refiere que en el informe Mujeres al límite también se hace mención a la baja de las cifras de forma artificial: “Por ejemplo, mujeres asisten en Fiscalía y, cuando llegan, los vigilantes las supervisan para indagar si tienen algún golpe o lesión antes de dejarlas formalizar la denuncia. Entonces muchas lamentablemente desisten. A principios de este 2017, (el presidente del TSJ) Maikel Moreno dijo que las cifras habían disminuido en un 90%”.

¿Dónde denunciar?

La ONG Mujeres Venezolanas en Acción ha desarrollado un mapa interactivo de denuncias, mediante el cual las personas agredidas pueden registrar su caso, sin necesidad de revelar su identidad. Además, se lleva la cuenta de los totales por entidad federal. Miranda, Distrito Capital y Carabobo llevan la delantera.

En esa organización advierten que luego de que un hombre ejerce presión psicológica sobre una mujer, puede derivar en maltrato físico.

Cx_Feminicidio-01

Para sumarse

El sábado 25 de noviembre, se conmemorará el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer iluminando de color naranja el obelisco de la Plaza Altamira, a partir de las 6 de la tarde.

Al día siguiente, domingo 26, se realizará en la Plaza Miranda del municipio Sucre una carrera de 5 kilómetros para alertar y denunciar la violencia que existe en el mundo hacia las mujeres. Es el primer evento de este tipo que se realiza en Venezuela.

Cx_Feminicidio-04