Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Pensionados en el exterior llevan casi un año sin los dólares de Cencoex

AP Images
23/06/2016
|
FOTO: ARCHIVO | AP

La opción de solicitud de divisas para jubilados y pensionados en el exterior permanece inactiva desde hace 6 meses en el portal web del Centro Nacional de Comercio Exterior.

A pesar de que el gobierno no ha derogado ni modificado la Providencia 019, que establece la administración, requisitos y trámite para la adquisición de divisas para el envío de divisas a jubilados y pensionados residentes en el exterior, los mecanismos previstos en la normativa no se encuentran disponibles.

Según se pudo conocer durante una visita al centro de atención al usuario de Cencoex, la opción para que las personas puedan convertir en divisas el dinero de su jubilación o pensión no está disponible en el sistema. “Eso lleva así todo 2016″, dijo uno de los operadores del organismo.

Añadió que esto se debe a que hay muchas solicitudes pendientes de 2015, por lo que este año no se ha habilitado el proceso para recibir más. “Hay personas que tienen seis, siete y hasta nueve meses esperando”, añadió.

Precisó que aunque la solicitud tenga estatus de “aprobado”, esto no garantiza la liquidación de las divisas, que por ley se hace a la tasa de Bs 10 por dólar. “Una vez que te lo aprueban solo queda esperar”.

Y esperar bastante. A través de las redes sociales han sido publicadas múltiples denuncias sobre la situación de los jubilados en el exterior y se reportan retrasos de hasta un año en los pagos de Cencoex.

El tema ha generado tal preocupación que incluso, se han hecho solicitudes públicas a través de Internet. Desde 2015 está activa una petición en el portal web de Avaaz, una asociación civil internacional que promueve el activismo ciudadano, dirigida al presidente de Cencoex y del Banco Central de Venezuela.

“Durante el año 2015 se han retrasado notablemente los abonos y por tanto los pensionados y jubilados no podemos hacerle frente a los gastos diarios. Esto ha traído como consecuencia un grave deterioro de nuestra vida ya que nos vemos imposibilitados de costear los más elementales asuntos: albergue, comida, medicinas, ropa y calzado, entre otros”, indica el texto de la petición, que tiene el objetivo de llegar a los 3.000 firmantes.

Una situación similar viven los solicitantes de divisas para casos especiales, es decir, aquellos que requieren dólares para tratamientos de salud, investigaciones científicas, deportes, cultura, entre otros. “Esos también tienen meses esperando”, dijo un funcionario a una usuaria consultada.