Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El ‘hacedor de viudas’ ha regresado

Maquinassfeatureub
28/07/2017
|
FOTOGRAFÍA: CARAND DRIVER

Con unos impresionantes 700 caballos de potencia y características propias de los autos de carrera, el Porsche GT2 RS 2018 se convierte en el 911 más rápido creado hasta ahora

A la hora de hablar de autos veloces, Porsche es sin duda una de las marcas que nos vienen a la mente, una condición que queda remarcada con el nuevo 991 911 GT2 RS, una verdadera bestia que combina lo mejor de la tecnología de la firma alemana en las pistas, pero homologado para circular por las calles, aunque solo por los más aptos.

Sencillamente impactante, el nuevo integrante de la familia lleva la genética 911 impresa en cada milímetro, pero con características que lo acercan más a un modelo desarrollado para un campeonato GT que al auto que manejarías para ir de compras.

au3

 

Heredero de una saga que despunta como la más extrema en Porsche, al observar el frontal del nuevo 911 GT2 RS salta a la vista sus portentosas tomas de aire delanteras, muestra inequívoca de que los intercoolers que nutre son de tamaño mayor. A ello se añade tomas en los laterales traseros.

Las aletas delanteras con rejillas de ventilación son bastante más anchas para dar cabida a los neumáticos de alto rendimiento de calibre 20 adelante y 21 atrás, medida esta última que permite equilibrar la potencia transmitida por el eje direccional para mantener la destreza en baja y la estabilidad a altas velocidades, respectivamente.

au4

El capó en fibra de carbono –con otro par de tomas de aire- y la bóveda del techo fabricado en una aleación de magnesio son otros de los avances de competición que integra, con lo cual se reduce el peso y permite mejorar el desplazamiento.

Al fondo, el impresionante tamaño del alerón trasero habla de la necesidad de un gran estabilizador para mantener la adherencia, al tiempo que los inmensos escapes añaden puntos adicionales a lo que sin duda es un comportamiento extremo.

Como buen deportivo, el interior sobresale por la sencillez, sin que ello signifique desmejorar el lujo que caracteriza a la marca.

au6
Las dos butacas de fibra de carbono tipo baquets están recubiertas en negro y rojo que junto a la firma de la casa “Weissach RS” refuerzan el carácter deportivo, mientras que la jaula de seguridad es un entramado tubular que tiene tanto de protección como de estética.

A diferencia de un auto de carrera, el 911 GT2 RS 2018 incorpora un centro de control dominado por el Porsche Communication Management (PCM), que permite maniobrar el audio y los sistemas navegación y comunicación.

Más rápido y furioso

Todo este derroche de aerodinamismo está enfocado en permitir al corazón de esta bestia latir en todo su esplendor. Y lo hace.

Equipando el mismo propulsor del 911 Turbo S, los desarrolladores se las arreglaron para aumentar en 80 el número de caballos y llevarlos a unos impresionantes 700 hp y 750 Nm de par, gracias a turbocompresores más grandes y un sistema de pulverización del aire que es enfriado por agua.

Con apenas 1.470 kilos de peso, estos adelantos permiten al nuevo 911 GT2 literalmente volar sobre el pavimento: va de 0 1 100 kilómetros/hora en apenas 2,8 segundos y alcanzar los 340 km/h, mejores prestaciones que su hermano de pistas.

 

au2

A despecho de los puristas, no vendrá con caja manual sino con una PDK de doble embrague y siete cambios.

Obviamente, cuenta con aditamentos que permiten controlar esta braveza, como tracción integral y el preciso sistema Porsche Stability Management. Sin embargo, sigue siendo un peligro en manos inapropiadas. No en balde sus predecesores se ganaron el mote de “hacedor de viudas”.

Limitados como todos los 991 GT2, la producción se circunscribirá a solo 1.000 unidades totalmente ya colocados sin haber salido de planta, y por los cuales cada comprador tuvo que pagar la bicoca de 326.934 euros.