<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

56 nuevos contagios y Maracaibo en riesgo: avanza el coronavirus

Este lunes Venezuela ya suma 1.177 casos de COVID-19, de los cuales 865 están activos. En varios municipios del área de influencia del mercado "Las Pulgas" en la capital zuliana se tomarán medidas especiales para controlar lo que ya es un nuevo foco de contagio

56 nuevos contagios y Maracaibo en riesgo: avanza el coronavirus

A las 7:49 de la noche a través de la cuenta de Twitter de VTV se dio el aviso de que «en breve» el vicepresidente de Comunicación, Cultura y Turismo daría declaraciones. ¿Un efecto de la salida de circulación de DirecTV? Es posible. Como sea, el reporte volvió a hacerse por segmentos, con discursos intercalados contra Jair Bolsonaro y llamados de alerta a los habitantes de Maracaibo: tenemos 56 nuevos contagios de COVID-19 para un total de 1.177.

Y aunque todos fueron detectados dentro del país, la narrativa oficial es hacer énfasis en la amenaza externa, lo que viene de afuera. Y lo que viene de afuera son venezolanos.

Lo que indica la estadística del gobierno es que en las últimas 24 horas se diagnosticaron 10 nuevos contagios de COVID-19 de los considerados «comunitarios», 42 de los que llaman «importados» y 4 de la categoría contabilizada como «contacto con viajero».

De los 10 «comunitarios» hay 2 dentro de una misma familia: dos hermanas, residentes en la localidad Altagracia, del cesado Sucre, cuya madre había dado positivo para la enfermedad previamente. Ambas están asintomáticas y fueron ingresadas a un hospital.

Los otros 8 encienden la alarma en Maracaibo. Y justo donde hoy hubo protesta y represión, el famoso mercado «Las Pulgas». Rodríguez advirtió que desde hace dos días se presentan nuevos contagios de COVID-19 en personas vinculadas al mercado.

El primero del reporte es una trabajadora de «Las Pulgas», de 25 años de edad y residente en la parroquia Santa Lucía.

Un hombre, comerciante, de 25 años y que reside en la parroquia Chiquinquirá. Y de allí también, otro comerciante, de 41 años de edad.

Una mujer, de 55 años, indígena wayú, de condición diabética, habitante de la parroquia Cacique Mara.

Una ama de casa, de 74 años, con antecedentes de hipertensión, que reside en la parroquia Chiquinquirá. En esa misma parroquia, un hombre de 33 años, que trabaja en el área de mantenimiento de un centro de salud.

Un hombre, de 46 años, vigilante y quien reside en la parroquia Raúl Leoni.

Una mujer, ama de casa, de 57 años, vecina de la parroquia Santa Lucía.

Rodríguez aseguró que «Las Pulgas» podría convertirse en un foco de alta peligrosidad y que podría ser peor que el foco de la escuela de beisbol de Nueva Esparta. Explicó que considerando a todas las parroquias del entorno del mercado, la población en el área de riesgo es de al menos 767 mil personas. Informó que en todas se harán jornadas de despistaje masivo con pruebas rápidas y PCR y que se exigirá a sus habitantes mayor cumplimiento de las normas de la cuarentena.

Sobre los nuevos contagios de COVID-19 contabilizados como «importados», el vicepresidente de Comunicación dijo que se trata de 32 venezolanos provenientes de Colombia y 10 de Brasil.

También hizo un pronóstico: «En los próximos días veremos que Brasil será el nuevo epicentro de la pandemia».

Los 4 casos restantes los abordó con rapidez: forman parte del personal de salud que atiende en los Puntos de Asistencia Social Integral (PASI) instalados en las zonas fronterizas. Se trata de cuatro mujeres: 44 años (Apure), 37 años (Bolívar), 27 años (Miranda) y 38 años (Guárico).

«Deben respetarse los protocolos de bioseguridad», apuntó como deslizando un señalamiento…

En esa misma tónica, echó mano de la data: entre el 9 de mayo y el 25 de mayo han detectado 789 nuevos contagios de COVID-19, de los cuales 605 son considerados «importados». Es decir, 77%.

El cuadro general indica 1.177 casos, 865 activos, 302 recuperados. 476 son atendidos en hospitales, 372 en CDI y 17 en clínicas privadas. La cifra de fallecidos continúa igual: 10 personas.