Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Aprendiendo con Nanutria: ¿De verdad funciona mandar fotogüevo?

nanutria

No hay otra manera de referirse a esto, así que disculpe usted si es lector pudoroso. Tras el éxito de su entrevista a “la chama que vende nudes”, consultamos al comediante Víctor Medina, alias Nanutria, sobre la efectividad de esta agresiva forma de levante que muchos de ustedes ponen en práctica

-Víctor, usted que es un investigador de la concupiscencia y se ha adentrado en el mundo de los nudes, dígame algo: ¿mandar fotogüevo a una mujer que no lo ha solicitado, funciona? ¿Es posible coronar gracias a una fotogüevo?
-Mmm… bueno, yo no lo hago. Aprendí a soportar el rechazo hacía a mí, pero no hacía mis partes. Pero la gente sí lo hace y es como una apuesta, 50% – 50%.

-Intriga saber qué tiene en mente alguien que decide hacer eso… ¿Será algo como “no me has hecho caso, pero a “este” sí?
-Creo que pueden ser dos cosas. Una, que se trate de alguien con demasiada autoestima y que cree que su pene es una oferta que nadie puede rechazar. La otra es que sea una forma de llevar una relación que está destinada al friendzone a otro nivel: o se pone sexual la cosa o lo rebotan y ya nada más. Es un all in.

-¿Pero no es más sencillo proponer la salida, el vamos a ver una películita en la casa?
-Sí, sí, es más sencillo. Y eso es lo que aplicaba yo, pero siento que esto ya es como eliminar cualquier duda, es esperar que le digan “eres un pasado, sádico, las cosas no son así” o que le den alguna respuesta afirmativa que no deje ninguna duda de lo que se quiere.

-Víctor, noto cierta insistencia en aclarar que usted no es de esa clase de gente que manda fotogüevo a las muchachas…
-Jajajaja, es que siempre me ha parecido una locura esa práctica. Pero he sabido de demasiada gente que la aplica y le funciona. Inclusive mostrarlo en persona: sacárselo.

-Sacárselo en vivo ya es otra cosa. Y puede ocasionar serios problemas si usted es un gordo productor de cine… Hablemos de sus conocidos. ¿A algunos amigos suyos les ha resultado una estrategia exitosa mandar las fotos?
-Claro, a muchos sí aunque a otros no les ha resultado nada efectiva.

-Y en esos casos exitosos, ¿ya había un trabajo previo de seducción, de coqueteo, o apostaron a lo directo de una vez?
-No, los que pasan de una vez a eso creo que lo hacen más por la travesura de “me lo vio”. Ya es como por maldad. Los otros, los que van poco a poco es porque llevan la cosa a un punto de seducción, no encuentran una resolución rápida y se van a la apuesta.

-Supongamos que la foto es aceptada. ¿Se pide un nude a cambio? Es decir, como un pacto, o tener una foto rehén…
-Pues creo que es lo que se espera. Estoy seguro de que el envío de la foto siempre va acompañado de un “mira cómo me tienes” y si es así no creo que un “ay qué lindo”, sea la respuesta que se espera. Al menos un sexting.

-La peor respuesta sería un “jajaja”
-Sin duda, o un emoji de carita vomitando.

-El sádico podría interpretar ese emoji de otra manera…
-No sé cómo interpretar vómito de otra forma, no soy tan sádico.

-Yo tampoco… Volvamos al tema. ¿En qué categoría de gente se ubica la que manda fototrampas de fotogüevo?
-Bueno, no los juzgo, una foto de pene tiene que ser casi artística para que no se vea tan mal. Habría que jugar con perspectiva y demás, para que no parezca una foto que le envía uno al urólogo

-¿Y esos otros que hacen una suerte de “phishing”, que mandan la foto a varias al mismo tiempo a ver cuál cae?
-Ah, creo que eso es porque si les costó mucho tomarse su foto, pues ya no la quieren desperdiciar enviándola una sola vez. Son tipos que aprovechan, que trabajan al mayor. Es pesca de arrastre

-¿Ha visto usted surgir una historia de amor que haya comenzado con fotogüevo?
-Sí, me ha parecido una locura, pero sí. De hecho, de sacadas de güevo también. Pero así son los universitarios. Y, por otro lado, también he visto gente mega rechazada.

-Debe ser un rechazo doblemente doloroso, tras una apuesta de esa naturaleza… Pero volvamos al inicio: ¿si no te han hecho caso, si no se ha concretado nada, por qué pensar que va a suceder mandando una foto?
-Patadas de ahogado, ya es el desespero máximo. Es decir esto es lo que tengo: lo toma o lo deja.

-Sus amigos que hacen estas cosas -ellos, no usted- ¿reconocen abiertamente que recurren a esta estrategia de dudosa moralidad?
-Sí, aunque después de estos últimos años en donde todas esas prácticas son abiertamente mal vistas ahora son más recatados al jactarse de sus fechorías.

-¿Los nudes que mandan las mujeres sí deben ser más efectivos, cierto?
-Sí, a menos de que sean como foto-vagina. Eso creo que tampoco sería muy bien recibido así de repente. He sido víctima de esa práctica y no es tan grato.

-¿No le gusta la foto-vagina? ¿Le hace falta todo lo que la rodea?
-Claro, es que la vagina no es tan bonita. O sea, en el contexto del cuerpo sí, pero una vagina sola en close-up, es como pedir mariscos en un restaurante. No es fotogénica.

-¿Qué porcentaje de éxito tiene un nude femenino en comparación con la fotogüevo?
-Uy demasiado, aunque es distinto, porque que una mujer mande un nude ni siquiera significa que uno se la vaya a coger, puede ser que lo haga solo para subirse la autoestima. Pero en 80% de los casos es bien recibido, mientras que el pene sorpresa debe tener una aceptación de 10%. Si acaso.