Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Paralizada en más de 90% la construcción en Carabobo

Construcción economía
10/10/2017
|
FOTO: ARCHIVO / LESLIE MAZOCH / AP

Las cifras del descenso de la construcción en el estado Carabobo no distan mucho de las que existen a nivel nacional. La parálisis se calcula en más de 90% a lo largo de este 2017.

Luis Barón, presidente de la Cámara de la Construcción en el estado, señaló que la falta de insumos y de una política económica cambiaria adecuada son las responsables de la caída del sector.

“Desde el año 2011-2012 el Producto Interno Bruto de la construcción viene en franco deterioro. En 2012 el PIB de la construcción aportaba 5,6% y a finales de 2016, cuando se pudo tener la estadística, teníamos -12.1%. Eso implica una pérdida de aproximadamente 20% del PIB desde 2012 a 2016”, dijo el dirigente empresarial.

Barón puntualizó que además que enfrentan que dos tercios del parque industrial está paralizado, incluyendo las empresas básicas.

Refirió que por ejemplo Sidor, que producía 2,8 millones de toneladas métricas fue privatizada y en 2007, producía 4,3 toneladas métricas (TM) al año. Para finales de 2016 la salida al mercado de estos insumos se ubicó en 0,5 millones de TM. Al cierre del primer trimestre de 2017, según fuentes extraoficiales, la contracción del sector siderúrgico nacional aumentó entre 90 y 95%.

Asimismo indicó que en 2007, antes de que fuese estatizado el sector cementero, se producían 10,2 millones de toneladas métricas, mientras que al cierre de 2015 se produjo una baja de 42% en 5,9 millones de toneladas métricas, de acuerdo con estadísticas fundamentadas.

Al cierre del primer semestre de 2017 la contracción del sector cementero nacional fue de 60%, según fuentes no oficiales.

De igual manera sostuvo que la política cambiaria errada ha hecho que los precios de muchos materiales se consigan en el mercado a dólar paralelo, lo que hace que los costos se eleven.

“Tener un dólar regulado al cual no tenemos acceso hace que muchos precios estén anclados bajo ese cambio de 10 bolívares, pero realmente nosotros estamos adquiriendo a los proveedores que nos despachan la gran mayoría de los insumos, tienen que buscar esas divisas en el mercado paralelo y en consecuencia los productos nos llegan a un precio tasado a ese mercado, eso genera una gran distorsión porque estamos luchando contra una inflación que no hay manera de controlarla”, detalló Barón.