Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Comerciantes condicionan pagos con billetes de Bs 100.000

Billete de Bs 100.000
10/11/2017
|
FOTO: FEDERICO PARRA | AFP

A una semana de que comenzara a circular el billete de Bs 100.000, los comercios no lo reciben por la falta de billetes de menor denominación para entregar vuelto, por lo que terminan condicionando su aceptación a una compra mayor.

Sergio tuvo en sus manos un billete de Bs 100.000, ahora el de más alta denominación pero también el que le recuerda que su quincena quedó reducida a una sola pieza monetaria.

Dispuesto a comprar pan, se acercó a una panadería ubicada en la urbanización Los Chaguaramos, en la capital venezolana y donde le rechazaron el billete por no contar con suficiente papel moneda para dar el vuelto.

Frustrado por tener que regresar a casa sin el ansiado producto para su familia, al día siguiente intenta hacer una pequeña compra en un supermercado de El Valle, al sur caraqueño, pero una vez más no le aceptan el billete por la misma razón.

Acude a una carnicería en la avenida Fuerzas Armadas (centro norte de la ciudad) para cambiar la unidad monetaria que le ha complicado el día a día. El encargado le dijo que no podía ayudarlo porque hacerlo lo dejaría sin efectivo en un momento en el que el país padece una crisis de billetes por la poca previsión del Banco Central de Venezuela de emitir cantidades suficientes de papel moneda para hacerle frente a la hiperinflación.

Sergio, cuyo sueldo apenas supera el mínimo legal de Bs 177.507, dijo a El Estímulo que en todos los locales le condicionaron la aceptación del billete a una compra equivalente a Bs 80.000. “Solo así me dijeron que me lo recibían, pero yo no podía gastarlo casi todo en un solo sitio”, indicó.

El caso de Sergio se repite una y otra vez en distintos establecimientos de la ciudad capital. Pocos comerciantes se atreven a recibir los nuevos billetes y menos en medio de constantes fallas de los colapsados puntos de venta electrónicos, lo que los hace ser más previsivos en el manejo del efectivo.

En un café localizado en un centro comercial de Montalbán, al suroeste de Caracas, su dueño asegura que lo acepta y lo cambia en la papelería contigua o en la entidad bancaria ubicada en el mismo piso que su negocio.

Carmen, dueña de quiosco en el que vende periódicos en la urbanización Vista Alegre, también al suroeste, se niega a aceptarlo. La compra de dos o tres periódicos son Bs 10.000, pero “entre las bajas ventas y la escasez de efectivo no puede permitirme quedarme con uno porque luego no tengo como dar cambio”, aseguró a El Estímulo.

El nuevo billete de más alta denominación en la economía venezolana apenas equivale a dos dólares a la tasa de cambio del mercado paralelo de Bs 50.000, la única a la que tienen acceso los ciudadanos, ya que el tipo de cambio Dicom de Bs 3.345 solo es utilizada para el pago de servicios atados al área tributaria y arancelaria y Dipro –de Bs 10– solo es permitio para importaciones del gobierno.

El presidente Nicolás Maduro anunció sorpresivamente días atrás la entrada en circulación del billete de Bs 100.000, con un valor nominal cinco veces superior al de Bs 20.000, que hasta el 3 de noviembre se mantuvo como el de mayor denominación desde enero de este año cuando comenzó a circular como parte del nuevo cono monetario.

La velocidad con la que avanza la inflación ha erosionado el valor de los papeles de Bs 500, Bs 1.000, Bs 2.000, Bs 5.000, Bs 10.000 y Bs 20.000, por lo que el gobierno se vio en la necesidad de imprimir de una vez un billete de Bs 100.000, sin considerar el de Bs 50.000.

Al finalizar septiembre –data más reciente del BCV– 14.329,8 millones de billetes circulaban en la economía contra 13.246,3 millones al cierre de 2016, es decir, la cantidad de papel moneda creció 8,17% en nueve meses, mientras que la inflación en el mismo período fue de 536%, de acuerdo con la medición de la Asamblea Nacional.

Por su parte, el dólar paralelo –de referencia para la fijación de precios de bienes y servicios– escaló 821% en el año hasta el cierre del tercer trimestre, al pasar de Bs 3.164,72 a Bs 29.146,11.

A la fecha, el BCV no ha informado de cuántas piezas de Bs 100.000 dispone, pero lo cierto es que al término de octubre la tasa de cambio en el mercado paralelo se ubicó en Bs 41.194,87 (1.201% hasta octubre) y la inflación en 45,5% y la acumulada en 10 meses en 825,7%.

Cuando ya finaliza la primera semana de noviembre el billete amarillo de Bs 100.000 que copia el mismo diseño del papel de Bs 100, sirve para comprar solo un kilo de café molido en el mercado de Quinta Crespo.

En las taquillas de los bancos del país y ante el racionamiento de billetes (el tope por cajero automático es de Bs 5.000), solo entregan uno por cliente. Sin embargo, el destino de esta nueva denominación parece ser por ahora, la banca.

 

 

 

 

error: